jueves, 9 de octubre de 2008

Artículo de opinión: Gaudí no quería morir de éxito

OPUS MEI

Gaudí no quería morir de éxito

JOSEP Pernau
Primero fueron los Juegos Olímpicos, después el Año Gaudí y ahora el alcalde avisa a sus conciudadanos del riesgo de que Barcelona muera de éxito. Con espíritu previsor, la ciudad puso en marcha un plan de hoteles para la convocatoria del músculo de 1992, que quedó ridiculizada por el boom hotelero que vino después. El santo Antoni Gaudí no podía ni sospechar el dinero que movería su legado arquitectónico, que él levantaría para Dios y para la familia Güell, y que seis millones de curiosos de todo el orbe harían suyo. Ahora el alcalde Hereu ha puesto el freno, porque todos los extremos son malos y el del éxito se ha convertido en una amenaza de que Gaudí se devore a sí mismo.
Los medios de comunicación han publicado imágenes de la acción destructora de los admiradores del arquitecto catalán, que se ha cebado sobre todo en los reptiles de cerámica del parque Güell. Por todo el planeta hay muestras del famoso trencadís, de admiradores que no fueron capaces de resistir la tentación de llevárselo a su casa de Massachusetts o de Japón. Son apóstoles de la Barcelona gaudiniana, con lo que los devotos se multiplican, pero los depredadores del arte modernista, también.
Es la serpiente que se muerde la cola. Se denuncia la apropiación indebida de un fragmento artístico y a la vez nuevos viajeros se sienten atraídos por una ciudad que seduce al amante del arte hasta el extremo de convertirlo en amante de lo ajeno. Si la información sobre los valores artísticos de Gaudí me ha de crear problemas de conciencia, me asesoraré con una persona competente. Pero otros harán lo mismo, sentirán la misma curiosidad. Total, que se formarán nuevas corrientes viajeras hacia Barcelona y volveremos a estar como antes. No habrá quien lo evite.
..............................................................................................................
Es querer parar el agua con las manos tienes razón Josep Pernau es muy clarificante tu articulo acerca del fenómeno Gaudí turístico, pero nadie quiere tomar conciencia, la unica manera que se ha descubierto en el inconsciente colectivo para parar la Gaudimania es la destrucción o abandono de las obras de Gaudí, 100 años después aun no hemos aprendido como conservarlas.
Tal vez haya que planterse porque??
Luis Gueilburt


4 comentarios:

  1. Me parece fantástico este blog. Felicidades señor Gueilburt.
    Fuí alumno suyo hace años de una asignatura introductoria a Gaudí en la UPC, y me encantó.
    El motivo de este comentario es sobre las modificaciones que se están llevando a cabo en el Palacio Güell. ¿Se ha pasado por ahí últimamente? La fachada monocroma de piedra mate blanca ahora es ¡¡¡bicolor!!!. Los marcos de las ventanas, tribunas y cornisa superior son ahora de un color gris oscuro que además brilla como si se hubiera esmaltado.
    ¿Qué nuevos argumentos se habrá sacado ahora el señor restaurador Antonio González de la manga para justificar tales cambios? ¿Por qué está pasando todo esto?

    ResponderEliminar
  2. Gracias Pedro por tu intervención, y porque te acuerdes bien de mi curso.

    Las obras de Gaudí como todas las obras de arquitectura requieren mantenimiento y restauración y si nadie controla todos los detalles resulta que las obras van cambiando, y aun teniendo mucho cuidado de ellas las obras parecería que tienen vida propia.

    De todas maneras lo que se ha hecho en el "palau" fue pulir la piedra de la fachada de alguna manera se quizo mejorar lo que se habia hecho en su tiempo, la discusión seria se puede mejorar a Gaudí yo diría que sin ninguna duda que si, pero creo que habría que hacerlo en otro sitio.

    En el caso que nos compete habría que investigar si la piedra de la fachada alguna vez estuvo pulida y se perdió el pulido o por si lo contrario no lo estuvo y ahora se tomo la decisión de pulirla, yo no lo se la verdad.

    Con respecto al mantenimiento y limpieza es imprescindible y a veces a la persona que limpia se le va un poco la mano en su esmero y debería haber alguien que sepa decir basta.

    En el caso de Gaudí no existe ninguna entidad que tenga ese prestigio y fuerza.
    Es una pena pero es así a ver si algún dia se consigue

    ResponderEliminar
  3. Estoy llegando en Barcelona, soy francesa y estoy buscando informaciones a proposito de este maravillosa ciudad. He encontrado muchos blogs y uno en particular es muy interesante.
    Adjunto el link por si le interesa.

    Barcelonablog.wordpress.com
    Es siempre interesante tener distintos puntos de vista sobre un mismo artículo:)

    Espero que tengas un buen dia.
    Mélanie.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Melani me mirare con calma este blog que me recomiendas porque a primera vista no he visto el articulo a que te refieres pero lo buscare, con mi blog lo que pretendo es que haya un foro de Gaudí lo mas completo posible, por eso le llamo el fenomeno Gaudí abarca distintas disciplinas y maneras de ver la misma realidad
    Un cordial saludo
    Luis Gueilburt

    ResponderEliminar