miércoles, 24 de diciembre de 2008

Paz y amor para todos

La Navidad es la fiesta del calendario cristiano más importante junto con la Pascua, para el colectivo más numeroso de la ciudad, al que MELILLA HOY desea paz y amor en estas significativas y entrañables fechas

Melilla Hoy Redacción


24/12/2008

Rendir tributo por causas loables y merecedoras de reconocimiento es precisamente lo que ha hecho el Gobierno presidido por Juan José Imbroda que acaba de mostrar su agradecimiento público al insigne arquitecto Enrique Nieto y Nieto por su impulso arquitectónico al denominado “Triángulo Modernista” de la ciudad, a través de la inauguración de una estatua al discípulo de Gaudí, frente al Edificio Melul del número 1 de la Avenida de Juan Carlos I Rey. La obra del escultor melillense Mustafa Arruf viene en parte a saldar una deuda histórica y a rendir merecido homenaje a uno de sus hijos adoptivos más ilustres.
“La belleza no mira, sólo es mirada", comentó un día Albert Einstein. Con esa misma ingenua y modesta actitud, Melilla invita a descubrir una belleza inédita. La perfección del trazado urbano melillense y la monumentalidad de su arquitectura se han convertido en uno de los pilares de ese valor tangible, visible y estudiado, que puede hacer de Melilla Ciudad Patrimonio de la Humanidad, como pretende lograr la Fundación Melilla Ciudad Monumental.

El resultado de la mezcla de estilos y personajes que creyeron en Melilla y la dotaron de una elegancia serena y vigorosa fue la Melilla Modernista que conocemos y que data de principios del siglo XX.

En concreto, la corriente modernista llegó a Melilla de la mano del arquitecto Enrique Nieto, un discípulo de Gaudí que a comienzos del siglo pasado y una vez asimilado el influjo del genio catalán, lo trasladó a Melilla dando rienda suelta a su creatividad en las calles y plazas de este enclave norteafricano con su trabajo de años al servicio del Ayuntamiento de la ciudad, levantando grandes homenajes a la arquitectura urbana que han dotado a Melilla de una identidad muy personal. Los edificios de Enrique Nieto extrapolan las fronteras religiosas y de todo tipo como lo demuestran sus diseños de la principal Sinagoga de Melilla, la Mezquita Central y varios edificios para la Iglesia Católica, lo que supone un claro ejemplo de la gran presencia de este estilo arquitectónico en los pilares de la sociedad melillense.

Y en base al homenaje a este creador que contribuyó de manera tan decisiva al esplendor de la ciudad, se dio el aldabonazo de salida a los festejos conmemorativos de la Navidad, que significa nacimiento o natividad, además de ser la fiesta del calendario cristiano más importante junto con la Pascua para el colectivo más numeroso de la ciudad, al que MELILLA HOY ofrece su especial de Navidad y le desea paz y amor en estas significativas y entrañables fechas.
.................................................................................................
Es evidente que la influencia modernista que dejo Enrique Nieto Nieto en Melilla aun hoy rige el destino de los Melillenses.
Melilla es un pueblo en donde el crisol de culturas y religiones esta muy presente, Judíos, Cristianos, Musulmanes, y otras religiones y grupos étnicos diferentes conviven en Melilla logrando un buen equilibrio y sirve como ejemplo de que esa convivencia es posible.

Desde este humilde blog les saludo a todos los melillenses y felicito por esos logros
Luis Gueilburt

No hay comentarios:

Publicar un comentario