jueves, 25 de diciembre de 2008

Carta de los Lectores


Carta de los lectores El Periodico 25/12/2008

LA OBRA DE ANTONI GAUDÍ
Despacho en el Olimpo
Jana Macià Modolell
Cervera

Parece que algunos políticos tengan el despacho en el Olimpo y desde allí regalen ideas celestiales a los mortales que intentamos sobrevivir en nuestro país. En el reciente debate sobre el futuro de la obra de Gaudí, ha habido pruebas de ello. Cerrar la Colonia Güell y modificarla, parar las obras de la Sagrada Família por falta de licencia de obras y no permitir colectas para su construcción... ¿Por qué no nos dejan soñar con la inauguración popular de la Sagrada Família? Si no tiene licencia, se concede, que tampoco cuesta tanto firmar un papel. ¿Por qué no podemos contribuir a sufragar los gastos con nuestro dinero? ¿Lo tienen que controlar todo desde las poltronas? ¿Cómo se puede entender Gaudí si no se viven los espacios con la finalidad que él concibió? Tengo la impresión de estar gobernada por una aristocracia sin ganas de escuchar a la calle, conservadores de influencias a miles de kilómetros del ciudadano. Que alguien me demuestre que me equivoco.
.................................................................................................
Parece que en la calle hay gente que quiere gritar, tal vez de manera inconexa, pero es evidente que estos gritos reclaman responsabilidades sobre el estado de las obras de Gaudí.
El hecho es que desde Cervera, Jana Macià Modolell solicita un poco de cordura nos hace pensar que la democracia aun no ha llegado al legado Gaudiniano.
Necesitamos un congreso serio donde todas las voces sean oídas y la opinión del futuro Consejo Nacional de la Cultura y de las Artes de Catalunya que de una vez por todas aclare donde se deberían poner los acentos para poder mantener en buen estado la obra tal como fue concebida.

Luis Gueilburt

miércoles, 24 de diciembre de 2008

Paz y amor para todos

La Navidad es la fiesta del calendario cristiano más importante junto con la Pascua, para el colectivo más numeroso de la ciudad, al que MELILLA HOY desea paz y amor en estas significativas y entrañables fechas

Melilla Hoy Redacción


24/12/2008

Rendir tributo por causas loables y merecedoras de reconocimiento es precisamente lo que ha hecho el Gobierno presidido por Juan José Imbroda que acaba de mostrar su agradecimiento público al insigne arquitecto Enrique Nieto y Nieto por su impulso arquitectónico al denominado “Triángulo Modernista” de la ciudad, a través de la inauguración de una estatua al discípulo de Gaudí, frente al Edificio Melul del número 1 de la Avenida de Juan Carlos I Rey. La obra del escultor melillense Mustafa Arruf viene en parte a saldar una deuda histórica y a rendir merecido homenaje a uno de sus hijos adoptivos más ilustres.
“La belleza no mira, sólo es mirada", comentó un día Albert Einstein. Con esa misma ingenua y modesta actitud, Melilla invita a descubrir una belleza inédita. La perfección del trazado urbano melillense y la monumentalidad de su arquitectura se han convertido en uno de los pilares de ese valor tangible, visible y estudiado, que puede hacer de Melilla Ciudad Patrimonio de la Humanidad, como pretende lograr la Fundación Melilla Ciudad Monumental.

El resultado de la mezcla de estilos y personajes que creyeron en Melilla y la dotaron de una elegancia serena y vigorosa fue la Melilla Modernista que conocemos y que data de principios del siglo XX.

En concreto, la corriente modernista llegó a Melilla de la mano del arquitecto Enrique Nieto, un discípulo de Gaudí que a comienzos del siglo pasado y una vez asimilado el influjo del genio catalán, lo trasladó a Melilla dando rienda suelta a su creatividad en las calles y plazas de este enclave norteafricano con su trabajo de años al servicio del Ayuntamiento de la ciudad, levantando grandes homenajes a la arquitectura urbana que han dotado a Melilla de una identidad muy personal. Los edificios de Enrique Nieto extrapolan las fronteras religiosas y de todo tipo como lo demuestran sus diseños de la principal Sinagoga de Melilla, la Mezquita Central y varios edificios para la Iglesia Católica, lo que supone un claro ejemplo de la gran presencia de este estilo arquitectónico en los pilares de la sociedad melillense.

Y en base al homenaje a este creador que contribuyó de manera tan decisiva al esplendor de la ciudad, se dio el aldabonazo de salida a los festejos conmemorativos de la Navidad, que significa nacimiento o natividad, además de ser la fiesta del calendario cristiano más importante junto con la Pascua para el colectivo más numeroso de la ciudad, al que MELILLA HOY ofrece su especial de Navidad y le desea paz y amor en estas significativas y entrañables fechas.
.................................................................................................
Es evidente que la influencia modernista que dejo Enrique Nieto Nieto en Melilla aun hoy rige el destino de los Melillenses.
Melilla es un pueblo en donde el crisol de culturas y religiones esta muy presente, Judíos, Cristianos, Musulmanes, y otras religiones y grupos étnicos diferentes conviven en Melilla logrando un buen equilibrio y sirve como ejemplo de que esa convivencia es posible.

Desde este humilde blog les saludo a todos los melillenses y felicito por esos logros
Luis Gueilburt

lunes, 22 de diciembre de 2008

Fallece el escritor José Luis Giménez-Frontín,

Fallece el escritor José Luis Giménez-Frontín,
- 22/12/2008



Giménez-Frontín presentó sus memorias Los años contados el pasado 13 de octubre en la Central del Raval (Foto:Carme Esteve)
El escritor barcelonés José Luis Giménez-Frontín falleció ayer, domingo 21 de diciembre de 2008, en Barcelona a los 65 años de edad a causa de una enfermedad que ha consumido su activa vida cultural y personal en tan sólo tres semanas. Giménez-Frontín, secretario general y ánima mater de la Asociación Colegial de Escritores de Cataluña (ACEC), será recordado como una de las figuras intelectuales más brillantes de la Cataluña y la España actuales por su sólida y completa trayectoria cultural y su activo papel como dinamizador y pensador cultural. Hace sólo tres meses que publicó sus memorias, Los años contados (Ediciones B). El funeral por Giménez-Frontín se celebrará mañana martes en el Tanatorio de Sant Gervasi, de Barcelona, a las 10.30 horas.

José Luis Giménez-Frontín (Barcelona, 1943) era poeta, narrador, ensayista, traductor y crítico literario. En 1981 y 1991 ganó el Premio Ciutat de Barcelona de Literatura en lengua castellana con los poemarios Las voces de Laye y la novela Señorear la tierra, respectivamente, y en 2006 obtuvo el Premio Esquío de Poesía por Réquiem de las esferas. Fue lector en las Universidades de Oxford y Bristol y, durante casi quince años, director de la Fundació Caixa Catalunya. Había sido vicepresidente del Centro Español de Derechos Reprográficos (CEDRO), cofundador y presidente de la Asociación Colegial de Escritores de Cataluña (ACEC) –entidad de la que, en la actualidad, era secretario general– y miembro de la Asociación Internacional y la Associació Catalana de Crítics d’Art. Su trayectoria cultural en el mundo francés le valió la condecoración de Chevalier de l’Ordre National du Mérite.

Su trayectoria en el ámbito del ensayo y la divulgación cultural se manifestó en obras como El Surrealismo (primera versión, 1978), Camilo José Cela: texto y contexto (1984) y la guía-catálogo del Museu Teatre-Dalí de Figueres (1994). Sus títulos narrativos más recientes fueron Señorear la tierra (1992) y La otra casa (1997) mientras que en el registro memorialístico cultivó obras como Woodstock road en Julio. Notas y diario (1996)

Sus primeros libros de poesía (La sagrada familia, Amor omnia, Las voces de Laye y El largo adiós) fueron recopilados por Pilar Gómez Védate en Astrolabio. Antología 1972-1988 (1989). Hace dos años editó La ruta de Occitania, Poesía reunida (1972-2006). Recientemente, había publicado los poemarios Zona cero (2003), Réquiem de las esferas (2006) y Tres elegías (2007).

Como traductor había traducido obras de Lewis Carroll, Flannery O’Connor, Maurice Nadeau, Jean Jaurès, Salvat-Papasseit y Roselló Porcel.

Su libro de memorias, Los años contados, publicado hace sólo tres meses y presentado en un acto multitudinario en la librería La Central del Raval el pasado 13 de octubre por Eduardo Mendoza, Anna Caballé y Ana María Moix, retrata un país, una sociedad y un entorno político y cultural que abarca desde su infancia y adolescencia en la Barcelona de la posguerra hasta la actualidad. Se trata de una obra muy valiosa por la visión de la Barcelona literaria y cultural de los años sesenta hasta nuestros días.

El pasado 3 de diciembre, a causa de la repentina enfermedad, la profesra de la UB y memorialista Anna Caballé asumió las funciones de la secretaría general de la ACEC.

...........................................................................................................................
Colaboró en la organización de las II Jornadas Internacionales de Estudios Gaudinistas realizadas en La Pedrera
16 al 18 de setiembre de 1994 , como primer acto del Centro de Estudios Gaudinistas. y en las III Jornadas Internacionales de Estudios Gaudinistas, el dia Jueves, 16 de Noviembre de 1995

domingo, 21 de diciembre de 2008

Sobre la polémica de las restauraciones de Gaudí, Tresserras admitió la "nula" iniciativa de su departamento.

Tresserras advierte de que la excusa de la lengua no debe impedir el "asalto al mercado"

CATALINA SERRA - Barcelona - 29/11/2008, El Pais

Dice Joan Manuel Tresserras que no ha dejado de hacer pedagogía, dentro y fuera de Cataluña, en los dos años que lleva al frente del Departamento de Cultura y Medios de Comunicación. Dentro, explicando que la lengua no es excusa para buscar una mayor presencia en el mercado. "Aún nos llega mucha gente pidiendo ayudas que, de entrada, ya se plantean su proyecto como algo minoritario y al margen del mercado con la coartada de la lengua", explica. "Una cultura militante es una cultura reducida y no podemos tener esta percepción de la cultura catalana, a la defensiva, sino que tenemos que entrar en una época de normalidad. Aquí hay un peligro de guetos muy grande, y esto incluye a la cultura autóctona: uno puede estar en un gueto porque le obligan y también porque no deja entrar a nadie de fuera".

"Hay un gran peligro de guetos, también en la cultura autóctona"

Fuera, la pedagogía se refiere sobre todo al resto de España. "Es difícil estar cómodo en un Estado que no se siente incómodo por el hecho de que muchos de sus ciudadanos consideren que hablar catalán es una anomalía", indicó.

Tresserras realizó ayer un somero repaso de esos dos años. De lo hecho, se apunta la presentación del plan de museos, el énfasis en los planes de fomento de la lectura, el plan integral del circo, la continuidad de Ràdio 4 y del centro de producción audiovisual de Sant Cugat, la Ley de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales y la apuesta por la digitalización, entre otras actuaciones.

Del futuro, señaló que está a punto de firmar un acuerdo marco con el Ayuntamiento de Barcelona en el que se reconozca la colaboración de la Generalitat con los grandes equipamientos ciudadanos. "Queremos fijar unos parámetros del trato de capitalidad", indicó.

Tresserras recordó que, además de los equipamientos actuales ya consorciados, la Generalitat colaborará en el futuro Disseny Hub Barcelona y en la refundación del Museo de Ciencias Naturales, y añadió que se quiere lograr un acuerdo con el ICUB para crear el nuevo Centro de Arte Contemporáneo, que suplirá la función que hasta ahora ejercía el Centro de Arte Santa Mónica. Indicó que, además de la opción de ubicarlo en Metrónom, se estan barajando otras propuestas.

El consejero desveló que la inversión de la Generalitat en el futuro centro de arte de Carmen Thyssen en Sant Feliu de Guíxols (Baix Empordà), un proyecto de 15 millones de euros, se prevé realizarla con el dinero de un intestado, es decir, con la herencia de un empresario de la localidad que murió sin hacer testamento. Este centro acogerá las exposiciones del Museo Thyssen de Madrid.

Las conversaciones con los ayuntamientos de Barcelona y L'Hospitalet para instalar en uno de ellos el Museo del Cómic y su convencimiento de que en el pleno del Parlament del 17 de diciembre se podrá aprobar la lista de los miembros del Consejo de las Artes, que ya está discutiendo con el presidente de la Generalitat, fueron otros de los temas abordados. Sobre la polémica de las restauraciones de Gaudí, Tresserras admitió la "nula" iniciativa de su departamento.

......................................................................................................

Las instituciones publicas jamas se han querido involucrar en las polémicas que se han creado en la sociedad civil sobre las obras o restauraciones, por este motivo el tema esta como esta

Luis Gueilburt

El turismo se puede controlar?



Alguien ha dicho que el turismo son las termitas del siglo XXI.
Tendremos alguna manera de poder reconvertir este fenómeno para poder colocar las cosas en su lugar.
Después de ver este vídeo sobre un turista en el Park Güell tengo mis dudas.
Se podría reglamentar estos estados de euforia incontrolada para conseguir que las obras lleguen a las próximas generaciones en buen estado de conservación.
Estado en que queda la plaza del Park Güell un día de lluvia ya que los drenajes que dejo Gaudí estan inutilizados desde la última
" restauración"

Los Barceloneses poco sabemos de lo que sucede en nuestra ciudad. Los turistas nos dejan sus fotos en internet para que nos enteremos.

No podemos atribuir solo a los turistas toda esta responsabilidad pero deberíamos poder tener algún tipo de control sobre estas obras que son en definitiva patrimonio de la humanidad o sea de todos nosotros.

Patrimonio de la Humanidad, viaje a los mejores tesoros del mundo


Publicado por Cecilia Hill el 20 de Diciembre del 2008

Nuestro planeta cuenta con 878 lugares declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Las funciones de esta institución son las de asesorar a las ciudades y pueblos del mundo, a la hora de preservar su patrimonio y conservarlo en condiciones óptimas. Como resulta muy difícil conocer de cerca todos estos lugares maravillosos, siempre podemos acudir a la página oficial de la UNESCO. Una web que ofrece la posibilidad a todos sus visitantes, de recorrer cada uno de los lugares del mundo que ya cuentan con este reconocimiento.

Este año que acaba, la UNESCO ha anotado en su catálogo un total de 878 sitios, entre los cuales se encuentran 679 de carácter cultural, 174 naturales y 25 de mixtos, repartidos entre 175 países del mundo, que no es poco. Ordenados por orden alfabético, se encuentran relacionadas todas estas maravillas mundiales, con una ficha que especifica todos los detalles acerca del lugar.

De esta manera, y al igual que hacíamos a través de Journeys, podemos viajar a una gran cantidad de países de forma virtual y ver todo lo que nos puede ofrecer cada región. En las fichas, encontraremos distintas pestañas dedicadas a la descripción, situación y mapas, documentos de interés (como el discurso de nominación a Patrimonio de la Humanidad), una galería de fotos y cualquier otro detalle que pueda ser de interés para los más curiosos.

De los 175 países reseñados hasta el momento, España ocupa sin duda, un lugar importante. Tanto es así, que ya contamos con 39 lugares declarados Patrimonio de la Humanidad, entre los que se encuentran la Alhambra de Granada, las Iglesias románicas de la Vall de Boí (Lleida), el Monasterio del Escorial o la obra entera de Gaudí. Maravillas que vale la pena ver, aunque sea a través de Internet.

..............................................................................

Es muy importante que podamos dar la dimensión que tiene la obra de Antoni Gaudí y para poder ponerla en la escala correcta solo podemos compararla con las obras que destaca
Cecilia Hill en su articulo.
Gracias Cecilia por tu nota y porque de esa manera la obra de Gaudí ocupa el lugar que se merece y que a veces le intentan minimizar.
Luis Gueilburt

viernes, 19 de diciembre de 2008

Feliz Año 2009


La sala Merçe el primer cine de Barcelona obra de interiorismo de Antoni Gaudí

Para los amantes del cine, para todos deseo un feliz y creativo año 2009, y les ofrezco el regalo de una imagen de un Gaudí no muy conocido pero siempre sorprendente e innovador

Luis Gueilburt

martes, 16 de diciembre de 2008

¿Qué hay de nuevo viejo?


¿Qué hay de nuevo viejo?
SERGI DORIA, ABC
Martes, 16-12-08
¿QUÉ hay de nuevo viejo?» decía aquel socarrón conejo Bugs Bunny de nuestros dibujos animados. Capital del diseño y la furia antitaurina, Barcelona vive obsesionada por «lo nuevo». Ser novedoso y moderno, por ejemplo, es criticar periódicamente a Gaudí -«sobrevalorado» arquitecto según Oriol Bohigas- y reclamar el cese de esa Sagrada Familia cuyas obras costea la ciudadanía y que tanto molesta a nuestra «intelligentsia» laicizante y adicta al erario público. En lugar de clamar para que Barcelona no se convierta en Gaudinona, los prohombres de la escuadra y el cartabón deberían plantearse qué «modernidad» en diseño y arquitectura estamos promocionando.
Remontémonos al Glorioso Fòrum Universal de las Culturas, evento de expresión mayestática y vacío cual buñuelo de viento; además del solar de cemento -extenso como la siniestra plaza de Tiannamen- nos encontramos con el Triángulo Azul de los suizos Herzog y Meuron quienes reconocieron no tener repajolera idea sobre los usos ulteriores de su fúnebre artefacto. En aquel ferragosto de 2004 de guerreros chinos geyperman, sin visitantes y cuarenta grados a la sombra, comenzaron a desprenderse fragmentos del material ignífugo llamado perlita. El Triángulo es hoy «de las Bermudas»: ese Fòrum incapaz de atraer al paseante, a no ser que sea un hooligan cervecero o un turista seguidor de Antonioni.
Los arquitectos y diseñadores de «lo nuevo» cultivan lo que Ortega bautizó «arte deshumanizado», aquel que prosperó tras la Gran Guerra, tan caro a las doctrinas totalitarias. El totalitarismo actual consiste en no admitir ninguna crítica hacia los multimillonarios profetas modernos, so pena de ser acusado de reaccionario. A diferencia de Gaudí, los arquitectos-vedette que padecemos pasan más tiempo promocionándose en suplementos dominicales que calculando resistencias de estructuras y materiales, sin plantearse la función de unas construcciones más orientadas a los premios que a los seres humanos. Así, la Torre de Nouvel queda muy bien en el skyline nocturno, pero resulta incómoda a sus inquilinos y el parque central del Poblenou que diseñó el francés no se hizo pensando en algo tan «raro» como que los niños jueguen allí.
Desde hace treinta años, la plaza dura que Vilaplana y Piñón perpetraron ante la estación de Sants constituye un monumento al deterioro y el «no lugar»; ahora Vilaplana ataca de nuevo llenando de metal la desdichada plaza Lesseps y fastidiando la visibilidad de la celebrada Biblioteca Jaume Fuster.
Y ya para poner una guinda a los desafueros de nuestra ciudad «progre» y diseñadora, la teniente de alcalde Imma Mayol se gasta 214.000 euros en media docena de abetos «sostenibles» que se iluminan gracias al sol o las ganas de pedalear una bicicleta estática del transeúnte, que son más bien pocas. «Lo nuevo» no siempre es lo mejor y, en esta Barcelona no funciona ni a pedales.
..............................................................................................................................................................
Sergi Doria critica en esta nota del ABC los nuevos proyectos arquitectónicos de Barcelona desde el Forum hasta la Plaza Lesseps y hace referencia a los comentarios que han surgido repetidamente sobre las obras de Gaudí en los últimos 40 años, creo que ya es hora de avanzar y mirar al futuro.
Dejemos de una vez por todas de discutir si Gaudí nació en Reus o en Riudoms y también si la Sagrada Familia debería continuarse o no, el futuro es lo que importa .
Luis Gueilburt

domingo, 14 de diciembre de 2008

Gaudí Maltratado


La vanguardia, Cultura

Ha llegado la hora de constituir una autoridad gaudiniana, que vele por el legado del arquitecto

La clase arquitectónica barcelonesa más despierta no se cansa de denunciar los maltratos que sufre la obra de Gaudí. Hace ya medio siglo que batalla para detener las obras de la Sagrada Família (sin el menor éxito, todo hay que decirlo). Lleva cinco años rasgándose las vestiduras ante la abusiva restauración que se ha hecho en la cripta de la colonia Güell (también sin éxito alguno). Y se lamenta por la impasibilidad municipal ante la remonta de un edificio colindante con la casa Batlló que encajona y oprime esta joya gaudiniana (de nuevo, sin éxito de ninguna clase).

Esta sucesión de fracasos no arredra a los defensores de la pureza gaudiniana, según se comprobó el día 3 en un debate del FAD. Algunos medios de comunicación insisten en burlarse de tales iniciativas, tildándolas de estertores de la gauche divine.Pero, lejos de ser considerada una perversión particular, la preocupación por este asunto debería ser compartida y extendida.

Los hechos son elocuentes: nos prueban que los restauradores de la cripta, de cuya buena intención no hay por qué dudar, obraron con excesiva desenvoltura y han acabado enmascarando y desvirtuando una obra esencial de Antoni Gaudí; que la continuación de las obras de la Sagrada Família tiene más de obcecación fervorosa que de esencia gaudiniana, y que la agresión a la casa Batlló menoscaba esta joya situada en el corazón de Barcelona.

Las razones para respetar e incluso mimar a Gaudí no faltan, ni en el ámbito de la sensibilidad o la dignidad culturales ni en el de la economía. La primera tiene que ver con su singular genio creativo, que le ha convertido en uno de los arquitectos más admirados. La segunda, con su condición de reclamo mayor de la saneada industria turística barcelonesa. Las dos razones, y en especial la primera, deberían bastar para tratar el legado de Gaudí con celo exquisito. Y sin embargo, ocurre todo lo contrario. Obras mayores del arquitecto de Reus están, de hecho, subordinadas a los creyentes, a los arrogantes o a los codiciosos, cuando no a los vándalos, lo que sitúa al borde de una fatal mixtificación los atractivos genuinos del parque temático barcelonés.

La comentada reunión del FAD quizá no sea la última. Sobre todo, si la intervención de la Generalitat, según recordó su representante en el acto, empieza por señalar que "en la restauración de la cripta no se ha producido ninguna ilegalidad". Puede ser que no. Pero, dado que la legalidad viene acompañada de resultados lamentables, quizá sea hora de crear una autoridad gaudiniana que vele por la obra de Gaudí tal como su autor nos la dejó. Podrían integrarla profesionales sensatos, cuyo consejo vinculante - enmarcado en una legislación bien desarrollada-permitiera a las instituciones tomar la decisión correcta en cada circunstancia. Y, de paso, nos evitara el sonrojo de nuevas meteduras de pata.
1 COMENTARIO
És molt perillós crear una "autoritat gaudiniana" sense caure en l'error d'extrapolar la opinió dels que el senyor Moix considera "los arquitectos más despiertos" (perdó? un arquitecte de 85 anys és el més despert de Catalunya? sr. Moix, deu estar vostè de broma o fa temps que ha perdut el tren de l'arquitectura catalana..) en una veritat "incontestable". Recordem que això és arquitectura, no matemàtiques... i aquí no n'hi ha d'opinions "aboslutes".
..................................................................................
Este articulo aparecido hoy en la Vanguardia no tiene firma directa, por el comentario adjunto podriamos considerar que la nota es del Sr. Moix a quien me dirijo en este blog diciendole que realmente es imprescindible por el bien de la obra de Gaudí que se cumpla la idea que el propone

Creo que previamente habría que realizar un congreso interdisciplinar internacional de mucho peso en donde todos tengamos voz y voto hasta poder crear una junta rectora seria, algo parecido a lo que hacen los partidos a la hora de elegir sus candidatos y de manera lo mas democratica posible.
Sino este tema nunca funcionara bien, como bien dice llevamos mas de 50 años y no se ha podido llegar a nada.

Si recorren los comentarios de todo este blog en el mismo me he referido al tema de la "FUNDACIÓ GAUDÍ" desde la primera entrada, me alegra que otras voces lo soliciten también así será mas fácil conseguirlo.

Podéis ver el libro "Gaudí en Madrid" Ciclo de mesas redondas organizadas por la Fundación Independiente, Madrid Abril Mayo 2002; 213 pp. Ignacio Buqueras; ISBN 84 921922 8 3; Castellano; Relación de ponentes: Fernando García de Cortázar, Jaime Sobrequés i Callico, Marc Ferran, Carmen Güell, Ana Mª. Férrin, Josep Mª Tarragona, Joan Bassegoda, Fernando Chueca Goitia, Carlos Flores López, Delfín Rodriguez, Joan Jordi Bergós Tejero, Jordi Bonet Armengol, Joan Antoni Solans, Josep Mª Adell, Josep Mª Buqueras, Josep Mª Jujol, Daniel Giralt-Miracle, Luis Gueilburt, Marc Mayer i Olive, moderados por Oscar Alonso Molina, Enrique de Ibarra, Javier García Gutierrez Mosteriro, Luis Prados de la Plaza, Anton Patiño Jaime Duro Pifarré.: 17 x 24cm.

En este libro esta transcrita todo lo que se dijo en la mesa redonda titulada "Gaudí y su proyección" del día 8 de Mayo 2002, en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y yo personalmente intervine ante el Sr Marc Meyer Director General de Patrimonio de la Generalitat de Catalunya y el Sr Daniel Giralt Miracle, comisario del Año Gaudí 2002 D. Ramón Gonzalez de Amezúa, Director de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y Don Ignacio Buqueras Presidente de la Fundación Independiente, donde solicité formalmente la creación de una Fundación Gaudí que vele por el patrimonio Gaudiniano y allí podéis leer la respuesta institucional a este tema trascendental.

Espero que estas voces que van surgiendo sean escuchadas por las instituciones pertinentes y se logre el objetivo
Luis Gueilburt

Pasion por Gaudí, Josep Marí Garrut


Pasión por Gaudí
JOSEP MARIA GARRUT I ROMÀ (1915-2008) Historiador y crítico de arte, podía enorgullecerse de haber conocido al creador de la Sagrada Família
TERESA SESÉ - 14/12/2008 OBITUARIOS

Dirigió la Casa-Museu Gaudí del Park Güell, desde que se fundó en 1963 hasta su fallecimiento

"Le encantaba explicar que había conocido a Gaudí: un sueño para todos los que nos dedicamos a estudiar su obra. Así que, para nosotros, Josep Garrut siempre será la única persona que conocimos que había conocido a Gaudí", contaba el escultor Luis Gueilburt, resumiendo el sentir de muchos de los amigos - más de un centenar-que acudieron al tanatorio de Les Corts a despedir al historiador y crítico de arte Josep Maria Garrut i Romà, fallecido el jueves a los 93 años. "Mientras paseábamos por el jardín de la Casa-Museu Gaudí del Park Güell [ que Josep Garrut dirigió desde su fundación en 1963 hasta su muerte] me contó y compartimos muchas anécdotas, como la del niño que se cruzó un día con el gran arquitecto, ignorante aún de la gran obra que estaba construyendo", continúa Gueilburt, quien, además de ser amigo personal del historiador y de compartir su pasión por Gaudí - es director académico del Taller Gaudí de la Universitat Politècnica de Catalunya-,ejerció de restaurador del citado centro del Park Güell durante nueve años. Pero aun siendo importante su aportación al conocimiento de Gaudí, al que consagró su tesis "Univers intemporal de Gaudí". De la teoría a la tesis, publicada en el 2005, cuando contaba 90 años, Garrut fue ante todo un hombre inquieto, dotado de una gran curiosidad y entusiasmo por lo que le rodeaba. Puestos a glosar algunos capítulos de su biografía, sus amigos recuerdan, por ejemplo, su afición por los deportes (con 18 años participó en París en la Copa Davis y fue campeón amateur de esquí), a los viajes (presidió la sección de Historia y Arte del Centre Excursionista de Catalunya) o su militancia en el pessebrisme (fundó la asociación internacional Universalis Federatio Praesepistica).
Pero por encima de todo ello, destacan su faceta de coleccionista de arte.
Según Gueilburt, "reunió pintura de todas las épocas. Su casa, la casa Cabot, del arquitecto Vilaseca, es un auténtico museo". Y él mismo estaría vinculado a un buen número de museos de Barcelona, como director del Museu d'Història de la Ciutat de Barcelona o del Museu Verdaguer de Vil·la Joana, en Vallvidrera. Miembro de la Acadèmia de Belles Arts de Sant Jordi, la Generalitat reconoció su trayectoria otorgándole la Creu de Sant Jordi en 1981. Con motivo de su 90.º aniversario, en el 2006, fue objeto de un emotivo homenaje en la capilla de Santa Àgata. Josep Garrut, que colaboró asiduamente en prensa, deja una obra ecléctica, con títulos que dan idea de su disparidad de intereses: Barcelona, veinte siglos de historia (1963), con Fedrico Udina; Dos siglos de pintura catalana (XIX y XX) (1974); La Exposición Universal de Barcelona de 1888 (1976) o Jacinto Verdaguer, príncipe de los poetas catalanes (1977), así como diversos trabajos dedicados a la historia anecdótica de Barcelona. TERESA SESÉ
.................................................................
Gracias Teresa por tu nota tan entrañable para conmigo, pero sobre todo para el recuerdo de la figura de este hombre que ha trabajado por la cultura catalana.
Luis Gueilburt

viernes, 12 de diciembre de 2008

"¿Quien defiende a Gaudí?"


MARÍA DEL MAR ARNÚS 19/01/2007
El País

Mientras se está preparando una exposición de Gaudí desde la Sociedad Estatal para la Acción Cultural Exterior que debe viajar a China, aquí sus obras más paradigmáticas están siendo vulneradas bajo la mirada indiferente de las instituciones. Se trata de cuatro obras, todas ellas declaradas Patrimonio de la Humanidad, sobre las que está clavada la espada de Damocles. Empezando por la Sagrada Familia, la que creó el precedente aludiendo toda clase de subterfugios impresentables fruto de una megalomanía desfasada. Además de ser una tarea absolutamente innecesaria y fútil, la de su continuación, es una solemne equivocación desde el punto de vista estético. No se aguanta ni desde una órbita estructural -esas columnas sobrecargadas de cemento que van a craquelarse (al cabo de unos 50 años, quizás) en cuanto el óxido empiece a carbonatar las armaduras- ni bajo un criterio social ¿Quién puede querer a estas alturas otro templo expiatorio (en Barcelona hay varios) cuando con la Cripta es más que suficiente para los feligreses del barrio? El método de trabajo y de continua búsqueda y creatividad de Gaudí desautoriza el empleado por los directores del proyecto, quienes han escogido una fase del proceso que utilizó el maestro pero que superó y abandonó. Sin una gran creatividad, pretender continuar la Sagrada Familia lleva a errores inconmensurables que están a la vista de todos. Con un planteamiento estructural contrario al ideado por Gaudí y con una falta de respeto hacia la obra ya construida -uno no sabe ya, ni se hace saber a nadie, dónde comienza y dónde acaba Gaudí- se prosiguió el trabajo bajo unas pautas franquistas y se ha persistido en el error durante tanto tiempo que aquello huele a putrefacto. ¿Y con qué autoridad quieren romper la estructura de Cerdà sin haber definido el proyecto, sin saber por dónde se accederá a la fachada principal? Mas las salvas de la modernidad la están acechando, empezando por el torpedo de la Torre Agbar en cuanto a potencia plástica y siguiendo por el paso del AVE que amenaza sus cimientos.
Sin una gran creatividad, continuar la Sagrada Familia lleva a errores inconmensurables

A punto ha estado de ser aniquilado el suelo del interior de la Cripta si no llega a ser por la Iglesia

Otra clase de amenazas -esta vez la de los Tribunales- ha caído sobre la remodelación de la Cripta de la Colonia Güell. En estos momentos se halla enjuiciada por lo criminal, y la obra en un estado lamentable: entra agua a chorros cuando llueve, por un defecto en los materiales empleados en la restauración. Bajo la excusa de solucionar unas goteras y la amenaza de las termitas, ha sido fatalmente intervenida la mejor obra de Gaudí, la intocable, la obra en donde ensaya el paraboloide hiperbólico, la que reúne su vademécum, la obra más radical, la más sublime, la que resume el pensamiento y el método de trabajo de uno de los artistas más universales. Su testamento ha sido machacado. ¿Cómo es posible que durante estos años gloriosos y en nuestras propias narices se haya dejado destruir un 2% de la Cripta (dicen los expertos) en aras de una reinterpretación contemporánea? Partes importantes del conjunto han sido transformadas, derribadas o manipuladas sin un concepto global de conservación y sin ninguna necesidad constructiva. Se han realizado obras muy costosas sin criterio para la conservación y sin ser adecuadas a la categoría del monumento en cuestión. Se destruyó sin ninguna razón aparente la integración de la iglesia en el terreno que le rodea, y en el atrio e interior de la Cripta fueron desmantelados de forma irreversible acabados y tratamientos de superficies artísticos de muy alta calidad, sin documentar el estado anterior a la intervención. Asimismo, han desaparecido los antiguos tabiques originales de separación de la parte posterior de la sacristía, se han revocado todas las bovedillas trapezoidales del techo del coro y se ha desgraciado la capilla del Santo Cristo entre otros desaguisos, como la rápida degradación de las barbaridades realizadas en el exterior del monumento. Además de que las técnicas aplicadas no corresponden al estándar internacionalmente exigible en el campo de la protección patrimonial, daños ocurridos por culpa de las obras se han tapado mediante revocos en un intento de hacerlos desaparecer. Ha perdido el carácter tan modesto y respetuoso del conjunto original, ¡ha perdido el aura! ¿Cómo es posible que hayamos sufragado la remodelación de una obra absolutamente innecesaria (sólo tenía goteras y termitas, y las sigue teniendo) con un informe que nuestros devotos funcionarios ni siquiera han leído? Parece ser que izquierdas y derechas, políticos y técnicos, se pusieron de acuerdo en este laissez faire,laissez aller, o peor aún, se dejaron colar por incompetentes un proyecto que cayó en sus manos y que fueron incapaces de estudiar con detenimiento. Ni diputaciones, ni ministerios, ni consorcios, ni personajes ilustres que estaban al caso, cuestionaron una restauración que ha destruido la unidad de medida -la cana catalana, la escalinata, la triple cubierta- y que añadía de su cosecha -tejado, cubierta, escalinata, muros, remates, suelos, vidrieras, luces- sin que los ciudadanos, o sea, quienes pagamos la fiesta nos enterásemos. A punto ha estado de ser aniquilado el suelo del interior de la Cripta si no llega a ser por la Iglesia, que finalmente ha hecho valer sus poderes para impedir continuar con semejante cataclismo, y ha conseguido detener las obras. Y a ello se ha unido buena parte de la crítica, las universidades, museos y entendidos en la materia. Se trata del escándalo más grave al que se enfrenta el nuevo equipo consejero de Cultura, al que se pide la deconstrucción inmediata de esta nefasta intervención.

Mas la tropelía no acaba aquí: en estos momentos, el responsable de este gran estropicio está tratando de recomponer los errores que cometió hace unos años en la remodelación del Palau Güell. Allí se encuentra de nuevo, encerrado a cal y canto, amparado por el mismo equipo de la Cripta de la Colonia Güell y rodeado del máximo secretismo. El FAD ha solicitado una visita institucional y no le ha sido dada. No ha estado más que unos pocos años abierto al público el Palau, que ya han aparecido desprendimientos de la cerámica hexagonal de la cúpula, y se encuentra cerrado una vez más. La del Palau Güell fue una restauración muy cuestionada en su día: desvirtuó el terrado a base de recubrir de trencadís las chimeneas, además de ennoblecer, también gratuitamente, las dependencias del servicio en las golfas, desmontando y eliminando los tubos del órgano, etcétera.

Y a este continuo descalabro se viene a sumar la voz de la ciudadanía -hay recogidas más de 10.000 firmas- pidiendo la eliminación de esos cuatro pisos de la Manzana de la Discordia, construidos durante la era Porcioles, que suponen una agresión y una degradación hacia la Casa Batlló, además de una vulneración de la Ley del Patrimonio Artístico. Gaudí resolvió la entrega de la cornisa con el edificio contiguo original mediante una oreja que aún se ve en la fachada de la Casa Batlló, como esperando que el alzado se respete y recordando que cabe la posibilidad de retornar las cosas a su medida. No tiene explicación que en esta última rehabilitación, desde los múltiples filtros de Patrimonio, se haya dado el permiso de obra nueva al acondicionamiento de semejante disparate.

Ahora veremos cómo afronta esta situación insostenible la nueva Administración, y si hace honra a sus postulados republicanos y de izquierdas.

En respuesta a la nota "¿Quien defiende a Gaudí?" de Maria del Mar Arnus publicada por vuestro periódico en fecha 19 /01/2007
.....................................................................................................................................................................

Sin querer discrepar de conceptos que a mi parecer requerirían de ser discutidos en un foro o congreso internacional para que se pudiesen aclarar y poner en los términos correctos, quisiera añadir que no son solo estas obras de las que María del Mar Arnus habla en su artículo las que están desprotegidas por las entidades responsables.

Creo que casi la totalidad de la obra de Gaudí sigue dejada de la mano de dios a pesar de haber pasado el año Gaudí 2002 en el que parecía que su obra pasaría a estar estudiada y puesta en valor.

Como ejemplo bastaría definir en que estado se encuentra la Cooperativa "la obrera Mataronense" obra primordial para entender los orígenes de la obra de Gaudí hay otras obras abandonadas o no suficientemente estudiadas, la lista seria muy extensa, otro ejemplo interesante es la distribución de aguas en la riera de Caldas de Montbui y Palau de Plegamans

Espero que todas las voces de buena voluntad y con buenas intenciones que se levanten para proteger ese patrimonio deberían ser escuchadas en un congreso internacional que no pudo realizarse en el año Gaudí y que algunas de las instituciones involucradas tendrían que organizar.
Escribí esta nota en el 2007 y no llegue a enviarla a el Periódico en respuesta a la carta abierta de María del Mar Arnus, casi un año después me entero que la Cooperativa la obrera Mataronense ya fue restaurada e inaugurada, me alegra saber que alguna obra de Gaudí esta puesta en valor.

Luis Gueilburt

Muere Josep Maria Garrut Roma


El Pais, Viernes, 12/12/2008
OBITUARIO

Daniel Giralt-Miracle es historiador y crítico de arte.

Josep Garrut, uno de los grandes 'amigos' de Gaudí
A los 91 años se doctoró con una tesis sobre su admirado arquitecto

Ayer falleció en Barcelona Josep Maria Garrut i Romà, destacado historiador y crítico de arte que había nacido en Barcelona en 1915. Apasionado divulgador de la cultura, en especial de la monumental y la artística, Garrut fue todo un personaje. De hecho, dedicó su trayectoria personal y profesional a difundir la historia de Barcelona y la historia del arte de Cataluña, en general, y en las figuras de Antoni Gaudí y Jacint Verdaguer, en particular.

Todo ello lo hizo básicamente a través de cuatro asociaciones: Amics de la Barcelona Històrica i Monumental y Amics dels Museus de Catalunya (con las que empezó a colaborar desde muy joven), el Centre Excursionista de Catalunya (cuya sección de Historia y Arte presidió) y Amics de Gaudí, la primera entidad creada en los años cincuenta para vindicar al entonces olvidado Gaudí.

Formado tanto en la teoría como en la práctica del arte, había cursado la carrera de Filosofía y Letras en la Universidad de Barcelona, realizó diversos cursos de museografía e historia del arte en París, Múnich y Roma, y también estudió artes plásticas en la Escuela Superior de Bellas Artes de Sant Jordi, donde en 2006, cuando ya era la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Barcelona, se doctoró con la tesis Universo intemporal de Gaudí. Fue la culminación de una larga e intensa dedicación al artista, a quien conoció personalmente. Consagró casi su vida a él, como estudioso, como recuperador de su obra, como vicepresidente de la citada Amics de Gaudí y como director de la Casa-Museu Gaudí del Park Güell, desde su fundación en 1963 hasta su muerte.

Garrut también estuvo vinculado a los Museos de Barcelona, como conservador del Archivo Histórico de la Ciudad, como subdirector y director del Museo de Historia de la Ciudad y como director del Museu Verdaguer de Vil·la Joana, en Vallvidrera. Además impartió clases en la Escuela de Artes y Oficios Artísticos (la Llotja), en la Escuela de Bellas Artes y en la Escuela Internacional de Pintura Mural. Sin olvidar que fue un prolijo colaborador en la prensa y autor de una abundante bibliografía sobre historia de Barcelona, el arte catalán, Gaudí y Verdaguer.

Los 93 años que ha vivido Garrut han sido densos y bien aprovechados, por lo que no debe extrañar que en 1977 ingresara en la Real Academia de Bellas Artes de Sant Jordi y que en 1981 la Generalitat de Cataluña le otorgara la Creu de Sant Jordi, en reconocimiento a su trayectoria en el campo de las artes.

Pero las inquietudes de Garrut iban más allá, lo que demuestran hechos como que en 1933, con 18 años, participara en París en la Copa Davis; que fuera campeón amateur de esquí; sanitario en la Columna Durruti durante la Guerra Civil (había realizado cursos de medicina), que convirtiera su casa, la llamada Casa Cabot, del arquitecto Vilaseca, en un museo vivo del modernismo, que fuera promotor de la Agrupación de Pesebristas de Barcelona y viajero entusiasta hasta los 90 años.

Pero lo que destacaba de Garrut era que fue un hombre cordial, educado, un gentleman, con un peculiar y afinado sentido del humor y de una cordialidad inacabable.

........................................................................................................................................................................
Con Garrut nos unió una muy agradable amistad, tenía la misma edad que mi padre y así se lo hice saber y se conocieron, aunque vivían en latitudes diferentes. Siempre que me veía me preguntaba por él, lo que les unía era la generación. Este mismo año fallecieron ambos.

Mientras paseábamos las mañanas de los días martes durante un largo periodo de tiempo por el jardín de la Casa Museo Gaudí, me contó y compartimos muchas anécdotas, entre ellas la que siempre me impactó fue la que me contaba de cómo conoció a Gaudí: siendo un niño su padre le señaló a un señor que caminaba al lado del colegio de arquitectos y decía "parecía poca cosa Gaudí y yo no sabía aun nada de lo que aquel hombre importante estaba haciendo".

Junto a Enric Cassanelles, Joan Bergos, Cesar Martinell, Isidre Puig Boada,Lluís Bonet i Garí, George Collins y Roberto Pane, entre otros formaron la segunda época de estudiosos de la obra y vida de Gaudí

He restaurado personalmente la tumba donde descansará en el cementerio de Pueblo Nuevo junto a su primera esposa, donde espero descanse en paz.
Luis Gueilburt

domingo, 7 de diciembre de 2008

Comillas una villa modernista

Podéis visualizar la villa modernista de comillas visitando este enlace a El País


Existen varios enclaves que sienten una gran importancia al hecho de que Gaudí les haya dejado una obra uno de ellos es Comillas, Astorga, León o Palma de Mallorca también están orgullosos de poseer una obra de este arquitecto, lo extraño seria no estar orgullosos de ello.

viernes, 5 de diciembre de 2008

El ayuntamiento es un desastre


Nota de La Vanguardia

Oriol Bohigas critica la política municipal de protección del patrimonio
"El Ayuntamiento es un desastre"

"No paralicé las obras de la Sagrada Familia porque el alcalde Maragall quería continuarlas"

Camino de los 83 años, Oriol Bohigas conserva intacta su capacidad para sorprender a un auditorio. Ayer lo hizo de nuevo, al iniciar su ponencia impugnando el lema del último manifiesto contra la continuación de varias obras gaudinianas, causa por la que lleva luchando - con escaso éxito-desde hace medio siglo. "No estoy de acuerdo con eso de ´Deixem Gaudí tranquil´. Cuantos más disparates se hacen con su obra, más se le puede entender. Aunque no fue tan buen constructor, y como arquitecto está un poco sobrevalorado". "Tampoco estoy de acuerdo con que los monumentos no se puedan tocar. Los que no se renuevan es porque son una porquería y no interesan. Los monumentos hay que manosearlos, aunque no sé si me atrevo a decir lo mismo - añadió, corrigiendo ya la trayectoria, y a punto de dirigir su artillería hacia otro objetivo-de los de Gaudí". ...
.....................................................................................
Resulta interesante o sorprendente que el arquitecto Oriol Bohigas siendo como fue, concejal de cultura del mismo ayuntamiento que critica y teniendo como se le supone un gran interés por el patrimonio arquitectónico y urbanístico, en esa época su interés era mucho mayor por la obra de Domenech i Montaner que por la obra de Gaudí.
Sería tal vez porque Gaudí era un mal constructor?
Luis Gueilburt