miércoles, 28 de enero de 2009

El ciclón en la Colonia Güell - Catalunya - Catalunya - ABC.es


El ciclón en la Colonia Güell - Catalunya - Catalunya - ABC.es

EL atroz ventarrón que azotó el sábado Cataluña dañó fuertemente los edificios y el bosque de la Colonia Güell, en Santa Coloma de Cervelló. La cripta de Gaudi sufrió serios daños en el exterior, con la caída de numerosos pinos, alguno de ellos centenario. En el interior importantes goteras perjudican la obra, catalogada como Patrimonio de la Humanidad.
Dando una lección admirable, los habitantes de la Colonia procedieron a retirar los árboles abatidos, restableciendo los accesos al recinto antes de la llegada de las asistencias oficiales. Para su sorpresa comprobaron que el monumento a Gaudí, un monolito con el busto del arquitecto labrado por Pau Badia Ripoll, seguía en pie en mitad de los pinos tumbados o arrancados de cuajo.
Además, la campana de la única torre construida, carente de cuerda desde la supuesta restauración llevada a cabo por el Consorcio de la Colonia Güell, con la fuerza del viento comenzó sonar como si fuera el toque a rebato del extinto Somatén, hecho que sorprendió y entusiasmó a los habitantes de la Colonia, herederos del espíritu que Eusebio Güell infundió en esta colectividad que siempre se ha caracterizado por el alto nivel de civismo y cultura. Este toque debe tenerse en cuenta para incitar a las instituciones a la necesaria y urgente restauración de tan importante obra, declarada Monumento Nacional desde 1969 y que fue la construcción predilecta de Gaudí.
JOAN BASSEGODA NONELL
Presidente de Amigos de Gaudí

1 comentario:

  1. “(…) En el interior importantes goteras perjudican la obra, catalogada como Patrimonio de la Humanidad. (…)”

    Me gustaría centrarme en este aspecto citado en la publicación.
    En primer lugar, aunque resulte una obviedad en este caso hay que buscar el inicio de la patología para poder proponer una solución constructiva.

    En este caso las “goteras” o humedades son producidas a que tanto la piedra como los ladrillos son materiales permeables y el agua de la lluvia es absorbida y filtrada hacia el interior provocando la degradación de los elementos interiores.

    Si a ello sumamos que el mortero de cal es menos impermeable y resistente que el mortero portland se agrava más si cabe la situación.

    En el interior tenemos arcos y columnas de ladrillo que son resistentes a la humedad pero a la larga todos los materiales sufren desgaste y hay que proceder a una buena impermeabilización, en la que personalmente utilizaría un sistema de electrodos ya que visualmente no se apreciaría y no habría que tocar prácticamente la obra.

    Por otra parte las columnas de basalto habría que someterlas a un ensayo de dimetil sulfóxido para comprobar la durabilidad que les resta.

    Para concluir me gustaría citar que bajo mi opinión si se lleva un correcto mantenimiento de las obras a la larga puede llegar a ser más económico que las reparaciones que haya que ir haciendo, dicho esto creo que la mejor solución en la Colonia Güell es realizar un estudio de las diferentes patologías y proponer medidas para su mantenimiento.


    VICTOR MARBAN (EPSEB)

    ResponderEliminar