martes, 10 de febrero de 2009

Apreciación del Arte

El Informador.com.mx

Guadalajara, Jalisco

Martes, 10 de Febrero de 2009


Entre la arquitectura y el diseño, hay apenas una línea que se puede percibir. ESPECIAL

  • Francisco Rojas Cárdenas

Entre diseñadores y arquitectos

La línea que divide a la arquitectura y al diseño de la plástica apenas se puede percibir. No es de extrañarse que el paso de estas dos disciplinas a la pintura o la escultura sea prácticamente natural, pues hasta en la formación de todo arquitecto o diseñador es fundamental la educación visual. Por eso, abundan quienes mantienen una relación estrecha con el mundo del arte y, obvio, quienes se aficionan o de manera definitiva se dedican a exponer y vender su obra.

Arte habitable
La arquitectura también forma parte de las bellas artes. Aunque esto no es un indicador de que todo lo que hace un arquitecto es arte ni bello. Sin embargo, se me vienen a la mente casos célebres como quienes participaron de la construcción de la antigua Grecia, del México prehispánico y durante el siglo anterior, creadores como Gaudí, que nos recordaron la importancia de construir obras habitables.

A la abstracción
En lo personal, conozco arquitectos o ingenieros civiles que tienen una doble vida y que del universo de las líneas rectas y planos, pasan por las noches o en días libres al mundo de las manchas y lienzos. Por lo general, estos profesionales incursionan a través de la geometría, pero también están quienes deciden arriesgar, desaprender y trabajar poco a poco con la abstracción.

Dos caminos
Este fin de semana tuve la fortuna de asistir a una exposición en la que dos diseñadores muestran, cada uno a su manera, su visión acerca de la pintura. Mauro Kunst y Postof, en Cruce de caminos, dan a conocer dos estilos distintos que el lector-espectador podrá notar de inmediato. Kunst recurre a elementos geométricos y más acercados al diseño, mientras que Postof se separa de las líneas para trabajar sobre la abstracción. Así, quien visite Galería Rombo (Avenida México 2160), encontrará un trabajo que va de la colorimetría e incluso la diversión, hasta lo espiritual.

.........................................................................................................................
Es evidente que dentro de la realidad que se vive en México y otros lugares de hispanoamérica hablar de Gaudí siempre es sinónimo de Arte, Cultura, estética.
Seria bueno que desde aquí se tomase ejemplo y de una vez se considerase a Gaudí como un artista de gran talla, y se perdiesen los prejuicios elaborados a lo largo de casi un siglo.ç
Luis Gueilburt

No hay comentarios:

Publicar un comentario