jueves, 5 de febrero de 2009

Los trazos de Le Corbusier en Mallorca


arquitectura
J. FRAU. POLLENÇA, DIARIO DE MALLORCA, Jueves 05 de febrero de 2009

El Colegio de Arquitectos investiga el viaje que el creador suizo realizó a la isla en 1932 y prepara una exposición que inagurará en verano

J. FRAU. POLLENÇA. El Colegio Oficial de Arquitectos de Balears está siguiendo la pista de la visita que realizó a la isla en marzo de 1932 Charles Édouard Jeanneret-Gris, más conocido como Le Corbusier (1887-1965), considerado el padre de la arquitectura moderna y uno de los profesionales más influentes del siglo XX. La intención es recopilar toda la información posible sobre la estancia del arquitecto suizo nacionalizado francés en Mallorca, y más concretamente en el hotel Formentor de Pollença, para mostrarla al público en una exposición que combine fotografías, dibujos, recortes de prensa y telegramas relacionados con el afamado arquitecto racionalista.
Le Corbusier estuvo en Formentor de vacaciones durante la Pascua de 1932, recomendado posiblemente por Charlotte Perriand, una colaboradora suya que quedó impresionada por el paisaje mallorquín en un viaje anterior. Aunque también pudo influir de forma importante la publicidad que se hacía en la Torre Eiffel parisina de un hotel Formentor recién inaugurado y la amistad que el arquitecto tuvo con Adam Diehl, el fundador del emblemático hotel pollencí.
La principal referencia del paso de Le Corbusier por la isla es un artículo de Gabriel Alomar i Esteve en el año 1987 titulado Sobre las estancias en Mallorca de los arquitectos Gaudí y Le Corbusier, en el que se hace referencia a la "impresión" que varios edificios históricos de Palma causaron sobre el arquitecto, como el Castell de Bellver y la Seu. En el interior de la Catedral, Le Corbusier realizó uno de los dibujos más relevantes de su viaje, impresionado con la intervención que Gaudí y Jujol realizaron a principios de siglo. Según los investigadores que han seguido el rastro del arquitecto en la isla, los dibujos que realizó Le Corbusier en la Seu del tornavoz de Gaudí son el origen del tornavoz que proyectó en el Monumento de la Mano Abierta de Chandigarh, la ciudad india que representó el único proyecto urbano ejecutado por el influyente arquitecto.
Todo indica que el fugaz paso de Le Corbusier por la isla fue productivo para el arquitecto y se proyectó de alguna manera en su obra posterior. Uno de los elementos que más llamó la atención del experto fueron las puertas de las casas señoriales mallorquinas, con sus bisagras asimétricas, origen de las puertas pivotantes que él mismo construyó en su propia casa parisina, según se recoge en la memoria de la futura exposición.
De su estancia en Formentor se conservan varios dibujos de bañistas en la playa, del propio hotel y de las montañas que conforman su entorno, así como de la bahía, que le recordaba a Río de Janeiro. Todas las imágenes han sido rescatadas de los archivos de la Fondation Le Corbusier de París.
La muestra del Colegio de Arquitectos, que se inaugurará a principios de verano, trata de recuperar la mirada particular que el arquitecto proyectó sobre Mallorca y demostrar, a partir de la documentación analizada, que Le Corbusier intentó conseguir encargos en una isla que le aportó inspiración.

Dibujo de Le Corbusier en el que se aprecia la silueta del hotel Formentor.
Foto: G. B.


La Badia de Pollença desde Formentor, según el arquitecto.

Foto: G. B.

..................................................................................................................................

Esperemos que esta investigación y la exposición de sus frutos , ya que siempre es un buen aval para Gaudí y Jujol el aporte de un arquitecto tan bien reconocido como Le Corbusier, el hecho de que Le Corbusier siguiese sus paso da la magnitud y la importancia aun no reconocida de sus obras.

El tiempo dirá el resto

Luis Gueilburt

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada