domingo, 1 de noviembre de 2009

La Audiencia Nacional vuelve a avalar el túnel del AVE

  1. El templo alegó que el muro para proteger el edificio se acerca más de lo proyectado
  2. Los jueces rechazan el tercer recurso de la Sagrada Família para suspender las obras
MARGARITA BATALLAS
MADRID

La Audiencia Nacional desestimó ayer el recurso cautelarísimo solicitado por la Junta Constructora del Templo de la Sagrada Família para suspender los trabajos del túnel del AVE que pasa por la calle de Mallorca, y que, según los responsables del monumento iniciado por Gaudí, amenaza la estructura del edificio porque el muro pantalla que se construye para protegerlo se aproxima más de lo proyectado. Es la tercera vez que los jueces, que efectuaron un reconocimiento de los trabajos el 23 de septiembre con peritos de Adif y del templo, deniegan a la junta un paro preventivo de las obras.
En su auto, la Sección Octava de la Contencioso Administrativo de la Audiencia Nacional considera que «no concurren circunstancias de especial urgencia» para suspender provisionalmente las obras. La resolución indica, además, que se da «la circunstancia añadida de que las labores desplegadas lo que pretenden, precisamente, es garantizar las distancias previstas inicialmente en el proyecto».

A LA ESPERA DEL INFORME TÉCNICO / En este sentido, la sala alude a una información dada por el director de la obra el pasado miércoles, en la que asegura que «durante el tiempo necesario para la redacción del correspondiente informe técnico y la adopción de las medidas que sean necesarias adoptar, no se ejecutará ningún pilote en la pantalla de protección del templo».
La discrepancia está en la distancia a la que deben estar los pilares que constituyen la pantalla protectora respecto al edificio. En la solicitud la Sagrada Família denunció que debía de ser 1,95 metros según el proyecto constructivo y que estaba siendo ejecutada a 1,12 metros de la fachada. Los jueces argumentan que esta ha debido recalcularse, dado que los cimientos de los edificios de la calle de Mallorca no están todos alineados sino que mantienen distancias de entre 67 y 85 centímetros respecto a la pantalla, por lo que los ingenieros han optado por hacer que el eje del túnel coincida completamente con el eje de la calle, y eso ha obligado a una pequeña desviación que beneficia al templo.
La Audiencia Nacional había denegado ya otras dos veces un paro preventivo de los trabajos pero ha establecido una tutela sobre las obras y su seguridad que incluye la petición de informes sobre «las posibilidades técnicas de variar el trazado si se advierte la posible afectación de la obra al monumento».

No hay comentarios:

Publicar un comentario