viernes, 29 de mayo de 2009

Batman deambula por una Barcelona gótica y de postal en su última aventura





Jose Oliva.

  • EFE
  • El superhéroe Batman deambula por una Barcelona gótica y de postal en su última aventura, "El caballero del dragón", un nuevo álbum con reminiscencias de la leyenda de San Jorge y el dragón.

En esta aventura, editada por Planeta DeAgostini en castellano y catalán, Batman debe abandonar Gotham City para dar caza y captura a uno de sus enemigos más feroces, Killer Croc.

En su investigación, el Caballero Oscuro se desplaza hasta Barcelona para encontrarse a un Killer Croc afectado mentalmente que cree ser la reencarnación del dragón de la leyenda de San Jorge.

El tejado de La Pedrera, la Casa Batlló, el Palacio Nacional y la fuente monumental de Montjuïc, la plaza de toros Monumental, el Hospital de Sant Pau, las Ramblas, el monumento a Colón y la Sagrada Familia son los lugares emblemáticos que aparecen en las viñetas.

De rabiosa actualidad, en una de las páginas se describe un disturbio en el que se ve a Batman y a unos policías pistola en mano junto a la fuente de Canaletas.

El álbum cuenta con guión del conocido autor norteamericano Mark Waid ("Kingdom Come", "Flash"), mientras que el apartado gráfico corre a cargo de Diego Olmos a los lápices y Marta Martínez al color.

El trabajo en la portada de Jim Lee, uno de los autores de mayor renombre internacional del cómic actual, completa el equipo de artistas de este álbum.

En una multitudinaria conferencia de prensa en la Casa Batlló, Mark Waid ha bromeado: "Dudábamos si situábamos la historia en Manchester o en Barcelona y menos mal que escogimos una ciudad de ganadores, tres veces ganadores".

Olmos ha explicado que el trabajo del dibujo fue "intensivo y laborioso" entre noviembre y febrero pasados y ha comentado: "Al salir a la calle en ocasiones te resultaba surrealista imaginar a Batman en tu ciudad, pero otras veces era divertido y otras emocionante".

La propia dibujante Marta Martínez ha apuntado: "Hace poco pasé por el Hospital de Sant Pau -modernista- y no pude evitar mirar hacia arriba e imaginar que iba a aparecer una capa negra".

Waid ha asegurado que cuando escogieron los iconos que iban a salir en la historia no lo hicieron "sólo por pleitesía, sino que intentaron que "su aparición estuviera justificada por el argumento, en el que hay ecos de la tradición de San Jorge y el dragón".

Para el guionista norteamericano, era todo un reto situar a Batman, un personaje oscuro, muy gótico, en una ciudad como Barcelona, con mucha luz: "Una dificultad como la que habríamos tenido si hubiéramos llevado al Caballero Oscuro a California con el sol y las palmeras", ha dicho.

Sin embargo, añade Waid, el encaje ha sido perfecto y, "de hecho, Gotham City y Barcelona tienen bastantes similitudes: las dos tienen una arquitectura gótica y lugares en los que Batman puede lanzar su cuerda para volar".

Cuando le han preguntado por la posibilidad de que Batman pueda volver a Barcelona, Waid ha respondido nuevamente entre bromas: "Si Batman viene de nuevo es que pasa algo muy desagradable en la ciudad; por tanto, no sé si deseáis realmente que vuelva, porque eso significará que algo malo está pasando aquí".

"El Caballero del Dragón" se venderá a partir de mañana en librerías y quioscos de toda España en castellano, con una primera edición de 30.000 ejemplares, y en catalán, sólo en librerías, con una tirada de 5.000 unidades. Por primera vez, se publica en Italia, España y Estados Unidos -DC Comics- de manera simultánea.

..............................................................................................................................
Es esta la Barcelona que queremos, es este el Gaudí que nos entusiasma? La casa Batllò sera a partir de ahora Gótica ? o del Barça? .
Toda la obra de Gaudí solo servirá para las postales?.
Son preguntas que deberíamos hacernos los que tenemos aun interés en la obra arquitectónica de Gaudí , tal vez el "seny catalán", el sentido común tan poco común nos lleve a pensar que todo es valido para difundir a un artista, yo creo que en este caso seria mucho mejor dejarnos llevar por la"rauxa catalana" y sentir que queremos para su futuro, el futuro de Gaudí y el de la Barcelona de nuestros hijos y nietos.
No tengo ninguna
animaversacion personal contra Batman solo digo que la obra de un artista que esta aun en estado muy endeble debe ser protegida por alguna institución que de una imagen de seriedad aparte del dinero fácil que genera.
Luis Gueilburt

jueves, 28 de mayo de 2009

Bajan escultura de Cristo de la Montaña de Montserrat para su restauración



El Instituto Catalán de Suelo (INCASOl) ha retirado hoy la figura de Cristo, obra del escultor Josep Llimona, que desde 1907 está enclavada en la montaña de Montserrat, para restaurarla antes de devolverla a su emplazamiento original.

Esta escultura, ubicada en el camino de la Santa Cueva, en el término municipal de Collbató, forma parte del conjunto arquitectónico y escultórico diseñado por el arquitecto Antoni Gaudí del primer Misterio de Gloria del Rosario Monumental.

Según ha informado hoy el INCASOL, la figura de bronce, que estaba enclavada en la pared de la montaña, tiene tres metros de altura y pesa 400 kilos, por lo que para bajarla se han utilizando técnicas de escalada.

Esta actuación forma parte de las obras de restauración del Misterio de Gloria que inició el INCASOL el pasado mes de abril en el marco del acuerdo entre el Departamento de Política Territorial y Obras Públicas y el Departamento de Cultura y Medios de comunicación.

La restauración del Cristo resucitado irá a cargo el escultor de Manresa Ramon Oms y posteriormente la figura se colocará donde Gaudí lo había emplazado originariamente, en la parte superior de la entrada de la cueva y junto al escudo de Cataluña.

El conjunto de las obras tiene un presupuesto de 172.000 euros, y cuentan con la colaboración económica de la Diputación de Tarragona.

......................................................................................................................

No conocemos realmente donde querría Gaudí que estuviese el Cristo de esta pieza monumental, tal vez su ubicación asimétrica sea la que decidieron Gaudí y Llimona en algún momento, seria bueno que se pudiese discutir el tema con las fotografías sobre la mesa, o publicadas.

Se esta haciendo esta restauración y nadie opina, no hay una sola nota en prensa, seria una gran oportunidad el cambio de esta obra para volver a hablar de las complicadas soluciones en las restauraciones de las obras de Gaudí, seria bueno que los que convocaron el manifiesto llamado "alerta roja " dijesen algo al respecto.

No son solo la cripta de la Colonia Güell o la Sagrada Familia las obras en las que tendremos que hacer referencias, este es un ejemplo de lo que ocurre con el patrimonio Gaudiniano que esta absolutamente desprotegido.

Tal vez un congreso nos diese algún día las pautas que deberíamos seguir y a continuación la creación de la verdadera "FUNDACIÓN GAUDÍ"

Luis Gueilburt

martes, 26 de mayo de 2009

Los turistas visitarán la Masia




Josep
Pernau, OPUS MEI, El periodico, 25/5/2009

No alcanzará la grandeza de la Sagrada Família de Gaudí, pero hay un edificio en Barcelona al que los viajeros le reservarán en el futuro el segundo lugar en número de visitantes. Tiene varios siglos y se desconoce el nombre de su constructor. Ha prestado grandes servicios y este es el motivo de que se le haya construido una ampliación en Sant Joan Despí, que no gozará de la curiosidad de los forasteros, pues las fachadas de cristal no disfrutan de la nobleza de la piedra.
El lugar histórico siempre ha sido muy visitado. Ahora serán multitudes. Incluso las dos visitas pueden incluirse en una misma ruta. Cada una con sus funciones: la obra de Gaudí, como lugar de tributo a Dios, y la del constructor desconocido, dedicada a la formación de futbolistas. Es la Masia, la histórica, vecina del Camp Nou, un edificio que puede ser tan antiguo como la catedral.
Las aficiones futbolísticas pueden estar divididas, pero la escuela de Les Corts está ofreciendo resultados espectaculares y se la considera una cuna inacabable de ases. Allí se formó Guardiola y de su saber con el balón salen ahora los campeones. La cantera se ha convertido en una mina de oro, situada bajo el césped del terreno de juego. Se ha rascado la hierba y han aparecido lingotes con los nombres de Valdés, Piqué, Xavi, Iniesta, Messi, Puyol, Bojan, Busquets, Pedro... Se les admira en Europa y hasta sus adversarios les consideran una excepción. Si lo habitual es el fútbol de la fuerza, los de la facultad de la Masia practican el de la habilidad. Conocer el lugar en el que se formaron aumenta los motivos de interés de la ciudad. Las colas estarán aseguradas, pero esto no será un problema, porque el Barça puede ofrecer un amplia gama de recuerdos y regalos en los chiringuitos al aire libre.

...........................................................................................................................

Las comparaciones siempre son odiosas Sr. Josep Pernau y los lugares comunes también , aunque tengo que reconocer que el turismo es una lacra que lo mezcla todo, todo entra en el mismo saco y en la misma cola en fin ya el tiempo colocara las cosa en su lugar.

Luis Gueilburt

domingo, 24 de mayo de 2009

Melilla: un patrimonio de Europa en África

Noelia Ramos

EFE, ADN.es, Domingo, 24 de mayo de 2009

La ciudad autónoma de Melilla, un enclave europeo en África, está trabajando en el informe que va a presentar al Ministerio de Cultura para su designación como candidata a convertirse en una Ciudad Patrimonio Europeo.

En una entrevista concedida a EFE, el presidente de la Fundación Melilla Monumental, José Vallés, ha informado de que se acaba de configurar un expediente, que todavía no se ha hecho público, con el que se aspira a dar los primeros pasos para conseguir el objetivo final que sería, a su vez, un "escalón intermedio" en el propósito de ser Patrimonio de la Humanidad.

Y es que, según Vallés, la importancia de las aspiraciones de Melilla no sólo se encuentran en el patrimonio con el que cuenta la ciudad autónoma, sino en dónde lo tiene, que es un espacio europeo de reducidas dimensiones que se encuentra en el continente africano.

Esta peculiaridad supone una "ventaja" que, en opinión del presidente de este organismo, creado especialmente para defender el patrimonio monumental e histórico melillense, debe tenerse en cuenta a la hora de valorar, en un futuro, que Melilla pueda convertirse en una Ciudad Patrimonio Europeo.

Sus cuatro recintos fortificados, su red de galería subterráneas y su amplio patrimonio modernista hacen que la ciudad cuente con el aval necesario para fundamentar sus aspiraciones.

Melilla es la segunda ciudad española en patrimonio modernista -por detrás de Barcelona- al tener catalogado un edificio más de este movimiento arquitectónico que Madrid.

Sus calles están cargadas de edificios modernistas, muchos de los cuales están diseñados por el arquitecto Enrique Nieto, discípulo de Gaudí, de cuya llegada se han cumplido hace unas semanas el centenario, mientras que en el resto han participado innumerables técnicos militares.

Cuenta también con los únicos vestigios góticos que existen en África, un gótico tardío que toma forma en la Capilla de Santiago, situada junto a la Plaza de los Aljibes en Melilla la Vieja, lugar en el que luce precisamente la distinción "Europa Nostra", un premio que valora la recuperación que se ha hecho de este espacio.

Al patrimonio monumental y arquitectónico hay que sumar otra particularidad: Melilla es también "crisol de culturas" con cuatro comunidades religiosas -cristiana, musulmana, judía e hindú- que conviven pacíficamente.

"Esto es muy importante en los tiempos que corren", ha afirmado Vallés, quien ha precisado que en Europa se está potenciando y poniendo en valor esta interculturalidad, de la que "Melilla es paradigma".

Las aspiraciones para ser Ciudad Patrimonio Europeo apenas están dando sus primeros pasos, pero Melilla ya tiene cierto recorrido en pretensiones de esta naturaleza.

Hace seis años empezó "una larga carrera de fondo" para convertirse en Patrimonio de la Humanidad, una meta que no se pierde de vista, pero a la que "hay que acercarse subiendo pequeños escalones".

Dicho expediente, que cuenta con el aval de numerosas ciudades que ya tienen la consideración de Patrimonio de la Humanidad, está "vivo" y en permanente actualización con el objetivo de seguir avanzando.

"Creo que tenemos y que podemos", ha asegurado Vallés, quien ha señalado que Melilla es una prolongación de la cultura europea en África, una situación "envidiable", una Europa "diferente" que, sin embargo, mantiene la esencia del antiguo continente.

El origen de la pedrera de Gaudí hay que encontrarlo en un cafetal de Guatemala

24/05/09 | por Javier Montilla , el librepensador


vintportg

Hay una historia oculta que se esconde en las calles, en los edificios, en las plazas y en muchos rincones de Barcelona que el escritor Héctor Oliva nos enseña en su libro Veinte historias de la Barcelona americana… y una pregunta descarada. La obra, publicada en catalán y castellano por la Editorial Base y Casa América Cataluña, descubre el entramado histórico que se teje entre los callejones barceloneses y algunos rincones de Canadá, Argentina, Venezuela, Perú o las islas del Caribe.

Permíteme que te diga que tu nuevo libro es como un libro de viajes que se degusta desde la memoria de los sueños…

Es cierto que, por ejemplo, yo concibo el libro también como un libro de viajes. La literatura de viajes, al menos en su origen, busca descubrir al lector parajes exóticos y desconocidos. Y eso tiene mucho paralelismo en este libro, porque aunque no se relatan parajes exóticos, más bien lugares cotidianos que están literalmente a la vuelta de la esquina, la intención es relatar lo desconocido. Desvelar la parte desconocida de una serie de detalles archiconocidos y hasta emblemáticos de Barcelona, como la Vía Layetana, la Pedrera, el Palau de la Virreina y muchos otros. En ese sentido encaja con la intención de un libro de viajes. Y también un poco en la forma, porque en el fondo cada capítulo está pensado como un pequeño viaje urbano. E incluso también un viaje hacia distintas épocas del pasado: a la Barcelona del XIX, la Barcelona de los años 70, la Barcelona de la posguerra, etc…

Uno de los temas que más me sorprenden en el libro es la relación que existe entre Rubén Darío y Barcelona.

Como muchos otros literatos latinoamericanos, Rubén Darío tuvo una especial relación con Barcelona, donde vivió en dos etapas. La primera vez fue a partir de 1898, cuando llega como corresponsal del diario La Nación con la idea de describir el espíritu de la época y los procesos que se desencadenan a partir de la pérdida de la última colonia. Fue un período difícil para Barcelona, porque la imagen característica del 98 es la llegada masiva de soldados derrotados y desarrapados que abarrotan una ciudad que no tiene empleo suficiente ni centros de acogida para toda esa soldadesca. Además, por si fuera poco, la ciudad estaba tan atemorizada con los estadounidenses que corrió la voz que iban a venir a bombardear la ciudad. Incluso se instalaron minas en el litoral para impedir que pudieran acceder los barcos enviados por Washington. Después de una larga estancia en Mallorca, Rubén Darío regresó a Barcelona en 1913, pero ya con las facultades bastante mermadas, muy alcoholizados, con muchos achaques e incluso con frecuentes alucinaciones. Hoy, en Barcelona tenemos dos pequeños detalles que recuerdan al poeta nicaragüense: uno es un medallón en una de las fachadas del Parlament de Catalunya; el otro, una pequeña placa en la casa donde vivió en sus últimos años, en la calle Tiziano.

¿Consideras que Barcelona ha sido el punto neurálgico donde se fundían dos dimensiones tan diferentes como España y América?

Barcelona fue, a lo largo del siglo XIX, el punto en torno al cual basculaban esos dos mundos, España y América, del mismo modo que anteriormente ese punto de confluencia había sido Cádiz y antes incluso Sevilla. A lo largo del siglo XIX, Barcelona se erige en el motor del comercio en España, gracias sobre todo a su papel preponderante en la relación con América. Toda la escala social construye su sustento en base a América, tanto la alta burguesía (Comillas, Güell, Girona…), como la clase media, que siempre tenían algún miembro de la familia estratégicamente situado en Cuba o Puerto Rico, como las masas obreras, que sacan su salario como empleados en La Maquinista, la Compañía Trasatlántica, El Vapor Vell, las fábricas de algodón, todas ellas empresas con estrechos vínculos con América.

Uno de los puntos que quizás tengamos todos en la memoria colectiva, es que Barcelona únicamente ha mirado hacia Europa y hacia el Mediterráneo.

Los vínculos que se establecieron a lo largo del siglo XIX con América son imborrables. No hay más que darse un buen paseo por Santiago de Cuba o por Buenos Aires para darse cuenta de hasta qué punto continúa vivo ese recuerdo. Es cierto que a lo largo del siglo XX, Barcelona ha mirado mucho más hacia Europa y el Mediterráneo, pero, por ejemplo, de aquí a unos veinte años empezaremos a darnos verdaderamente cuenta de la revolución sociológica, comercial y hasta familiar que está implicando la inmigración procedente de países latinoamericanos. Para entonces, quién sabe si ya tendremos un presidente de la Generalitat con acento porteño o limeño. Es muy posible que en el siglo XXI, Barcelona vuelva a desempeñar un papel neurálgico en la relación con los países latinoamericanos.

Posiblemente uno de los temas que más sorprenderán al lector, es cuando relatas que La Pedrera, uno de los símbolos actuales de la Barcelona cosmopolita tiene orígenes guatemaltecos…

Es cierto, el origen de La Pedrera hay que encontrarlo, de hecho, en un cafetal de Guatemala, muy cerca del lago Atitlán, uno de los lugares más mágicos del mundo. Josep Guardiola fue un indiano que amasó una gran fortuna exportando café de Guatemala. También hizo dinero con acciones del Canal de Panamá. Regresó a Barcelona, ya viejito, y aquí se casó con una chica de veinte años, Roser Segimón. Al enviudar Roser, se casó en segundas nupcias con el hijo de una familia de la burguesía barcelonesa venida a menos, Perico Milà, que fue quien contrató a Gaudí para la construcción del hogar del matrimonio. Los Milà dieron nombre a esa vivienda del Paseo de Gracia, hoy famosa en el mundo entero, pero, de hecho, tanto la compra del terreno, como los honorarios de Gaudí y los salarios de obreros, peones, herrenos y artesanos que trabajaron en la Pedrera salieron de la fortuna que Guardiola había forjado en Guatemala.

Poca gente sabe que fue Barcelona la que dio cobijo a los grandes autores del boom latinoamericano: Cortázar, Vargas Llosa, Cabrera Infante, etc…

Barcelona le dio forma y, sobre todo, visión comercial al boom de la novela latinoamericana. Es posible que sin Barcelona y sobre todo sin personajes como Carlos Barral o Carmen Balcells, esa gran revolución literaria que supuso el encumbramiento de genios como García Márquez, Vargas Llosa, Cortázar, Fuentes y compañía se hubiera quedado en un fenómeno local. Barcelona le dio dimensión internacional al boom y, sobre todo, dimensión comercial, porque aquí se creyó en ellos, aquí se editaron sus libros y aquí se consideró que valía la pena fomentar y divulgar todo ese caudal de creatividad. Y también aquí a Barcelona vinieron a vivir o a pasar largas temporadas todos esos autores. A caballo entre los sesenta y los setenta, García Márquez y Vargas Llosa paseaban y se emborrachaban juntos por las calles de Barcelona. Hoy, sin embargo, son declarados archienemigos. Cosas de la vida.

¿Crees que Barcelona ha perdido esa esencia? Y no sólo me refiero a la Barcelona Americana, sino a la Barcelona real, la que era capaz de unir a Machín y a Ocaña, a Cortázar y a Alberto Cardín…

Barcelona necesita un buen rapapolvo de humildad y de libertad. Demasiado diseño, demasiado elitismo, demasiada ordenanza tiquis-miquis y demasiado edificio símbolo. Las ciudades están para que vivan las personas; no para que las personas vivamos a merced de las ciudades. Posiblemente esta crisis tan denostada nos traiga también un poco de aire fresco, de naturalidad y de creatividad, que falta nos hace.

lunes, 18 de mayo de 2009

Sentido Contrario Calatrava

Sentido Contrario
Calatrava

MTI /Milenio/Héctor Rivera
Publicada: Mayo 18, 2009

Desde hace unos años, Santiago Calatrava se ha paseado por el mundo dejando por todas partes testimonios de un sorprendente genio creativo que se expresa a través del cemento, el ladrillo, el acero y la madera, con mucha frecuencia a medio camino entre lo clásico, lo moderno y lo funcional.
Valenciano de origen, radicado en Zurich, con oficinas en París y Nueva York, ha recibido a sus 58 años todo género de celebraciones y reconocimientos y ha recibido a menudo buenas andanadas de críticas e insultos de una legión de detractores que marcha más o menos al mismo ritmo en Europa y Estados Unidos.
La verdad, su imagen de intelectual triunfador y seguro de sí mismo, trepado en las alturas del mundo que ha conquistado a golpes de audacia, no le favorece nada. A muchos les parece pura pedantería su identidad profesional de arquitecto, ingeniero y artista, y le asestan cada vez que pueden la calificación de simple constructor de puentes.
Parece, pues, que buena parte de sus enemistades se han desprendido de su mayor virtud y también de su mayor riesgo. La conjunción de ingeniería y arquitectura, en la tradición de Antoni Gaudí y Félix Candela, no es bien vista en un medio como el de los arquitectos puros, tan dados a la estética solemne y a veces tan alejados de la estructura y sus posibilidades de manejo artístico.
A Félix Candela, de origen madrileño, que dejó huella en México con los resultados de esa doble función de arquitecto e ingeniero, el Palacio de los Deportes y el Pabellón de Rayos Cósmicos en la Ciudad Universitaria, entre otras obras de rara magia expresiva, le gustaba insistir en la trágica historia de la sede de la Ópera de Sydney que en el curso de su construcción sepultó muchas vanidades. La sugestiva estructura propuesta por Joern Utzon, un joven y desconocido arquitecto danés que a mediados de los años 60 contaba con 37 años, fue elegida entre 223 proyectos presentados a concurso y perdura hasta la fecha como un triunfo del encuentro de la arquitectura y la ingeniería. Seleccionado por el encanto grácil de la representación de un conjunto de velas de barco desplegadas al viento en la bahía de Sydney, el proyecto original sufrió tantas penas y amarguras como rectificaciones y modificaciones en el curso de una controvertida construcción que demoró casi 20 años y multiplicó escandalosamente el modesto presupuesto original. Utzon, por supuesto, fue despedido mientras crecía el coro de impugnaciones.
El obvio error consistía en menospreciar la influencia que tiene la escala o el tamaño en cualquier problema estructural, explicaba Candela, e ilustraba con la sencillez que lo caracterizaba: “una pulga salta muchas veces su altura, mientras que un elefante no puede despegarse del suelo”.
Hay que decir que Candela tenía también una amplia corte de detractores que cuestionaban sus estructuras, definidas como cascarones.
Calatrava ha enfrentado el riesgo y ha conocido también el fracaso y el escándalo al modo de Utzon, Candela y Gaudí. Su proyecto de un puente para el Canal Mayor en Venecia, elegido en 1996, fue terminado finalmente en 2008 después de enfrentar sobre la marcha de la construcción múltiples correcciones por fallas estructurales que ponían en riesgo el entorno por el excesivo peso. Cuando acabó por fin la construcción, las autoridades venecianas organizaron una silenciosa inauguración que los pusiera a salvo de una posible reactivación de la polémica por el alto costo de la obra. Pero el trabajo de Calatrava quedó ahí, desplegado como el ala transparente de un ave inmensa o una enorme columna vertebral de un centenar de metros articulados que permite el acceso a Venecia por el único puente construido en 125 años en esta ciudad. Para gozar de este mérito, el arquitecto valenciano debió enfrentar públicamente a sus detractores en una suerte de ritual de autoelogio que incluía un recordatorio de sus muchos trabajos realizados a lo largo de 27 años de actividad profesional en todo el mundo, entre ellos más de 40 puentes y 12 estaciones de trenes. El 90 por ciento de su labor como arquitecto e ingeniero, dijo entonces, a mediados de los años 90, ha sido en los terrenos de la obra pública.
Dueño de un Premio Príncipe de Asturias en Artes y de una docena de doctorados honoris causa, Calatrava ha sabido continuar su camino profesional sin doblarse ante las embestidas de sus enemigos. Pero los golpes menudean sin cesar.
Uno de los últimos ataques que ha enfrentado le llegó recientemente de las páginas del diario estadunidense The New York Times, que alguna vez lo ubicó entre los más influyentes del mundo. La publicación simplemente hizo pedazos su proyecto para la construcción de una enorme estación de transbordo del sistema de transportes para la Zona Cero de Nueva York. Sin contemplaciones, fue definido como un “artista ingeniero borracho de ego en busca más de la huella personal que del beneficio ciudadano, incapaz de superar el fatal error del proyecto: la incongruencia entre la extravagancia de la arquitectura y el limitado propósito al que sirve”.
Su “descorazonador” proyecto, ha dicho uno de los diarios más prestigiados de Estados Unidos, es un “monumento a un ego creativo”. Lo que el arquitecto valenciano había concebido como un nuevo símbolo para la ciudad, un par de alas inmensas elevándose entre los rascacielos neoyorquinos, fue recibido como “una extravagancia de limitada utilidad, una infraestructura poco útil y con demasiados adornos”.
Sin embargo, habituado a la vida creativa bajo la metralla, Calatrava ya había advertido: “yo quería dar un sentido de optimismo y de fe en el futuro de esta ciudad”. Algo prácticamente imposible.
Y ahora ha añadido a su audacia la virtud del silencio.

domingo, 17 de mayo de 2009

Gaudí, otra idea turística

PARAÍSO TERRENAL / Manuel C. Cachafeiro
La Cronica León
Todos los días, camino del periódico desde mi casa, paso por delante de Botines. No hay semana que no vea una excursión, o un grupo de japoneses haciendo fotos de la fachada principal de la obra de Gaudí. Apreciando cada detalle, desde las rejas a las ventanas de madera, se comprueba hasta qué punto el arquitecto catalán fue un genio. Un artista irrepetible. Lo mismo se podría decir de su obra en Astorga. Aunque saliera de mala forma, el Palacio Episcopal es una joya única de la arquitectura del siglo XX. León y Astorga, Astorga y León, que siguen de espaldas en materia turística. ¿Por qué no una ruta de Gaudí, pero no sólo para ver Botines y la sede del clero asturiciense, sino también para llevar a los turistas a los lugares donde se inspiró el artista catalán? Los alfares de Jiménez de Jamuz... Hasta Reus y Riudoms, los dos pueblos que se han disputado el lugar de nacimiento de Gaudí, se han puesto de acuerdo después de cien años peleándose por si Gaudí nació en una masía o en el centro de Reus. Ahora, juntos, promocionan una ruta que incluye una visita a los lugares de la infancia de Gaudí y a un museo virtual. No hay obras de Gaudí en la ruta, pero la ruta ya se puede hacer. En cambio, en León, no. Aquí tenemos lo mejor del genio catalán fuera de Cataluña y andamos a uvas. Vamos a poner Gaudí en valor, y no sólo el año que se celebraron ciento no sé cuántos años. Yo doy la idea, pero pido una cosa: no empecemos otra vez con el patronato, la empresa mixta... Eso no.

viernes, 15 de mayo de 2009

La talla de la Mare de Déu de la Seu ya está preparada para su restauración


La Mare de Déu en la Capilla de la Trinitat. Foto: B. Ramón

patrimonio

El Taller Diocesà iniciará una intervención unitaria que contempla las esculturas de los santos y los doseletes de Antoni Gaudí

LOURDES DURÁN. PALMA. Con el traslado de la escultura gótica de la Mare de Déu de la Catedral al Taller Diocesà, dirigido por Antònia Reig, se completa el conjunto escultórico que fue afectado por la reforma de Gaudí en la Seu. De ahí que la intervención que se iniciará en un par de semanas atienda un proyecto de documentación y restauración global. Así lo comentó Mercè Gambús, responsable del Grup de Conservació de Patrimoni Artístic i Religiós.
La restauración abarcará las esculturas de la capilla Real de la Catedral junto a sus doseletes. Por expreso deseo de la responsable de este grupo profesional, se incluye en el conjunto la talla gótica de la Mare de Déu que sellaba la Capilla de la Trinitat.
El proyecto del Obispado fue presentado a la comisión de Patrimoni y cuenta con el visto bueno para ejecutar su oportuna restauración.
En el conjunto de tallas policromas están las de Santa María Magdalena, Santa Bárbara, Santa Lucía, San Juan Evangelista, San Juan Bautista y San Jaime. Las capillitas o doseletes fueron obra de Gaudí y tienen una clara impronta neohistoricista. A excepción de la talla dedicada a San Juan Bautista, el resto del conjunto procedían del retablo del altar mayor gótico de la Catedral, emplazado en aquel momento en el portal del Mirador. Gaudí las trasladó al altar mayor, sobre la sillería del coro.
La talla gótica de la Mare de Déu también quedó cobijada bajo otra capilla o doselete, rubricado por el arquitecto catalán Antoni Gaudí. Éste la trasladaría a la Capilla de la Trinitat, en lo alto de un espacio que aguarda su resolución sobre los vitrales.

diariodemallorca.es » Cultura

lunes, 11 de mayo de 2009

El esfuerzo de Reus

El esfuerzo de Reus

JORDI JARIA - 10/05/2009 Diari de Tarragona

El sano ejercicio de explorar las ciudades nos hace pensar a veces que, al final, sus aceras, sus fachadas, el lado visible o invisible de sus calles, son un buen reflejo de las tensiones que, afortunadamente, nos mantienen vivos. Cuando nos adentramos en una ciudad, ya sea como aves pasajeras o con ánimo de quedarnos, inmediatamente se capta si allí hay agitación o, dicho de otro modo, creatividad, o si, por el contrario, lo que rezuma la mirada de las piedras es tristeza y abandono. El pensamiento oriental podría formular todo esto de otra manera: el ‘esfuerzo’ creador, heredero de la tradición, cuando decae, se convierte en un simple ‘esfuerzo administrativo’, rutinario.

No hace falta recorrer muchos kilómetros, o dar la vuelta al mundo, para disfrutar con un viaje a lugares en donde es bien patente ese espíritu de esfuerzo. Reus nos lo demuestra cada día.

Por encima de los tópicos que se quieran, –capital ‘comercial’, ‘emprendedora’–, la percepción que se tiene como paseante es que el lugar es acogedor y que no para de moverse. La actividad es su primera tarjeta de presentación. En tiempos de incertidumbres y de propensión al desánimo, no es poco aleccionador este modelo de hacer las cosas.

Rápidamente se percibe también que la reconstrucción del alma de la ciudad tiene como base un fuerte consenso de la sociedad civil. Reus mereció y merece la pena, deben pensar, y así es como miman esta arquitectura de sentimientos que paso a paso se traduce en más pujanza y modernidad. No hay ciudad que se precie que, para conseguir esos objetivos, no cultive su pasado más estimado. La capital del Baix Camp lo ha hecho magistralmente con la figura, tantas veces olvidada e incomprendida, de Antoni Gaudí. El centro que lleva su nombre emociona y transforma al forofo de la obra del arquitecto, que lo buscó antes en lugares como Comillas, Astorga o Barcelona.

La ruta gaudiniana no podría comprenderse en su dimensión total sin visitar el Centre Gaudí de Reus, el mejor homenaje a la fantasía modernista, la mejor excursión posible hacia el Arca perdida de los genios. La actualización de su mensaje universal – los del 68 decían cosas como ‘el enemigo del movimiento es el escepticismo’– es el gran acierto que deben apuntarse quienes apostaron por rehabilitar a Gaudí como un eje emocional de la ciudad. La invitación al recorrido por los paisajes biográficos del creador se ha convertido, además, en un valor económico, una «marca» con proyección internacional que aporta beneficios turísticos y comerciales a toda la ciudad y la incluye de lleno en la ruta del legado de Gaudí. Y porque el arte une a los seres humanos, los impulsores de este ‘esfuerzo’, creador y dinámico de la memoria, pusieron voluntades y recursos para sacar brillo a la joya modernista de los edificios.

El exquisito cuidado de este patrimonio, esta pertinaz lucha contra el olvido de lo propio, explica muchos de los éxitos actuales de la ciudad. Los valores del pasado, por ejemplo, el referente moral de Gaudí, no son, como diría el japonés Natsume Soseki, ‘un traje alquilado con el que uno se viste un rato’. Reus inyecta toda esa energía en su tejido económico, empresarial, en su muy activo escaparate cultural, en el rumbo seguro hacia las nuevas tecnologías.

También hay un espíritu emprendedor ‘social’ que Reus está liderando con notables resultados. Los colores y olores del Camp que inspiraron a Gaudí se cruzan y mezclan ahora con el perfume de los campos de hierbabuena. Nadie niega las dificultad de la convivencia intercultural, pero hay diálogo, y modelos de bienvenida en las escuelas, que funcionan. Todo esto es Reus o, simplemente, una sensación, un apunte sin más pretensiones.

domingo, 10 de mayo de 2009

Vivienda estudia el proyecto de Elías Torres sobre el tornavoz de Gaudí y la Seu aclara que su instalación sería temporal



MATEU CUART. PALMA.
Tras el anuncio de un "posible acuerdo" entre la Iglesia y la conselleria de Vivienda para recuperar el tornavoz puesto por Gaudí sobre el púlpito del lado del Evangelio de la Seu, retirado en las postrimerías de 1970 tras la instalación de sistemas de megafonía, desde el departamento de Jaume Carbonero se limitaron ayer a confirmar que se está trabajando en el proyecto, remitido por el arquitecto eivissenc Elías Torres.
Por su parte, la portavoz del Cabildo en materia patrimonial, Mercè Gambús, señaló que el Capítulo ha recibido una carta con la propuesta para instalar una réplica de aquella suerte de mampara, concebida para amplificar la voz de los predicadores, pero aclaró que "en ningún momento se habla de que la instalación quede en la Seu de manera permanente".
Y aunque se quería hacer coincidir la colocación de la réplica con la muestra sobre la visita a Mallorca de Le Corbusier, que lo dibujó e hizo aparecer en un proyecto posterior, Monumento de la Mano Abierta, en Chandigarh, la India, el Capítulo admitió ayer que aún no ha tomado en consideración la propuesta, pese a que la exposición lleva abierta desde el jueves.
Los apuntes sobre el tornavoz del arquitecto suizo, uno de los más relevantes de la primera mitad del siglo XX, pueden visitarse hasta el 12 de junio en la sede del Col·legi Oficial d´Arquitectes, que alberga también fotografías de la que fue su socia, Charlotte Perriand, y cartas privadas.
........................................................................................................................
Con tantas piezas originales de Gaudí como hay en la Seu de Mallorca la verdad es que poner replicas basadas en algún dibujo no tiene mucho sentido, y la energía y el dinero del contribuyente se debería gastar en temas de interés general y que tengan futuro por lo menos esa es mi humilde opinión
me interesa el estudio del tornavoz pero me parece innecesaria su reconstrucción cuando el problema real del baldaquino de Gaudí aun no se ha resuelto, y las vidrieras siguen en sus cajas sin que las podamos ver los interesados
Luis Gueilburt

viernes, 8 de mayo de 2009

Repaso a la «corta pero intensa» visita de Le Corbusier a Mallorca



ARNAU BUSQUETS

En el año 1932, el reputado arquitecto Le Corbusier estuvo en Mallorca durante tres días. Según el arquitecto Josep Quetglas, fue una visita «corta pero intensa» que ahora protagoniza una exposición y cinco conferencias en el Col·legi Oficial d’Arquitectes de les Illes Balears (COAIB).

Le Corbusier vino a la Isla para proponer un proyecto de reforma del Hotel Formentor, que finalmente no se concretó. En la muestra, que se inaugura hoy, se puede revivir su estancia mallorquina a través de esbozos y notas de sus libretas, y de las cartas que mandó a su madre contando lo sucedido. Entre las imágenes reproducidas se encuentran dibujos de escaleras y puertas de Ciutat que habrían inspirado las puertas giratorias que diseñó después. También esbozó casas de Formentor, vistas del litoral e ideas para una monumental reforma del hotel, que pretendía unir la playa con la isla situada enfrente. Además de una conferencia que acompañará la inauguración, otras cuatro charlas tendrán lugar el próximo jueves.

Recuperación
Una de las piezas que más habrían impactado a Le Corbusier durante su visita fue un tornavoz diseñado por Gaudí, que estaba colocado sobre el púlpito del Evangelio en la Seu. El arquitecto suizo lo habría utilizado como inspiración para el Monumento de la Mano Abierta, en la India. El diseño de Gaudí no llegó a construirse con materiales nobles, y fue retirado hace décadas.

Según explicó ayer Federico Climent, presidente de la demarcación mallorquina del COAIB, se ha propuesto al Bisbat colocar temporalmente una reproducción del tornavoz en su ubicación original. El arquitecto Elias Torres, profesor en la Escola d’Arquitectura de Barcelona, ha realizado con sus alumnos el proyecto para construir la maqueta. Climent señaló que hay «buena disposición» del Bisbat y de la Conselleria d’Habitatge, que se haría cargo de parte del coste.

jueves, 7 de mayo de 2009

La llegada de la tuneladora acelera la pantalla de la Sagrada Família

Cabezal en movimiento de la tuneladora Barcino, ya acabada, en la fábrica alemana donde se ha construido, ayer. Foto: DANNY CAMINAL / Enviado especial


  1. La protección por el AVE empieza en julio cuando se iniciará el montaje de la máquina en la Sagrera
  2. La perforadora y su gemela de Girona se traerán desde Alemania para poder excavar en octubre
RAMON COMORERA SCHWANAU / ENVIADO ESPECIAL

El túnel del AVE bajo el corazón de Barcelona, por Mallorca, Diagonal y Provença, ya tiene quien lo excave. Al igual que el que cruzará el centro de Girona. Serán Barcino y Gerunda, las dos tuneladoras casi gemelas, identificadas por los nombres romanos de cada ciudad, que en otoño empezarán a abrir los pasos subterráneos de la alta velocidad. Las dos máquinas ya acabadas fueron entregadas ayer en la factoría del gigante metalúrgico alemán Herrenknecht, en Schwanau (cerca de Estrasburgo), a las constructoras de las obras que las encargaron y mostradas a la prensa. Su inmediato traslado a Catalunya en barco acelerará en el caso de Barcelona la construcción de la pantalla subterránea que ha de proteger los cimientos de la Sagrada Família.

25 MILLONES
Las obras de este muro permeable empezarán en julio y durarán hasta febrero del 2010, según explicó a los pies del enorme topo mecánico el director de la línea Antonio Fernández Gil. Por esas fechas la tuneladora barcelonesa debe estar ya cerca del monumento modernista en su recorrido de 5,6 kilómetros hacia Sants. Las máquinas han costado 25 millones cada una, pesan más de 2.000 toneladas y miden 11,5 metros de diámetro y 100 de largo.
Con la tuneladora a punto y en camino, los acontecimientos se precipitan. El calendario y los plazos de ejecución deben ir encajando para que los trenes puedan circular hasta Francia en el 2012. Este es el compromiso del gestor de infraestructuras ferroviarias Adif tras el aplazamiento de tres años respecto a la última fecha del 2009 anunciada por el Ministerio de Fomento en el 2007.
Los trabajos de la pantalla de 240 metros de largo y 40 de profundidad para asegurar los cimientos y la propia estructura actual y futura de la fachada de la Glòria reducirán los carriles del tramo de Mallorca afectado y también los accesos al templo entre seis y ocho meses. Adif está planeando junto con el ayuntamiento los desvíos necesarios aquí y en el cruce con Padilla donde se construirá uno de los grandes pozos de mantenimiento de la tuneladora que después será una salida de emergencia.
Esta operación empezará con el verano para aprovechar el descenso de tráfico propio de esta época, según Adif, y una vez desviados todos los servicios, labor que en el caso de Padilla se está finalizando. La previsión de los técnicos es que la perforadora que se montará en el pozo abierto entre el puente de Bac de Roda y la Torre del Fang avance una media, salvo imprevistos, de 10 metros diarios.
A este ritmo y contando con que en los primeros centenares de metros la máquina va más lenta porque se adapta al terreno, a partir de febrero del 2010 podría llegar ya a la altura del monumento que iniciara Gaudí en la calle de la Marina.
El informe independiente que realiza la ingeniería Intemac sobre la situación de la Sagrada Família y la posible incidencia del túnel, acordado con Adif el año pasado, se está ultimando. Fernández Gil no cree, sin embargo, que "modifique nada sustancial de un proyecto riguroso y seguro". Para el trabajo se hacen sondeos dentro del templo y análisis de sus cimientos y pronto se instalarán sensores en las torres para medir los movimientos que ya tienen por causas climáticas o de las propias obras.

MÁXIMA SEGURIDAD
Martin Herrenknecht, el creador del emporio industrial y de ingeniería de 3.000 trabajadores que fabrica tuneladoras de todo tipo para los cinco continentes, se sumó ayer a los técnicos que avalan el trazado del túnel por Mallorca. "No tengo ninguna preocupación por el espectacular monumento porque el proyecto está muy bien hecho y las empresas son solventes y con experiencia", proclamó. Incluso negó cualquier posible relación con el reciente hundimiento del archivo histórico de Colonia, "causado por las obras del pozo de la estación de metro pero no por la perforación del túnel".
Poco antes había detallado las gestas de sus máquinas (240 kilómetros perforados en el 2008) y citó los túneles de Madrid, Guadarrama, Shanghái, Hamburgo o San Gotardo. Herrenknecht ha vendido en España 30 tuneladoras desde que en 1991 fabricó la primera para el metro de Valencia.
Tras las dos del AVE acabadas ahora, la factoría de Schwanau ha iniciado ya la fabricación de la primera de las dos que usará Ferrocarrils de la Generalitat para prolongar la línea de Sabadell hacia el norte de la ciudad. Asimismo, cuatro de las cinco perforadoras que utiliza Obres Públiques en la kilométrica L-9 del metro son de la empresa alemana.

La cruz de Gaudí corona de nuevo la torre de Bellesguard

Colocación del pináculo restaurado de la torre de Bellesguard, ayer. Foto: ALBERT BERTRAN
  1. Tras la amenaza de desplome de hace un año, ha recuperado sus colores originales
  2. El ayuntamiento negocia con la familia nuevas mejoras en el inmueble y en el jardín


DAVID PLACER
BARCELONA

Casi nadie recordaba que la cruz de la torre de Bellesguard, creada por Gaudí hace 100 años, tuviera colores tan vivos en su trencadís de cerámica. Ayer, una enorme grúa devolvió la pieza completamente restaurada a su lugar original, a lo alto de la torre, en la calle del mismo nombre en Sant Gervasi, de donde fue retirada de urgencia hace un año por un peligro de desplome inminente.
Con la cruz reluciente y el pináculo reforzado con un soporte de dos vigas, los trabajos para salvar el monumento entran en su fase final y finalizarán en pocas semanas. Ahora, los restauradores deberán recomponer, en las alturas, las rosas de piedra que conforman su base. Se espera que a final de mes los andamios que rodean la torre sean retirados.

MATERIALES DESGASTADOS
Los responsables municipales creen que la principal causa del repentino deterioro que sufrió el inmueble hace un año fue el desgaste de los materiales centenarios. "Fue una intervención complicada porque no conocíamos a fondo la pieza. Una vez que se desmontó la cruz, comenzamos a entender mejor la estructura", dijo el concejal de Urbanismo de Barcelona, Ramon García-Bragado.
El ayuntamiento no ha podido establecer una relación directa entre las explosiones causadas por los trabajos para la construcción de una gran tubería de agua en Collserola (dirigida por el departamento de Medi Ambient) y el repentino deterioro de la casa. Pese a que varios inmuebles de la zona sufrieron daños en esos días --entre ellos, la universidad Abat Oliba y un gimnasio-- y que los vecinos sintieron temblores moderados, los técnicos del ayuntamiento aseguran que las vibraciones en la zona no fueron significativas.
Los encargados de la restauración sostienen que Gaudí fue demasiado audaz y arriesgado en esta creación y que "llevó los materiales al límite". Aun así, ninguno se atreve a sentenciar que el genial arquitecto se equivocó, a pesar de que sus explicaciones apuntan hacia esa dirección.
Las obras, que han costado unos 600.000 euros, han sido pagadas a tres partes iguales entre la Generalitat, el ayuntamiento y la familia propietaria. Jordi Rogent, responsable de Patrimonio del ayuntamiento, informó de que el consistorio negocia con los dueños futuras restauraciones en el interior del inmueble y en los bancos de los jardines, que han perdido muchas piezas de cerámica y muestran deterioro.

BANDERA VISIBLE
Desde ayer, la bandera catalana, que bordea la base de la cruz, ya se puede distinguir con claridad. Durante la guerra civil fue pintada de gris para evitar que la casa fuera bombardeada por las tropas franquistas, según explican los restauradores. Una intervención en 1985 pintó las piezas de cerámica de rojo y amarillo, pero el paso del tiempo hizo que los colores perdiesen lustre. Con la utilización de vidrios de color, similar a los originales, la cruz tiene garantizados muchos años de brillo.

...................................................................................................................

Gaudí se equivoco, los materiales han envejecido mas de la cuenta, pero la dinamita no causo seguramente ningún efecto, me gustaría saber porque entonces la Generalitat y el Ajuntament estuvieron tan dispuestos a colaborar con los propietarios del edificio.

No pasa nada si algún periódico se atreviese a decir la verdad o tal vez la censura o autocensura es mayor de la que los ciudadanos pensamos.

Luis Gueilburt

La cruz de Gaudí corona de nuevo la torre de Bellesguard

  1. Tras la amenaza de desplome de hace un año, ha recuperado sus colores originales
  2. El ayuntamiento negocia con la familia nuevas mejoras en el inmueble y en el jardín


DAVID PLACER
BARCELONA

Casi nadie recordaba que la cruz de la torre de Bellesguard, creada por Gaudí hace 100 años, tuviera colores tan vivos en su trencadís de cerámica. Ayer, una enorme grúa devolvió la pieza completamente restaurada a su lugar original, a lo alto de la torre, en la calle del mismo nombre en Sant Gervasi, de donde fue retirada de urgencia hace un año por un peligro de desplome inminente.
Con la cruz reluciente y el pináculo reforzado con un soporte de dos vigas, los trabajos para salvar el monumento entran en su fase final y finalizarán en pocas semanas. Ahora, los restauradores deberán recomponer, en las alturas, las rosas de piedra que conforman su base. Se espera que a final de mes los andamios que rodean la torre sean retirados.

MATERIALES DESGASTADOS
Los responsables municipales creen que la principal causa del repentino deterioro que sufrió el inmueble hace un año fue el desgaste de los materiales centenarios. "Fue una intervención complicada porque no conocíamos a fondo la pieza. Una vez que se desmontó la cruz, comenzamos a entender mejor la estructura", dijo el concejal de Urbanismo de Barcelona, Ramon García-Bragado.
El ayuntamiento no ha podido establecer una relación directa entre las explosiones causadas por los trabajos para la construcción de una gran tubería de agua en Collserola (dirigida por el departamento de Medi Ambient) y el repentino deterioro de la casa. Pese a que varios inmuebles de la zona sufrieron daños en esos días --entre ellos, la universidad Abat Oliba y un gimnasio-- y que los vecinos sintieron temblores moderados, los técnicos del ayuntamiento aseguran que las vibraciones en la zona no fueron significativas.
Los encargados de la restauración sostienen que Gaudí fue demasiado audaz y arriesgado en esta creación y que "llevó los materiales al límite". Aun así, ninguno se atreve a sentenciar que el genial arquitecto se equivocó, a pesar de que sus explicaciones apuntan hacia esa dirección.
Las obras, que han costado unos 600.000 euros, han sido pagadas a tres partes iguales entre la Generalitat, el ayuntamiento y la familia propietaria. Jordi Rogent, responsable de Patrimonio del ayuntamiento, informó de que el consistorio negocia con los dueños futuras restauraciones en el interior del inmueble y en los bancos de los jardines, que han perdido muchas piezas de cerámica y muestran deterioro.

BANDERA VISIBLE
Desde ayer, la bandera catalana, que bordea la base de la cruz, ya se puede distinguir con claridad. Durante la guerra civil fue pintada de gris para evitar que la casa fuera bombardeada por las tropas franquistas, según explican los restauradores. Una intervención en 1985 pintó las piezas de cerámica de rojo y amarillo, pero el paso del tiempo hizo que los colores perdiesen lustre. Con la utilización de vidrios de color, similar a los originales, la cruz tiene garantizados muchos años de brillo.

miércoles, 6 de mayo de 2009

Acaba la restauración de la cruz de la Torre de Bellesguard de Barcelona

  • EFE,Barcelona ADN.es Lleida

La cruz de la Torre de Bellesguard de Barcelona, una casa unifamiliar del arquitecto Antoni Gaudí, vuelve a coronar desde hoy el edificio, después de acabar los trabajos de su restauración, que han durado cuatro meses, con un presupuesto de 600.000 euros.

El proyecto de obras de la torre, según informa el departamento de Cultura, ha consistido en la restauración de la cruz, a la que se le han incluido los brazos y un pináculo cónico con la bandera catalana, así como en consolidar el pináculo piramidal que la soporta y se ha trabajado en la propia estructura del edificio.

En la actuación han participado los arquitectos David García y Martí Cabestany, la aparejadora Amparo Lecha, junto con el arquitecto asesor Robert Brufau. La restauración de la cruz ha ido a cargo de las expertas Montse Agüero e Irene García.

El presupuesto ha sido asumido, a partes iguales, por la Generalitat, el Ayuntamiento y los propietarios de la finca, la familia Guilera.

Durante casi un año, los técnicos han trabajado en este edificio, en el que se detectaron patologías de la construcción en mayo de 2008.

Técnicos del Ayuntamiento y de la propiedad visitaron la finca para analizar el alcance de las fisuras y deformaciones detectadas y ya se iniciaron las actuaciones para garantizar la estabilidad de la cruz.

El edificio, declarado Bien Cultural de Interés Nacional, data de principios del siglo XX y fue construido en la zona de Bellesguard, donde se conservaban restos del palacio que Martín el Humano se hizo construir allí en el siglo XV.

........................................................................................
Mas información en la nota siguiente todos los artículos se han publicado sin fotografías que lo documenten hasta este momento.

Luis Gueilburt

La Torre Bellesguard de Gaudí recupera su cruz modernista restaurada



BARCELONA, 6 May. (EUROPA PRESS) -

La Torre de Bellesguard del arquitecto Antoni Gaudí recuperó hoy la cruz modernista que la coronaba, un año después de habérsele detectado unas fisuras. Asistieron al acto el teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona, Ramón García Bragado, y el director de Patrimonio Cultural de la Generalitat, Josep Maria Carreté.

Los trabajos incluían restaurar la cruz, consolidar la base que aguantaba la cruz y reforzar la estructura de la torre, para lo que se ha optado por colocar una estructura de acero de ocho metros que une la torre con la cruz.

García Bragado catalogó la operación de "compleja y delicada" debido al peso de la estructura de la cruz, en torno a las cinco toneladas, y a que descansa sobre una "estructura delicada". En ningún caso achacó el problema estructural a la deficiencia en su diseño, pues fue construido sin vigas con un sistema de contrapesos, sino "al agotamiento de los materiales".

La familia propietaria del edificio detectó que la cruz estaba torcida en mayo de 2008, en el momento en que las lluvias continuadas llenaron los pantanos semivacíos de Catalunya.

Los trabajos de restauración han costado 600.000 euros, asumidos a partes iguales por el Ayuntamiento, la Generalitat y los propietarios.

La Torre de Bellesguard fue construida entre 1900 y 1909 donde estuvo el palacio de Martí I l'Humà, rey de la corona de Aragón durante el siglo XV. El edificio, pese a ser de propiedad privada, goza del nivel máximo de protección patrimonial ya que está declarado Bien Cultural de Interés Nacional.

martes, 5 de mayo de 2009

Hughes ve fetichista y miope el actual culto a Gaudí y el olvido de Domènech




  • EFE ADN.es
  • Barcelon, Lleida

El crítico de arte australiano Robert Hughes ve "fetichista y miope" el actual culto que se rinde a la obra de Gaudí, en detrimento o exclusión de otros arquitectos modernistas como Domènech Montaner, autor del Palau de la Música.

Hughes hace estas reflexiones en la introducción de un nuevo libro dedicado al Palau de la Música, cuya edición coincide con el centenario del auditorio barcelonés.

En su texto, Hughes, que no ha podido desplazarse a Barcelona para la presentación del volumen, editado por Triangle, por motivos de salud, lamenta que "el turismo rinde culto a Gaudí y "sólo a él" y recuerda que "de cada mil personas, sólo una conoce el nombre de Domènech".

Para el que fuera crítico de arte durante más de treinta años de la revista Time, este desconocimiento es "injusto, pero en cierto modo un alivio, pues si Domènech estuviera encumbrado en la leyenda, la adoración y la fantasía popular que se asocian al nombre de Gaudí, no habría forma de penetrar entre las multitudes que sitiarían" el Palau.

Triangle Postals, que ya había escrito algunas monografías dedicadas al Palau hace más de diez años, decidió escribir un nuevo libro que fuera una puesta al día del conocimiento sobre el auditorio modernista.

Robert Hughes aceptó la oferta de escribir el texto y por esta razón se desplazó expresamente a Barcelona en 2007, cuando hizo una nueva visita a un edificio que ya conocía a fondo desde hacía décadas y sobre el que ya había escrito con admiración en su libro "Barcelona" (1992).

El libro recoge además 170 fotografías realizadas por Ricard Pla y Pere Vivas durante los últimos tres años, con especial atención a las fachadas, las musas del hemiciclo y otras partes del edificio que han sido restauradas o incorporadas con motivo del centenario.

Este es también el primer libro que muestra los nuevos pebeteros y la nueva linterna diseñada por Óscar Tusquets basándose en los diseños originales de Domènech.

El volumen está estructurado de forma que el lector haga un recorrido por el edificio, tanto desde el punto de vista histórico como arquitectónico.

Hughes repasa los principales nombres y acontecimientos que marcaron la construcción y la posterior historia musical y social del Palau.

El texto del crítico australiano, afincado desde hace años en Nueva York, se completa con una serie de fotografías históricas, algunas de ellas inéditas o poco conocidas, que ilustran la construcción del Palau desde sus inicios.

El historiador del arte y coordinador de la edición, Jordi Falgàs, ha subrayado hoy en la presentación que "las fotografías en color de Ricard Pla y Pere Vivas permiten ver el edificio desde nuevas perspectivas o puntos de vistas exclusivos, a menudo aproximando al lector a detalles arquitectónicos que no se aprecian a simple vista o a partes a las que no pueden acceder los visitantes".

...............................................................................................................................

Lo siento mucho Sr Robert Hughes el "fetichista y miope"es usted y no el publico, ya entiendo que le encargaron un libro sobre Domènech i Montaner pero no era necesario hacer comparaciones que aunque funcionen mediaticamente no tienen ninguna lógica , para que comparar huevos con manzanas. nunca se podría hacer un injerto, lo mismo ocurre entre Gaudí y Domenech aunque de la misma época sus obras son imposible de comparar.

Espero que se mejore y algún día podamos discutir lo indiscutible

Luis Gueilburt