miércoles, 26 de agosto de 2009

Melilla modernista: luces y sombras de la puesta en valor del patrimonio


La conocida como Casa de los cristales, cuyo rehabilitación es tema aún pendiente.


El Faro de Melilla



Escrito por Marcos Rober
lunes, 17 de agosto de 2009

Hablar de Melilla es hacerlo igualmente de su arquitectura modernista, símbolo de una ciudad que en los últimos años ha ido tomando conciencia, gracias a la labor de los poderes públicos,
de la necesidad de rehabilitar, proteger y conservar un patrimonio exclusivo en el norte de África, ya convertido en icono e imagen de una ciudad que pretende entrar en el siglo XXI mostrando una parte de su historia, simbolizada y materializada a través de la historia de las construcciones que adornan en centro de la villa y algunos barrios más alejados.
Esta situación, que podría parecer envidiable, en la medida en que hay catalogados más de 700 edificios de diversa factura y estilos, clásico, modernista o art déco, descubre sin embargo una serie de problemas que comienzan a perpetuarse en el tiempo y que ponen en evidencia, en determinados momentos, la política de la administración local en este ámbito.
Los esfuerzos que se han hecho son ímprobos pero insuficientes, a tenor de la situación en la que se encuentran algunos de los edificios, aspecto que deberá corregirse si se quiere apostar por la arquitectura modernista como recurso turístico en la ciudad.

Apuestas fallidas

El consejero de Fomento, Rafael Marín, ha sido uno de los más fervientes defensores de la peatonalización de algunas de las calles del centro. A pesar de las indudables ventajas que podría reportar a la ciudad el hecho de que algunas vías estuvieran cerradas al tráfico, en particular para mejorar la protección patrimonial, desarrollo de la hostelería y fomento de la explotación turística de la zona, lo cierto es que en Melilla esta opción ha encontrado siempre más detractores que defensores. En este sentido, el proyecto piloto que se llevó a cabo con la peatonalización de la calle García Cabrelles y aledaños no parece que haya dado sus frutos.
Así, tras un breve período de tiempo, algunos comerciantes de la zona afirmaron que esta situación no habría mejorado las ventas en sus comercios, tal vez debido al alejamiento de la calle principal, la avenida Juan Carlos I, más que a la ausencia de viandantes. Pese a ello, esta primera opción no tuvo el respaldo ni profesional, en el ámbito del comercio, ni ciudadano, para poder ser consolidada. De este modo, la Ciudad Autónoma no tuvo más remedio que volver a reabrir al tráfico estas calles ante las protestas de los comerciantes.
La situación actual no deja de ser paradójica y es que el tráfico rodado, antes bastante abundante, ahora parece controlado, justo cuando se ha abierto de nuevo la calle. El consejero de Fomento no desespera ante esta situación y pone siempre como ejemplo el caso de la calle Larios, en Málaga, donde el cierre al tráfico a permitido generar una arteria comercial de indiscutible valor para hosteleros, comerciantes y ciudadanos.
En cualquier caso, no ha habido desde entonces más apuestas del Gobierno local a favor de la peatonalización, un tema polémico que nadie quiere reabrir para no generar enfrentamientos estériles con el sector comercial.
Zona comercial
Pero la peatonalización de las calles no ha sido la única preocupación del Gobierno local. Reactivar el centro modernista como centro comercial ha sido otra de las apuestas, ésta con más suerte, pues desde hace dos años se impulsó la puesta en marcha de lo que se ha venido en llamar ‘Centro comercial abierto’, una opción ya puesta en práctica en otras ciudades españolas con éxito y que en Melilla pretendía revitalizar una zona que estaba algo deprimida.
Esta posibilidad fue defendida desde Proyecto Melilla, Promesa, una de las instituciones más comprometidas con la reactivación del comercio melillense y la generación de empleo en la ciudad. El centro comercial abierto parece haber calado entre los melillenses y los comerciantes, aunque presenta algún que otro problema, en particular la saturación de tráfico que ha generado en el centro, un elemento que entorpece sin lugar a dudas la explotación del centro modernista desde un punto de vista turístico. Así, desde el Gobierno local se hace lo indecible por encontrar zonas donde poder construir nuevos aparcamientos. Para muchos esto denota una falta de previsión, otros sin embargo consideran que no es más que un efecto sobrevenido, ya que el tráfico siempre ha sido intenso. La cuestión que se plantea es hacer compatible la explotación comercial con el control de tráfico en la zona.
Junto a los aparcamientos, también ha surgido la posibilidad de instalar parquímetros, algo no bien acogido por los melillenses. Parece pues que va a ser imposible compatibilizar ambas cuestiones. Pero la gestión del patrimonio en el ensanche modernista roza con dos últimas cuestiones, su rehabilitación y conservación por un lado, y su explotación turística por otro.

La opción del Turismo
La puesta en valor del patrimonio arquitectónico ha tenido siempre dos objetivos, el primero de ellos la conservación de unos bienes catalogados como conjunto histórico, declarado así desde el año 1953, con la ampliación que se llevó a cabo en 1986 y en segundo lugar la posible explotación turística de un patrimonio que no deja de ser insólito en una ciudad española, que como Melilla, está en el norte de África.
Así las cosas, desde la Viceconsejería de Turismo se adoptó en su día un plan de dinamización turística que el tiempo se ha encargado de mantener en el olvido. La política se ha orientado hacia la consideración del patrimonio modernista como objeto turístico, circunstancia que no pasa ya desapercibida ni en las guías turísticas editadas ni en los folletos turísticos que pueden recogerse en el kiosko turístico de la Plaza de España.
Pese a estos indudables logros, lo cierto es que el plan de dinamización turística de la zona centro no dio sus frutos, quizás por haberlo planteado de forma independiente a otras acciones que debían ser emprendidas. Las visitas audioguiadas fue el instrumento que se quiso utilizar en su día, hoy en mal estado de conservación.
Pero desde la asociación de guías de turismo de la ciudad, Aguitur, también se han levantado algunas voces críticas. Y es que la realización del circuito turístico modernista es difícil de llevar a la práctica. Si se hace a pié, el guía se encuentra con las dificultades que plantea el intenso tráfico, el ruido ensordecedor y la falta de espacio donde poder dar las explicaciones pertinentes.
De nuevo queda patente que la peatonalización de algunas calles sería beneficioso para estas guías. De momento no se ha adoptado ninguna otra medida de carácter turístico, excepto la defensa de la rehabilitación de algunos edificios, aspecto que roza con otros nuevos problemas.
Rehabilitar el patrimonio

La última faceta de la defensa del ensanche modernista pasa por la rehabilitación de gran parte de sus edificios. Los problemas surgen cuando los propietarios no se implican en esta labor, bien por falta de interés o por falta de recursos.
El caso de la conocida como ‘Casa paraíso’ quizás sea el más sonado pero no el único. En este sentido, la administración puede obligar al propietario al mantenimiento del edificio, e incluso existen ayudas para su conservación, tanto por parte de la Consejería de Fomento como del Ministerio, a través de un convenio firmado hace un año.
La recuperación de los edificios no es fácil y en algunos casos se ha optado por conservar la fachada y construirlo de nuevo. Pese a ello, aún queda mucho por hacer, como muestra la conocida como ‘Casa de los cristales’, ejemplo de historicismo único en la ciudad.
Lo que parece claro es que la conservación y explotación del ensanche modernista requiere una actuación integral que comprenda diversas facetas, la turística, la comercial, la patrimonial y la relativa a la seguridad y gestión del tráfico. Las acciones inconexas han demostrado no servir para mucho a tenor de los resultados. Mientras tanto, el patrimonio melillense seguirá a la espera de una mejor protección.

jueves, 13 de agosto de 2009

La Sagrada Familia se inaugurará en 2010

La célebre creación emblema de Barcelona e inconclusa de Antonio Gaudí, verá su resplandor en 2010. Las obras del templo expiatorio de la Sagrada Familia -la gran creación que el arquitecto catalán Antoni Gaudí no pudo concluir- avanzan a buen ritmo y en septiembre del próximo año se terminará de cerrar la nave central, lo que permitirá inaugurar el edificio como templo en La Mercè del próximo año.

Miércoles, 12 de Agosto de 2009

Adriana López Redondo

La construcción del templo, máximo exponente de la arquitectura modernista catalana, comenzó en marzo de 1882 a partir de un proyecto del arquitecto diocesano Francisco de Paula del Villar.

Al año siguiente, Antoni Gaudí se hizo cargo de los trabajos, los que no abandonó hasta su muerte, en 1926. La obra que realizó hasta su fallecimiento, la fachada del Nacimiento y la cripta, ha sido incluida por la Unesco en el año 2005 en el Sitio del Patrimonio mundial «Obras de Antoni Gaudí».Máximo exponente de la arquitectura modernista catalana

Pero del proyecto del edificio sólo se conservaban planos y un modelo en yeso que resultó muy dañado durante la Guerra Civil española.

Joan Rigol, presidente del Patronato de la Sagrada Familia, se muestra confiado en la evolución de los trabajos: "Mucha gente de mi generación, la de los años 30 y 40, podrán ver la Sagrada Familia acabada".

Cuando unas obras se eternizan y parece que no acaban nunca, el dicho popular asegura que "duran tanto como las de la Sagrada Familia"; en ellas, trabajan 120 personas y tienen un presupuesto de 18 millones de euros.

Por el momento, el 90% de las bóvedas ya están cerradas, y casi acabadas según explica el arquitecto jefe de la obra, Jordi Bonet.

Entre otras de las novedades ya terminadas, destaca la colocación de las vidrieras de las tres capillas absidiales centrales, un espacio con capacidad para unas 250 personas y donde Bonet previó que en 2010 se podrá celebrar misa diaria y habilitar como lugar de culto.


Visitas, exposiciones y curiosidades

El templo se está viendo afectado por la crisis económica y el descenso de turistas. Según Rigol, experimentó en enero y febrero "una bajada de visitantes espectacular". "Ahora estamos en un buen momento de recuperación de terreno, pero nunca estaremos como estábamos en 2008", aseguró.

Los catalanes representan el 2,36% del total de visitantes, y los del resto de España, el 6,4%.

Por edad, destaca que el público que acude al templo es mayoritariamente adulto, ya que casi el 50% tiene entre 25 y 45 años.

Una de las propuestas para ser una de las 7 Nuevas maravillas del mundo

Rigol anunció que se preparan exposiciones sobre Gaudí en Estocolmo (Suecia), Bruselas (Bélgica) y Estrasburgo (Francia), y afirma que "La Sagrada Familia no será una parroquia, es un edificio con vocación universal.

Otras ciudades que han acogido exposiciones sobre Gaudí han sido Frankfurt y Dresden (Alemania), Amsterdam (Países Bajos), Beijing y Shangai (China) y Nueva York y Cleveland (Estados Unidos).

Asimismo, la Torre del Espacio-Tiempo de la película Pokémon: El desafío de Darkrai está basada en esta construcción.

Como homenaje a la vida y obras del arquitecto, el grupo británico de rock progresivo The Alan Parsons Project le dedicó una canción en 1987, en el CD conceptual "Gaudí".

Rodar en un edificio de Gaudí puede costar hasta 19.000 euros al día

la más cara, la casa batlló

Rodar en un edificio de Gaudí puede costar hasta 19.000 euros al día

En Barcelona se ruedan cada año 3.000 producciones audiovisuales, entre películas, videoclips y anuncios, pero rodar en alguno de los iconos arquitectónicos creados por Antoni Gaudí puede llegar a ser bastante complicado, ya que comporta unas variaciones de precio que oscilan desde la gratuidad de la Pedrera hasta los 19.000 euros que exige la Casa Batlló.

Rodar en un edificio de Gaudí puede costar hasta 19.000 euros al día

Rodar una película o un anuncio en uno de los salones de la Casa Batlló cuesta 19.000 euros al día, un precio que se entiende, según sus responsables, "porque hay que cerrar toda la casa", y por consiguiente la caja registradora de las visitas turísticas. Para documentales culturales que publiciten la arquitectura de Gaudí el precio desciende a los 2.500 euros diarios, aunque el rodaje se deberá compatibilizar con las visitas turísticas.

Otra de las alternativas que ofrece el edificio son unos salones que no se abren a los visitantes y que, a pesar de ser "menos vistosos", cuestan 6.600 euros al día.

Los precios de la Casa Batlló contrastan con otra obra de Gaudí en el mismo Paseo de Gràcia, la Pedrera, que ofrece sus espacios de forma gratuita en la mayoría de los casos. Rodar en el mítico tejado de las chimeneas sale gratis siempre que sean "de promoción social o de interés para la ciudad de Barcelona", un requisito que no cumplen los 'spots' publicitarios.

Al igual que en la Casa Batlló, el equipo de rodaje debe convivir con los visitantes, aunque se hacen excepciones, como en el caso de Woody Allen, que grabó a Scarlet Johanson en 'Vicky Cristina Barcelona' en una azotea libre de turistas "por motivos de seguridad".

Pero si rodar en las casas del Paseo de Gràcia es difícil, hacerlo en la Sagrada Familia es prácticamente imposible. La organización del templo sólo permite rodajes de documentales de carácter cultural que, en todo caso, deben hacerse en la visita turística, rodeados de otros visitantes. No se cobra ninguna tarifa, aunque se sugiere dejar "algún donativo" que ayude a concluir las obras.

Las películas de ficción están totalmente "prohibidas", por lo que algunas secuencias de películas como 'Una casa de locos', rodada en las torres de la fachada del Nacimiento, "tuvieron que hacerse a escondidas", según aseguraron fuentes del templo expiatorio a Europa Press.

El caso del Park Güell es diferente, puesto que lo gestiona Parcs i Jardins, ente público dependiente del Ayuntamiento, y tiene el mismo status que cualquier otro parque de la ciudad. Rodar películas sale gratis, aunque con restricciones de acceso. A pesar de las facilidades, en el último año sólo se han filmado dos películas: 'Biutiful' y 'Shawarma'.


martes, 4 de agosto de 2009

Algunas consideraciones sobre la antigua vidriera del Ayuntamiento de Caudete

Algunas consideraciones sobre la antigua vidriera del Ayuntamiento
Caudete -

Visto el interés que se ha despertado respecto a la antigua vidriera del Ayuntamiento, cabe señalar algunas consideraciones, o rectificaciones, respecto a los datos publicados aquí mismo hace unos días. En efecto, la vidriera emplomada que menciona el PP local es obra de los Hermanos Maumejean, vidrieros preferidos de Antonio Gaudí Cornet, ya que Francisco Albalat conoció personalmente a Gaudí en Tortosa, cuando por aquel entonces era todavía estudiante de arquitectura y cumplía el servicio militar en el bando carlista, donde coyunturalmente Albalat ejercía de oficial de artillería destinado allí desde Valencia.

Según se menciona en el artículo, la vidriera representa a un heraldo, sin embargo esto no es así. La figura humana que aparece reproducida es un abanderado de los Tercios de Flandes, cuyas banderas, doctrina, estética y demás simbolismo militar copió el Carlismo, al que, como sabemos, perteneció Francisco Albalat en calidad de coronel, ascendido luego a general. Precisamente, el hombre de la vidriera es el propio Albalat caracterizado de abanderado, pues al Conde de San Carlos (cuyo ego personal era considerable) le gustaba mucho protagonizar este curioso juego de roles, tal como puede apreciarse al estudiar con detalle las vidrieras que figuran en El Paso.

Se puede asegurar, eso si, que su valor histórico es inmenso y muchas localidades quisieran disponer de un tesoro artístico de semejante magnitud.
....................................................................................
Interesante nota ya que no teníamos idea acerca de los datos que nos aporta este periódico de Albacete , espero poder obtener mas información
Luis Gueilburt
...................................................................................................................