miércoles, 27 de enero de 2010

El Gaudí Centre invertirá medio millón de euros en una nueva sala

La modificación del espacio expositivo consistirá en destinar una planta al patrimonio modernista de la ciudad y a la figura de Domènech i Montaner para invitar a los visitantes a disfrutar de Reus

Francesc Gras - Reus - 24/01/2010 19:56
En el marco de la celebración de la Feria Internacional del Turismo (FITUR) en Madrid la ciudad presentó sus novedades de cara a este año en materia turística. Cómo componente de la alianza que forma junto con Salou, Cambrils y Vila-seca - La Pineda la línea presentada continúa con la mejora de la oferta cultural que aporta la capital del Baix Camp como complemento a la oferta de sol y playa de la Costa Daurada.
En este sentido, la concejal de Comerç i Promoció de Ciutat, Martina García, anunció la inversión de medio millón de euros en el cambio expositivo de una de las salas del Gaudí Centre. A pesar de que el proyecto todavía no se ha aprobado de manera definitiva, la intención es remodelar la planta dedicada al patrimonio reusense para centrarla en toda su oferta modernista y en la figura de Lluís Domènech i Montaner. «El Gaudí Centre es un equipamiento vivo que requiere cambios constantes. La intención es mejorar la calidad de la visita, incrementarlas y fomentar el patrimonio modernista de la ciudad», asegura García. El nuevo espacio, pues, serviría para enlazar las obras de Domènech i Montaner con las de Gaudí y potenciará la Ruta Modernista.
Para llevar a cabo estos cambios, la idea será apostar por las nuevas tecnologías que, según García, tan buena aceptación tienen entre los visitantes, como lo demuestra que el audiovisual del inicio es de lo más valorado por los turistas. «Con las modificaciones queremos invitar a visitar el patrimonio cultural de Reus y a disfrutar de su oferta para que permanezcan más tiempo en la ciudad», añadía. El cambio expositivo estará listo en los próximos meses.
Compras en la ciudad
Estas medidas se derivan, en parte al resultado de una encuesta realizada a los visitantes del Gaudí Centre hará unos meses en la que un 60% manifestaba su voluntad de comprar en Reus después de su visita al centro, y que un 50% tiende ha quedarse a comer algo en la propia ciudad. Estas cifras eran más altas en el caso de los rusos: más del 80% aseguraba tener interés en comprar en la ciudad. En esta línea también cabe señalar que el templo gaudiniano ya ha firmado diferentes convenios de colaboración con asociaciones de la ciudad, hoteles, y entidades, con el objetivo de potenciar aún más las visitas.
Audioguía en el móvil
Hará un par de años, el Patronat Municipal de Turisme implantó un sistema por el cual los turistas podían escuchar una audioguía de los principales edificios modernistas, leer su información e incluso contemplar las fotografías de su interior. Esto era posible por la instalación de unos códigos (BIDI) instalados en las entradas y que se reconocían a través de los móviles.
Éste sistema no ha terminado de cuajar, tal y como reconocía la concejala de Comerç i Promoció de Ciutat, y por eso se implantará este año uno de nuevo. Conectados a Internet y también a través del móvil los visitantes podrán escuchar distintas audioguías sobre el patrimonio modernista de la ciudad.
Incluso si se realiza la Ruta Modernista con una guía, el sistema también ofrecerá información complementaria durante el recorrido que tendrá un coste cero para los usuarios del servicio que se pondrá en marcha en breve.



miércoles, 13 de enero de 2010

La Sagrada Familia plantea que el túnel del AVE se aleje más de lo previsto de la fachada para reducir riesgos

Adif estudia si la modificación del proyecto es viable técnicamente y si comportaría un retraso excesivo en la obra | El próximo arranque de la tuneladora no da casi margen para retocar el proyecto

La Vanguardia

ÓSCAR MUÑOZ | Barcelona | 13/01/2010 | Ciudadanos

Se acaba el tiempo para la Sagrada Família. La cuenta atrás para la perforación del túnel del AVE, aunque se ha ralentizado sobre el calendario previsto por la demora acumulada en el montaje y puesta a punto de la tuneladora, prácticamente ha dejado a quienes se oponen al paso del tren veloz junto al templo sin margen de maniobra. Los responsables del monumento consideran que si los tribunales les acaban dando la razón sobre la incongruencia del trazado ferroviario previsto –el caso sigue en manos de la Audiencia Nacional–, cuando se dicte sentencia será demasiado tarde porque para entonces las obras serán irreversibles. Por ello, están dispuestos a aceptar que la galería del tren discurra bajo la calle Mallorca, pero con la condición de se aleje de la fachada de la Gloria más de lo previsto en el proyecto. Así, sostienen, se disminuirían de manera significativa los riesgos que su ejecución tendría sobre el edificio. Sería un mal menor asumible.

APUNTE

Revisión del estudio independiente
El informe independiente que avaló el proyecto del túnel del AVE por considerar que no pondrá la Sagrada Família en peligro se está revisando. Adif y los responsables del templo acordaron encargarlo al Instituto Técnico de Materiales y Construcciones (Intemac) y, una vez finalizado, se prevé incorporar aspectos aportados por las partes. Los técnicos del monumento piden más datos sobre los efectos que el arrastre de finos, consecuencia de los cambios hidrológicos, podrían causar en el subsuelo durante la ejecución de la galería y de la pantalla de protección, así como una vez finalizadas las obras. También han solicitado que se consideren las vibraciones que los trabajos y los trenes originarán en los aplacados de las bóvedas de la nave central, que podrían desprenderse, o la posibilidad, remota pero no descartable, de que las esbeltas columnas entren en resonancia.

La propuesta, a la que ha tenido acceso La Vanguardia, elaborada por el ingeniero de caminos Mariano Ribón, asesor de la Junta Constructora de la Sagrada Família, ha sido presentada a Adif, el ente de Fomento responsable del proyecto, que la está estudiando. También la conocen los técnicos del Ayuntamiento de Barcelona y de la Generalitat. A grandes rasgos, Ribón plantea, sólo para el tramo frente a la fachada de la Gloria, alejar la pantalla de protección del templo y el propio túnel 3,6 m hacia el centro de la calle, de modo que la primera quede a 5,5 m y el segundo a 7,8. Lo actualmente previsto es que los pilotes de la pantalla, de 1,5 m de grosor, se coloquen a 1,95 m de la vertical de los cimientos del monumento y que la tuneladora pase a 0,75 m de estos.

La consecuencia de este desplazamiento sería que el túnel iría más cerca de las viviendas que hay justo frente al templo, exactamente a 0,75 m de distancia del eje de sus cimientos en vez de los 4,3 m del proyecto pero, debe recordarse, a una profundidad mucho mayor (alrededor de 40 m). Esta modificación no debería plantear problemas de seguridad para estos inmuebles, subraya Ribón. En su argumentario, el ingeniero recuerda que la galería seguiría sin pasar por debajo de ningún edificio y que "bastaría con reforzar el subsuelo para evitar movimientos, ya sea mediante inyecciones de consolidación y compensación", como se hace habitualmente en este tipo de obras, por ejemplo en la línea 9 del metro, donde las tuneladoras pasan bajo las casas, "o bien micropilotando los edificios", una operación más compleja que consiste en calzar los cimientos por su base.

En cualquier caso, subraya el ingeniero, "hay soluciones de probada solvencia para reducir riesgos y si se produjese algún problema, los edificios avisarían con suficiente antelación con grietas ya que tienen estructura de hormigón armado". La Sagrada Família, continúa, "al carecer de hierro en los primeros metros de altura de alguna de sus zonas, no daría la señal de alarma y, como consecuencia de un movimiento imprevisto en el terreno, podría romperse como una copa de cristal". De ahí que se plantee alejar el túnel todo lo que se pueda.

Además de este cambio en el trazado, la propuesta plantea que los pilotes que conformarán la pantalla de protección, al alejarse de la Sagrada Família, pueden separarse más entre ellos. En el proyecto actual, la distancia entre los centros de cada uno de estos cilindros es de dos metros de modo que el espacio intermedio resultante, que asegura la permeabilidad de la pantalla, es de medio metro. Ahora se plantea añadir otro medio metro. Que la pantalla pueda actuar como barrera que impida el pase de corrientes de agua subterránea es uno de los asuntos que más preocupan a los técnicos de la Sagrada Família. En suma, que en vez de proteger al monumento pueda perjudicarlo por actuar como si de un embalse se tratase.

Adif estudia si la modificación del proyecto planteada es viable desde un punto de vista técnico y si comportaría un retraso excesivo en la ejecución de la obra. Fuentes conocedoras de las conversaciones entre los técnicos del ente ferroviario y los de la Sagrada Família que tienen lugar desde hace un mes han explicado que se ha avanzado en el primer aspecto, aunque todavía quedan cuestiones importantes por atar ya que habría que incorporar actuaciones ahora no previstas como el refuerzo del terreno en el lado de las viviendas.

Pero es el segundo aspecto, el de la demora de las obras, el que parece más complicado. Los servicios jurídicos del Ministerio de Fomento consideran que los cambios planteados obligarían a hacer un modificado sobre el proyecto, con el correspondiente tiempo añadido para la información pública y la presentación y resolución de alegaciones que dilataría los trabajos sobremanera. Los técnicos de la Sagrada Família replican que esta tramitación podría acelerarse y no suponer más de de dos meses de freno en la ejecución de unas obras que, no debe olvidarse, siguen hoy por hoy pendientes de que la tuneladora comience a horadar.

Hay otro elemento que tener en cuenta. Por mandato judicial, los responsables de la obra deben corregir las distancias entre la fachada y los pilotes de la pantalla que se estaban ejecutando porque se colocaban a unos 80 centímetros más cerca de lo que fijaba el proyecto. Este cambio va a obligar a recalcular el eje del túnel justo delante de la Sagrada Família (véase La Vanguardia del pasado 31 de octubre). Y esta modificación, aunque es menor que la ahora planteada, no se va a someter a información pública.

La Junta Constructora del templo se muestra prudente. Su presidente delegado, Joan Rigol, ha confirmado la existencia de esta propuesta y que los técnicos de las dos partes "buscan una solución que dé tranquilidad tanto a la Sagrada Família como a los vecinos". Pero no entró en detalles. "No podemos decir más –continua–, hay que dejarlos trabajar". Con todo, reconoce, "queda poco tiempo, pronto podríamos encontrarnos con los hechos consumados y no habrá nada que hacer". Sólo si se alcanza un acuerdo satisfactorio para todos, los responsables del templo retirarán la causa judicial interpuesta contra el trazado del AVE.

Adif prefiere no hacer comentarios sobre la propuesta. Un portavoz oficial se limitó a decir que "en lo que se refiere a la ejecución, se está siguiendo el proyecto que se aprobó en su día". Así las cosas, los pilotes de la pantalla que irán justo delante de la fachada de Gloria, una vez finalizados los muretes guía previos para su introducción, podrían introducirse esta misma semana. Ayer, las máquinas trabajan en ese punto y nada indicaba que fuesen a pararse a la espera de nuevas instrucciones.

jueves, 7 de enero de 2010

En busca de los tesoros más escondidos

ABC.es Jueves , 07-01-10
SERGI DORIA
BARCELONA. Reza el dicho que en el bote pequeño está la buena confitura. Y algo así sucede con los museos locales que mantiene y mima la Diputación de Barcelona. En «Les joies dels nostres museus», el académico Francesc Fontbona y la museóloga Conxita Gil nos guían entre los tesoros de la provincia de Barcelona, fotografiados por Ramon Manent.
La lista es tan prolija como poco conocida por el visitante de la capital: L´Enrajolada de Martorell, el Víctor Balaguer de Vilanova, el Cau Ferrat y Maricel de Sitges, los museos románticos de Can Llopis en Sitges y Can Papiol de Vilanova, la Casa Alegre de Sagrera y el Textil de Terrassa, el Museu d´Art de Sabadell, el Comarcal de Manresa, el de la Pell de Vic, las casas-museo de los arquitectos Doménech i Montaner i Jujol, en Canet y Sant Joan Despí, respetivamente, las fundaciones de Palau i Fabre en Caldetes y del pintor Joan Abelló en Mollet, la obra de Manolo Hugué en el Thermalia de Caldes de Montbuí, las rajoles de Can Tinturé en Esplugues y los vitrales modernistas de Can Doménech en Cerdanyola.
La farmacia Balvey de Cardedeu, el Museu del Càntir de Argentona, los tapices de la Casa Aymat de Sant Cugat, las piezas arqueológicas del Archivo Municipal de Calella y la fábrica textil de Molins de Rei completan el mapa de un patrimonio poco conocido más allá de su ámbito local.
Como destaca Fontbona, lo que hace especiales a estos museos, es que no han sido creados desde arriba, sino desde la iniciativa privada, el coleccionismo y el mecenazgo: «La red de museos de la Diputación de Barcelona es una buena alegoría de la sociedad catalana, que ha generado siempre tantas iniciativas a escala humana de abajo a arriba, que incluso pueden competir con las grandes infraestructuras que en otros países ha creado el Estado de arriba abajo».
Para estos días festivos, nada mejor que dedicar una jornada a un museo de alguna localidad próxima a Barcelona. Ahí va nuestra selección.
El amigo de Picasso
Josep Palau i Fabre y Pablo Picasso mantuvieron durante décadas una sólida amistad, que se tradujo en varios libros del poeta catalán sobre el pintor malagueño. En la Fundación Palau i Fabre de Caldes d´Estrac podemos admirar un amplio fondo que reúne obras de Torres García, decorados, dedicatorias y cerámicas de Picasso, o el «Purgatorio» de Barceló. Riera, 54.
El mundo de Manolo
Al escultor Manolo Hugué le conocimos por la célebre biografía de Josep Pla «Vida de Manolo». En el museo Thermalia, nombre que alude a las termas romanas de Caldes de Montbuí nos moveremos entre obras del artista desde su diosa broncínea, al autorretrato, las pinturas y los diseños de joyería. Sin olvidar las «voltes"» románicas. Plaza de la Font del Lleó, 20.
Vitrales modernistas
En Cerdanyola, un edificio de Gaietà Buïgas -autor del monumento barcelonés a Colón- despliega la luz polícroma de vitrales modernistas como las «Dames de la tulipa» y el tríptico de las «Dames de Cerdanyola». Las diversas tonalidades acarician los desnudos escultóricos de Llimona y las pinturas de Josep Togores. Sant Martí, 88.
Monturiol, Goya y Gaudí
El inventor del submarino nació en Figueras, pero uno de sus mejores retratos lo encontraremos en el edificio mataronense de Ca l´Arena. Un Monturiol joven nos observa desde el óleo sobre tela que firmó Martí Alsina en 1870; pero hay más: un luminoso paisaje gerundense de Rusiñol y cuatro series de grabados de Goya, a partir de las planchas originales: «Los caprichos», «Los desastres de la guerra», «La tauromaquia» y «Los disparates o proverbios». Capítulo aparte merece la abeja de latón de Gaudí que coronó en su tiempo la Cooperativa Obrera Mataronense. Carreró, 17.
Tríptico sitgetano
El Cau Ferrat (ahora en fase de rehabilitación), el Palau Maricel y el museo Romántico componen el tríptico de la Blanca Subur que acunó fiestas modernistas.
Del Cau Ferrat destacaremos la colección de forjas que le da nombre, el «Ball del Moulin de la Galette» (1890) de Ramón Casas, la Magdalena penitente de El Greco (1585-1590) y las pinturas prerrafaelitas de Rusiñol en contraste con la crudeza parisina de «La morfina» y «La casa de empeños», puro realismo de vanguardia.
En la Sala Mirador de Maricel, los desnudos de la colección noucentista se recortan entre los arcos frente al mar.
En el Romántico de Can Llopis pasearemos por su planta noble, con el salón de baile, el comedor isabelino y nos detendremos en la valiosa colección de juguetes, muñecas de Lola Anglada y «La Musicienne"», seductora autómata de porcelana que parece cobrar vida cuando alguien la mira. Calles Fonollar y Sant Gaudenci, 1.
El arte del vino
Si el vino es un arte -¿a estas horas quién lo duda?- lo más lógico es rodearlo de pintura. Sobre todo si estamos en la comarca del Pened_s. Con esa idea nació en 1926 el Museo de las Culturas del Vino de Vilafranca. Destacaremos el «Mural de la Vinya» de Pau Boada, los aguafuertes en tinta sobre papel de Xavier Nogués y Alexandre de Riquer, un busto femenino de Vallmitjana, un óleo crepuscular de Modest Urgell y la «Copa de raïm» que pintó en 1993 el recientemente fallecido Albert Ràfols-Casamada. Pça de Jaume I, 5
El Prado en Vilanova
Para empezar, la joya de Vilanova: la Biblioteca Museo de Víctor Balaguer, el patricio que bautizó el Eixample con las glorias almogávares. El edificio neoclásico de Jeroni Granell constituye un templo de las artes. A los retratos de autoría catalana como el «boter de la Barceloneta» de Baixeras se une el depósito del Museo del Prado, con la Andrómeda Encadenada de Rubens, la Sagrada Familia de El Greco y los retratos de Maria Luisa y Carlos IV de Goya.
La jornada «vilanovina» puede completarse en el romántico museo de Can Papiol, inmersión en la afrancesada intimidad de la burguesía decimonónica: cornucopias rococó, espejos Luis XVI, arañas de cristal de Murano y la alcona donde se alojó en 1813 el general Suchet durante la invasión napoleónica. Av. De Víctor Balaguer, s/N y Major, 32.
....................................................................................................
Interesante descubrimiento la abeja de latón de Gaudí que coronó en su tiempo la Cooperativa Obrera Mataronense.
Gracias por esta notable noticia
Luis Gueilburt

domingo, 3 de enero de 2010

Manifestación en Tarragona para reivindicar la capitalidad de la futura veguería


Unos 2.000 ciudadanos se concentran para exigir que Reus no logre la bicapitalidad

F. BALSELLS - Tarragona - 30/12/2009

Tarragona ha enseñado su fuerza este mediodía en una concentración para defender que la ciudad siga siendo la única capital del nuevo ente territorial que debe surgir de la ley de veguerías. El Parlament discutirá la próxima semana el anteproyecto de ley, que abre la puerta a que Reus comparta la capitalidad con Tarragona. "Nosotros somos la capital", recordó el alcalde de la ciudad, Josep Félix Ballesteros (PSC) entre los aplausos de unos 2.000 asistentes según los cálculos de este diario, más de 4.000 según la Guardia Urbana.

La concentración cumplió las expectativas de los organizadores, que en la última semana intensificaron una abultada campaña publicitaria en los medios locales para lograr una afluencia masiva a la protesta. "Nosotros sólo tenemos un partido: Tarragona", resumió el alcalde para evidenciar la pugna entre su consistorio y el de Reus, ambos gobernados por el PSC. Todas las formaciones políticas del Ayuntamiento tarraconense acudieron al acto, que también contó con representantes de unas 300 entidades cívicas que suscribieron la protesta.

La concentración tuvo un marcado aire festivo y cargó contra la postura del consistorio de Reus, que ha manifestado aspirar a la bicapitalidad de la nueva veguería. "No es que no queramos compartir la capitalidad, es que no hace falta", insistió Ballesteros. "El nombre hace la cosa, por mucho que algunos quieran creer que no es así", añadió para reclamar que la futura veguería se denomine de Tarragona en lugar de Camp de Tarragona, como prevé el anteproyecto. Después se dedicó a responder al alcalde reusense, Lluís Miquel Pérez, que había declarado que Tarragona no tiene argumentos para ser capital "más alla de los romanos". "Tenemos la única obra de Gaudí de toda la provincia", dijo con sorna Ballesteros. "Gaudí, ese magnífico arquitecto nacido en Riudoms", zanjó entre la carcajada colectiva.

"Aquí hay uno de Reus, a por él", bromeaba un grupo de asistentes. "Se están abriendo viejas heridas y parece que no estaban curadas ni mucho menos", comentó ya más serio ese mismo grupo. "Esta ley nos está crispando a todos", añadieron para evidenciar que el proyecto de ley de las veguerías está desatando en Tarragona un embrollado conflicto entre las principales ciudades de la provincia.

....................................................................................................

Es una pena que se utilice la figura de un artista universal como es Gaudí para empequeñecerla en vez de engrandecerla como se merece y tambien se lo merece Catalunya .

Creíamos los estudiosos de su obra que este tema tan pequeño ya se había zanjado o estaba en vías de finalizar y sin embargo aun quedan estas utilizaciones partidistas.

Nadie pone en duda que Tarragona tiene una pequeña obra de Gaudí y que Reus no la tiene, ahora se trata de saber que se debe hacer para que esta figura, que ya no pertenece a ninguno de estos lugares, para difundir correctamente a este artista.

Mientras los políticos sigan con esta tesitura y la gente los apoye incondicionalmente y les ría las bromas no podremos concentrarnos en poner a la figura de este artista en el lugar adecuado con una adecuada valorización de su trabajo y sus ideas aun hoy revolucionarias.

Ya es la hora de poner las cosas en su lugar, el arte y la cultura en las universidades y los museos y las divisiones territoriales y la política en los parlamentos y en las leyes.

Gaudí no puede servir solo para los mítines políticos es mucho mas que eso y todos lo sabemos.

Un poco de sentido común nos puede ayudar a vivir a todos mejor ¡¡¡ y a no tener que admirar con envidia como los extranjeros tratan a sus artistas y les dignifican

Luis Gueilburt