jueves, 25 de febrero de 2010

La clave fue Alsina

El contratista de las obras de la residencia de los Jesuitas y su influencia en que Rubió i Bellver levantara la Iglesiona


HÉCTOR BLANCO
HISTORIADOR

La Nueva España
Hace ahora diez años quien esto firma estaba realizando un trabajo de investigación patrocinado por la Fundación Alvargonzález con el fin de identificar la obra del arquitecto Miguel García de la Cruz y Laviada (Gijón, 1874-1935).

De entre el medio millar de intervenciones vinculadas a este tracista que fueron localizadas, la correspondiente a su participación en la construcción de la residencia de los Jesuitas y del anexo templo del Sagrado Corazón de Jesús, la Iglesiona, se convirtió en un asunto especialmente complejo de analizar debido a la dificultad existente para deslindar con claridad quién era el responsable del diseño definitivo de la fachada principal del templo, ya que Joan Rubió i Bellver, el arquitecto autor del proyecto, residía en Barcelona y su presencia en Gijón durante el desarrollo del mismo fue anecdótica.

Por otra parte, la participación directa de García de la Cruz en la ejecución de esta obra quedaba constatada por su nombramiento como arquitecto director, por la existencia de planos con el diseño definitivo de las fachadas de la residencia firmados por él y hasta por su participación destacada en el acto de colocación de la primera piedra. Con estos datos, y sin estar disponibles en aquel momento fuentes documentales que aclarasen la cuestión, la hipótesis entonces defendida por parecer la más lógica fue otorgarle la corresponsabilidad del diseño del templo, aunque hoy puede comprobarse que esa conclusión no era la correcta.

Casualmente, también en el año 2000 se materializó la cesión del archivo particular de Rubió i Bellver al Archivo Histórico del Colegio Oficial de Arquitectos de Cataluña, documentación que se puso después a disposición de los investigadores. Sus fondos incluyen la correspondencia enviada a este arquitecto por Claudi Alsina i Bonafont, el maestro de obras y contratista responsable de la ejecución del complejo de los Jesuitas, documentos que aportan una información capital para aclarar cómo fue el proceso de construcción del templo y cómo la intervención de Alsina fue esencial para que Rubió pudiese levantar la Iglesiona teniendo su estudio a 900 kilómetros de distancia.

Estas cartas que Alsina envió a Barcelona entre 1910 y 1916 se redactaron precisamente durante los años en los que se construye la residencia y se toman las decisiones capitales relativas al aspecto que actualmente ofrece el templo interna y externamente. Y así, en esos envíos postales fueron y vinieron entre ambas ciudades, junto a las misivas, muestras de piedra, planos, bocetos, fotografías, maquetas?, sin faltar noticias familiares y profesionales, e incluso una receta para hacer fabada, detalles que contribuyen a darles a estos textos un toque tan profesional como humano.

Aun faltando hoy la otra mitad de esta documentación epistolar, la que remitía Rubió a Alsina desde Barcelona a Gijón, lo conservado aporta datos determinantes que muestran cómo entre ambos fueron hilando la progresiva transformación del alzado inicial del templo a la calle Jovellanos, siguiendo las peticiones de la Compañía de Jesús. Esto se tradujo en la modificación de la fría traza neogótica inicial, que incluía dos torres, en favor de una compleja fachada retablo cuya coronación, la imponente estatua en mármol de Carrara del Sagrado Corazón, pasará a ser desde 1920 uno de los referentes del perfil del casco urbano.

El maestro de obras, Claudi Alsina i Bonafont (Barcelona, 1859-1934), fue, así, en la práctica el principal responsable de la singular tarea de levantar una de las mayores y más complejas obras arquitectónicas construidas en Gijón hasta ese momento.

Gracias a la monografía sobre la carrera profesional de Alsina publicada por la cátedra «Gaudí» en 2001, sabemos, además, que éste llega a Gijón ya con el bagaje de haber asumido la dirección de destacadas obras de Gaudí, como la Casa de los Botines en León, y que se instala en Gijón al calor del auge inmobiliario finisecular desarrollando una importante actividad en Asturias durante las dos primeras décadas del siglo XX.

En lo que atañe a la construcción de la Iglesiona, la labor de Alsina no era baladí: ejecutaba el reajuste de la obra siguiendo las constantes modificaciones aportadas por Rubió, dirigía la cantera donde se extraía la piedra, era el máximo responsable del equipo de operarios y, además, realizaba una minuciosa labor de enlace informativo entre Gijón y Barcelona. Así, el arquitecto podía estar al día de todas las vicisitudes técnicas que iban surgiendo y también conocer las peculiaridades del statu quo local, que incidían en el desarrollo de los trabajos: huelgas, suministro de materiales, captación de patrocinadores, cambios de decisiones del promotor? Puede decirse que Alsina fue las manos, los ojos y los oídos de Rubió en Gijón, permitiéndole a este mantener su residencia en Barcelona, donde tenía el grueso de su actividad profesional, mientras que a orillas del Cantábrico se levantaba una de sus mayores y más complejas obras arquitectónicas.

Si bien no se puede minusvalorar la continuada labor de supervisión que García de la Cruz hizo de las obras durante una década, no cabe duda de que Rubió i Bellver fue el responsable final de su diseño y que la profesionalidad y el buen hacer de Alsina fueron la clave para lograr su ejecución.

Queda así, una vez más, constancia de la importancia capital de los archivos, tanto públicos como privados, para conocer fielmente nuestra historia. Y, sobre todo, se evidencia la falta en nuestra comunidad de un centro de estudios sobre la arquitectura asturiana donde precisamente se recogiesen los fondos generados por los distintos profesionales de la arquitectura a lo largo de años de actividad, documentos que no pocas veces han terminado, por increíble que parezca, en un contenedor de basura.

miércoles, 24 de febrero de 2010

La Catedral de Mallorca recupera un tornavoz creado por Gaudí




EFE
La Catedral de Mallorca acogerá el viernes la inauguración de una réplica del tornavoz (amplificador) diseñado por Antoni Gaudí para el templo, una pieza que coronó el púlpito del Evangelio desde 1904 pero que fue retirada en 1971 y que ahora se recupera temporalmente, hasta el próximo 1 de octubre.

El conseller de Vivienda y Obras Públicas, Jaume Carbonero, ha explicado en la rueda de prensa de presentación de la réplica que esta iniciativa "pretende recuperar un elemento importante de la obra de Gaudí", reproduciéndola "de la forma más fiel".

Carbonero ha calificado la obra de "un pequeño milagro" que ha sido posible gracias "a la buena disponibilidad del Obispado y el Capítulo de la Catedral y a la elevada cualificación profesional del arquitecto Elías Torres".

El presidente del Capítulo y deán de la Catedral, Joan Darder, ha explicado que la réplica reproduce la maqueta que hizo Gaudí de este dispositivo acústico, "que se pudo ver en la Catedral entre 1904 y 1971".

Ha recordado que el primer sermón que amplificó fue el que pronunció Costa i Llobera en la fiesta de la Purísima de 1904, que inauguraba la gran reforma acometida por Gaudí y Jujol al trasladar el coro del centro de la Seo al presbiterio.

En 1968 el capítulo de la Catedral recibió un escrito de la Comisión Provincial de Monumentos Histórico-Artísticos de Baleares aconsejando la supresión del tornavoz "por no cumplir ya la finalidad acústica para la que fue creado", al haberse instalado un equipo de megafonía, razón por la que fue desmontado.

Darder ha explicado que la maqueta era provisional y que el arquitecto modernista pretendía decorarlo. Ha detallado que el proyecto de Gaudí era que a la pieza se le añadiera un conjunto escultórico con ocho ángeles, por encima de ellos una columna con imágenes de los doce apóstoles y los símbolos de los cuatro evangelistas, coronados por el globo y la cruz del redentor.

El obispo de Mallorca, Jesús Murgui, ha destacado el valor de evocación de la pieza "de un momento especialmente glorioso, rico y bello de la historia de la Catedral" como fue la colaboración entre Gaudí y el obispo Pere Joan Campins.

El arquitecto ibicenco Elías Torres, ha calificado el tornavoz de ocho metros de altura como "un objeto inacabado, como otras cosas que hay en el altar mayor de la Catedral".

Para llevarlo a cabo, Torres se ha basado en "las catorce o quince fotos" existentes de la maqueta de Gaudí, de las que se han extraído las medidas y formas geométricas, y se ha asumido la pieza tal como era, con forma de "esclatasang" (níscalo).

Se ha construido con estructura de yute, tela de saco forrada con yeso y cola blanca y resina.

El arquitecto ha detallado que sólo ha modificado levemente la parte de detrás "para que no mordiera la columna central del siglo XIV" sobre la que se apoyaba la maqueta original. La réplica no toca dicha columna.

Sobre el futuro de la réplica, cuyo coste ha sido de 30.000 euros, Torres ha manifestado que considera importante que la gente opine sobre el objeto y ha comentado como opción que una vez expuesto se done a la Sagrada Familia.

El conseller Carbonero ha afirmado que "su tamaño es el adecuado para el espacio en el que está y colocarla en otro sitio no será fácil". "Estudiaremos si puede encajar en alguna otra obra de Gaudí", ha añadido.

Por su parte, el deán ha manifestado que "tanto la autoridad cívica como la eclesiástica deben escuchar muchas voces" al respecto.

domingo, 21 de febrero de 2010

La Edad de Oro de los discípulos

El espíritu de arquitectos de la talla de Eifffel, Gaudí, Paul Hankar o Kenzo Tange reposa en Bizkaia

DEIA Jon mujika - Domingo, 21 de Febrero de 2010
Bilbao

Dice un viejo proverbio inglés que la edad de oro nunca es la presente. Hoy, cuando sobre Bilbao se cierne la sensación de vivir una auténtica revolución arquitectónica con la presencia de apellidos ilustres como Frank Ghery, César Pelli, Santiago Calatrava, Norman Foster, Zaha Hadid o Arata Isozaki, entre otros, agrupándose alrededor de una ciudad de escala media -en Chicago llegó a organizarse una muestra sobre semejante concentración que asombra a los expertos...- da la sensación de que la frase salta hecha añicos. Y, sin embargo, Bilbao -Bizkaia entera en general...- vivió ya otros días de luces arquitectónicas. Hagámosle caso entonces al genio de Gaudí, cuando dijo que lo realmente original es un regreso al origen.

Ya en 1862, y a raíz de la ley promulgada por la Reina Isabel II que permitiría a Bilbao iniciar su plan de ensanche, el ingeniero Amado de Lázaro presentó, por encargo del Ayuntamiento de Bilbao, un nuevo proyecto de ensanche sobre los terrenos de Abando. Su trabajo se tachó de "utópico e irreal" por no atender las necesidades básicas del ferrocarril y de espacios industriales.

Años más tarde, en 1876, el proyecto de Severino de Achúcarro y Pablo de Alzola y Ernesto de Hoffmeyer, pensado sobre 150 hectáreas, fue aprobado. Unos años antes comienza esta historia, extensible a toda Bizkaia, y que parte desde El Abra, donde la construcción del Puente Colgante -mejor no entrar en la terminología, para abreviar...- se atribuye al arquitecto e ingeniero Martín Alberto de Palacio, a quien la tradición otorga la condición de discípulo de Eiffel. La realidad de la historia es que un contratista francés, Dubois, se enfrentó al autor del diseño por la peligrosidad de la barquilla. En medio del litigio, ofertaron a Gustave Eiffel, el ingeniero de Dijon, el arbitraje, ex cathedra, acerca de la viabilidad del proyecto. Sus cálculos arrinconaron en el olvido al comerciante galo y dieron la razón al ingeniero. Era 1858...

De Eiffel a Gaudí. La comba de la arquitectura en Bizkaia resultaba sorprendente. Allá donde en 1882 murió el popular Árbol Gordo de Arbieto -un viejo roble de más de siete siglos de edad y testigo, por tanto, de la fundación de la Villa...-, el arquitecto aragonés afincado en Donostia, Luis Aladrén, discípulo del genio modernista catalán, comenzó la construcción del Palacio Foral de la Diputación. Las dos estupendas farolas que se encuentran en el exterior, frente a la entrada principal, son obra de Jean Baptiste Darroguy, autor de la fachada del Teatro Campos y también seguidor del consagrado arquitecto de la Sagrada Familia.

Estábamos, no obstante, con Aladrén. Suya fue la idea de construir, entre 1901 y 1904, la casa Montero, más conocida por la calle como la casa de Gaudí. De nuevo aparece en escena Jean Baptiste Darroguy -debía ser una estrella del rock de la época...- para tallar las balconadas del edificio de viviendas adosado que consta de sótano, planta baja y cinco alturas y azotea con buhardillas. Éste es, al decir de los puristas, el único edificio de Bilbao que se puede calificar de modernista, junto con la fachada del Teatro Campos Elíseos.

Aparece en escena ahora Joaquín Rucoba, maestro del eclecticismo, inspirado por uno de los grandes genios del género, Charles Garnier, arquitecto de la Ópera de París. Su presencia no es minúscula, toda vez que firma los proyectos de dos edificios singulares de Bilbao, el Teatro Arriaga, en 1890, y la Casa Consistorial de Bilbao, datada en 1892. Para la construcción del teatro tuvo que solucionar el problema de la inestabilidad del terreno, demasiado cercano a la ría. Fue inaugurado "con luz eléctrica", el 31 de mayo de 1890, con la ópera La Gioconda, de Ponchielli. Doce años después, tomaría el nombre del Mozart Bilbaino, Juan Crisóstomo de Arriaga y Balzola. Rucoba, arquitecto municipal, recuperó los terrenos del arruinado convento de San Antón, para levantar allí la Escuela de Artes y Oficios y un Pabellón de Exposiciones. Este proyecto es transformado en 1883 para convertirlo en el tercer Ayuntamiento de la ciudad, el actual. A esta nómina hay que añadir el Palacio Chávarri, edificado por Atanasio de Anduiza siguiendo las directrices de Paul Hankar, padre del art noveau, junto con Henry Van de Velde y Víctor Horta, cuyo espíritu también se siente en el Teatro Campos.

Queda, como guiño al futuro, una reseña a las Torres de Isozaki. El arquitecto japonés es el San Pedro, el discípulo predilecto, de Kenzo Tange, el gran maestro nipón. ¿Será ésta que se avecina una nueva Edad de Oro? Todo apunta a que sí. Pero no la primera.

miércoles, 17 de febrero de 2010

La Sagrada Familia estará preparada en otoño para su consagración por el Papa

El diario Montañez
Noticias EFE
Barcelona, 17 feb (EFE).- El arquitecto director de la Sagrada Familia, Jordi Bonet, ha asegurado hoy que el templo estará preparado el próximo otoño para recibir a Benedicto XVI, si el Papa decide finalmente viajar a Barcelona para consagrar la obra de Gaudí, que de esta forma quedaría abierta ya al culto de los fieles.
"Nos gustaría mucho que viniera el Papa, indudablemente", ha señalado Bonet en una visita al templo, donde ha recalcado que "tenemos las obras muy adelantadas y si viene en noviembre, fantástico, para esas fechas estaría preparado de sobra, sin prisas, ni peligros".
El cardenal arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach, ha asegurado hoy mismo que Benedicto XVI tiene mucho interés en poder viajar a la capital catalana para consagrar el templo.
Si finalmente el Papa se desplaza a Barcelona se encontrará con todo el templo cerrado -no únicamente la nave central-, 4.500 metros cuadrados de superficie que podrán acoger a cerca de entre 9.000 y 10.000 fieles.
Entre las actuaciones que deberán acometerse para acondicionar el recinto está la retirada de los enormes andamios, la colocación del pavimento (de pórfido y piedra, que formará un gran mosaico con las iniciales de la Sagrada Familia: Jesús, María y José), el baldaquino, así como los trabajos en la sillería del presbiterio, con capacidad par trescientos clérigos.
En estos momentos, está cerrada la bóveda que cubre el ábside, situado a 75 metros de altura, aunque resta por colocar las protecciones contra la lluvia. "Nos falta una pequeña parte, entre un 1,5 y 2% para tenerlo todo cerrado, que es lo necesario para que puede entrar el culto", ha remarcado el arquitecto.
Bonet ha calculado que en septiembre, el templo, donde trabajan actualmente 150 operarios, podría estar ya en condiciones, "pero si es antes el órgano no estará colgado porque se está fabricando, pero también lo arreglaremos si el Papa viene antes".
En declaraciones a Efe, el arquitecto no ha querido dar una fecha exacta para la conclusión definitiva del templo, ya que todo dependerá, ha señalado, de los avances tecnológicos que permitan acelerar la construcción sobre el crucero, a 66 metros de altura, de la gran cruz de metal y cristal que se elevará hasta los 170 metros (y que Gaudí dejó en un modelo a escala, en yeso).
"Levantar materiales a 150 metros es costoso, y eso ralentizará la obra", advierte el veterano responsable del proyecto, que "como muy pronto", fija la finalización de la Sagrada Familia en 2020, "y si llega antes, será porque se ha mejorado mucho la tecnología".
Bonet se ha referido también a la visita que hace unos días realizaron miembros de la UNESCO para comprobar el impacto de la construcción del túnel del AVE sobre la Sagrada Familia, que pasará a escasos metros de la fachada, y que ha obligado al gestor de infraestructuras Adif a utilizar un muro de pilares de protección de los cimientos.
El arquitecto ha remarcado que la delegación de UNESCO se quedó sorprendida "de lo cerca que pasaba el túnel" de la fachada y han dicho bien claro que el riesgo cero no existe".
Bonet ha subrayado que la administración se comprometió a no continuar con la construcción del muro hasta que estuvieran listos unos informes sobre la afección del muro, pero que los trabajos han continuado. EFE

Fusión de modernismos catalán y cartagenero

'La Belleza', una escultura del artista Josep Llimona, que se puede ver en el Museo de Arte Moderno de Cartagena. :: ANTONIO GIL / AGM

17.02.10

El paralelismo de la Barcelona modernista de mediados del siglo XIX de Gaudí y Domènech i Montaner se funde con el auge de la industria, minería y comercio de la Cartagena de esa misma época en una exposición que aglutina noventa piezas entre pinturas, esculturas, dibujos, carteles y artes decorativas, que muestran una visión del modernismo como movimiento de transformación de la cultura catalana.
La muestra tiene un paralelismo muy especial con la Cartagena del siglo XIX, donde se construyeron numerosos edificios, tanto de carácter público como privado, que seguían las tendencias arquitectónicas imperantes en el paisaje urbanístico nacional.
La exposición, 'La aventura modernista', incluye una selección didáctica, amplia y rica, procedente del fondo del Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC). Se podrá ver hasta el 25 de abril en el Museo Regional de Arte Moderno de Cartagena (Muram) y está organizada por la Obra Social de Caixa Catalunya, con la colaboración de la Consejería de Cultura y Turismo de la Comunidad.
La exposición muestra el trabajo de unos artistas que llevaron al arte catalán a uno de sus momentos de mayor esplendor durante finales del siglo XIX y principios del XX. Contiene piezas de destacados artistas de este movimiento, como Casas, Rusiñol, Novell, Mir, Homar, Busquets, Bay, Arnau, Puig i Cadafalch, Busquets y los hermanos Llimona, entre otros.
La vida cotidiana catalana
En el Muram los visitantes se encontrarán con una colección que se divide en cuatro secciones. La primera de ellas es 'La Pintura simbolista e idealista', con obras de pintores catalanes inspirados en el 'Art Nouveau', un movimiento artístico que comenzó en París y se extendió a toda Europa. Un ejemplo de ello son los retratos y autorretratos de Santiago Rusiñol o Ramón Casas.
En la zona 'Las artes decorativas' se podrán admirar muebles y plafones de la época, así como las puertas diseñadas por el catalán Antonio Gaudí para la Casa Batlló. En las salas del Muram también se puede admirar parte del pavimento, rejas y objetos que muestran la vida cotidiana que se llevaba en las casas burguesas catalanas, muy parecidas a las cartageneras.
El arte publicitario deja su impronta en la exposición con carteles que enseñan las novedades artísticas de estos siglos y la forma de difundir este movimiento en Cataluña. En ellos se plasma las transformaciones de los nuevos tiempos, el proceso de industrialización o los nuevos sistemas de transporte, así como el papel de la mujer en la sociedad.
Por último la escultura se abre paso entre las piezas con obras de Blay, Llimona y Gargallo. La 'Aventura modernista' transporta al visitante a los períodos más fértiles de la cultura y del arte barcelonés del fin del siglo XIX, cuando la ciudad pasó a ser escenario privilegiado del Modernismo.
Para la jefa de la colección de Arte Moderno del MNAC, Mercé Doñate, que estuvo ayer en la inauguración de la muestra, se trata de una «selección pequeña pero muy representativa de los artistas modernistas catalanes».

martes, 16 de febrero de 2010

FELLINI Un mundo (real)



El ´ritorno´ barcelonés de Federico
Lluís Bonet Mojica - 16/02/2010 La Vanguardia

Tal vez algún día monte todas mis películas en una gran bobina, como si se tratara de una pizza gigantesca, y las vea", declaró Federico Fellini en la rueda de prensa que ofreció en Barcelona, ciudad que hasta entonces nunca había pisado. Como reflejo de la vida, el cine es también un arte del azar, así que el espíritu felliniano reaparece entre nosotros cuando va a cumplirse el 25. º aniversario de aquella estancia barcelonesa. Federico Fellini. El circo de las ilusiones,una rica iconografía que puede contemplarse en Caixa-Forum, depara claves de la polifacética personalidad, sueños y obsesiones del autor de cumbres fílmicas como Ocho y medio,La strada o La dolce vita. Hagamos un oportuno flashback.Fellini y su esposa, la actriz Giulietta Masina, aterrizaron en Barcelona el 26 de junio de 1985. La jornada anterior, el cineasta aún estaba filmando en Roma el último plano de Ginger y Fred,jocosa sátira contra su odiada televisión. Por eso no había podido venir unos días antes, dentro de la Setmana de Cinema, tal como había pactado con su director José Luis Guarner (entonces crítico cinematográfico de La Vanguardia)y con el cineasta Jordi Grau, de quien se publicaba el libro Fellini desde Barcelona.El gran Federico lo presentó personalmente y sus intensas 48 horas barcelonesas incluyeron la ruta Gaudí (del templo de la Sagrada Família huyó algo aterrorizado, calificándolo de "marciano"), una inmersión a conciencia en nuestra gastronomía y la obligada visita a El Molino, donde departió con sus artistas, especialmente las vedettes, a quienes invitó a una copa de cava. ...

lunes, 15 de febrero de 2010

El Papa podría consagrar la Sagrada Familia el 7 de noviembre

Jordi Bonet (izquierda, arquitecto), Monseñor Lluís Martínez Sistach y Joan Rigol
Fotografia

ABC.es

Lunes , 15-02-10
El Papa Benedicto XVI podría inaugurar el próximo 7 de noviembre la nave central del Templo Expiatorio de la Sagrada Familia de Barcelona, con el oficio de la primera eucaristía que acoge el interior de la basílica, lo que a su vez supondría la consagración religiosa de la obra ideada por el arquitecto Antoni Gaudí.
Según informaciones de la revista "Catalunya Religió" recogidas por Ep, la Iglesia de Barcelona trabaja "discretamente" desde hace meses para que la visita papal sea una realidad, una posibilidad que el Vaticano ve con "buenos ojos".
El presidente del Patronato de la Sagrada Familia, Joan Rigol, indicó en declaraciones a Ep que "se están haciendo gestiones", si bien no aseguró que no le conste oficialmente ninguna fecha concreta.
Según "Catalunya Religió", la Santa Sede valora especialmente la "repercusión mundial" que tendría el acto, oficiado en un monumento que visitan 2,5 millones de turistas cada año, al tiempo que reconoce que la presencia del Papa "reafirmaría el catolicismo del templo".

El presidente del Consejo Pontificio de la Cultura, Gianfranco Ravasi, habría valorado positivamente durante su estancia en Barcelona el pasado enero esta opción, si bien será el 25 de abril cuando el secretario de Estado Vaticano, Tarsicio Bertone, acuda a la capital catalana para la beatificación del padre Josep Tous, momento en el que se podría cerrar la visita. Al parecer, la fecha de las elecciones autonómicas catalanas previstas en otoño podrían hacer bailar la fecha final de la visita del Papa, puesto que la intención sería no interferir en los comicios.

La exposición “Melilla Monumental y Modernista” llega a Granada

Por Jesús Andújar

Desde ayer la exposición "Melilla Monumental y Modernista" puede visitarse en la Sala de exposiciones de la Corrala de Santiago en la Universidad de Granada. La presentación de la muestra corrió a cargo del rector de la UGR, Francisco González Lodeiro, y el presidente de la Fundación Melilla Ciudad Monumental, José Vallés.

En "Melilla Monumental y Modernista" se integra una colección de fotografías realizadas por José Luis Abad en la que destaca, por un lado, "Melilla la Vieja", que marca el perímetro de la primitiva población, y, por otro, el importante legado patrimonial de inmuebles modernistas, donde sobresale la figura del arquitecto barcelonés Enrique Nieto -colaborador de Gaudí en la Casa Milá y la Casa Batlló-, que fue artífice de los edificios más significativos del modernismo en la ciudad y del que se conmemora el centenario de su llegada a Melilla.

Se muestran además levantamientos planimétricos realizados por alumnos de la Escuela Superior de Edificación de la Universidad Politécnica de Cataluña para su Proyecto Fin de Carrera, donde se reproducen los motivos ornamentales que lleva inherente este estilo arquitectónico. La muestra podrá visitarse hasta el próximo 29 de enero.

miércoles, 10 de febrero de 2010

Rastros masónicos, cabalísticos y de Pitágoras en la obra de Gaudí

LA HISTORIA DE... LOS SÍMBOLOS EN LA SAGRADA FAMÍLIA Y EL PARC GÜELL


Las figuras dividen las opiniones pero están allí, invitando a dar rienda suelta a la imaginación

JUAN BERMÚDEZ
BARCELONA El Periodico
Para algunos estudiosos de la figura de Antoni Gaudí resulta inaceptable que pudiera ser otra cosa que el católico estrictamente practicante que fue en sus últimos años. Para otros se hace evidente en el uso reiterado de ciertos elementos ornamentales que el genial arquitecto mezclaba su cristianismo con la atracción por el chamanismo, con la Cábala, la masonería, o cultos pitagóricos.
Sería difícil que un intelectual inquieto como él hubiera permanecido al margen de las corrientes que agitaban su generación. Tal vez la única diferencia de fondo entre masonería e Iglesia, que podían no ser competidoras, era que la primera proclamaba ideas liberales, siendo mayoritariamente antimonárquica, en tanto la segunda apoyaba la monarquía como derecho divino.
¿Pudo ser que Antoni Gaudí disimulara su cristianismo liberal por deferencia a sus empleadores, pero no resistiera la tentación de dejar crípticos mensajes en su obra? Para la mirada oficial, todos los elementos simbólicos son originales del cristianismo o de las tradiciones catalanas; para los iconoclastas, las dudas son más que las certezas.
La misteriosa ‘X’
Una posibilidad es conocer algunos de los símbolos propios de la masonería y buscarlos en la Sagrada Família y en el Parc Güell. Por ejemplo, la X, presente en el pórtico del Nacimiento de la Sagrada Família, en la cruz que corona el Árbol de la Vida. Esta X se forma con dos triángulos equiláteros entrelazados, los mismos de la estrella de David, que serían la notación alquímica de los cuatro elementos básicos.
Otros símbolos, como el dragón, el Árbol Seco y el Árbol de la Vida, o las referencias a la piedra en sus tres grados: sin desbastar, desbastada en forma de cubo o terminada en pirámide, resumen de las tres categorías de las logias de albañiles medievales, parecen señalar su intención. A eso cabe agregar las cruces de seis direcciones, nacidas de la superposición de dos tau, la letra griega con que simbolizan el saludo de reconocimiento ritual los francmasones, los lagartos o salamandras que escapan o nacen del fuego, y también las amanitas muscaria –setas alucinógenas-- con que adorna más de una vez sus obras, parecen indicar que su catolicismo, al menos en su etapa de joven, convivía con otras varias experiencias.
......................................................................................
Estimado Juan Bermúdez
Te agradezco tu nota porque siempre es bueno que se hable de Gaudí para lo bueno o para lo malo, solo querría hacerte algunas presiciones que dejaran dudas en la teoría que promueves.
Antes ya otros especialistas como Eduardo Rojo o Josep Maria Carandell entre otros muchos lo han intentado sin mucho éxito por lo mismo que ocurre con tu nota , esta mal documentada.
cómo ejemplo te comunicare que el Árbol de la vida de la Sagrada Familia no fue hecho por Gaudí sino por el Arquitecto Enric Sugrañes continuador de la obra a la muerte de Gaudí.
Otro ejemplo y ultimo porque no quiero rebatir toda la nota, la amanitas muscaria del Park Güell se coloco en el tejado de la portería allá por el 1950 y no en época de Gaudí ya que la original de la que desconocemos el color se perdió durante la Guerra civil
Y por lo demás quedo a tu disposición por si quieres aclarar mas la religiosidad o no de Gaudí
Un cordial saludo
Luis Gueilburt

martes, 9 de febrero de 2010

La Junta Constructora de la Sagrada Família argumenta su rechazo al túnel ante la Unesco

La Junta Constructora de la Sagrada Família argumenta su rechazo al túnel ante la Unesco

BARCELONA, 8 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Junta Constructora del templo de la Sagrada Família en Barcelona argumentó hoy su rechazo al trazado del AVE por la calle Mallorca ante dos técnicos de la Unesco como último recurso para frenar el proyecto del Ministerio de Fomento ante la falta de apoyo administrativo y judicial.

En rueda de prensa, el presidente de la junta, Joan Rigol, explicó que los representantes de la Unesco --un geólogo de la Universidad Técnica de Darmstadt y un ingeniero de la Universidad Técnica de Dresde (Alemania)-- escucharon "con mucha atención" los argumentos de la Junta contra el túnel del AVE.

"Nos sentimos reconfortados por su visita", dijo, y confió en que el informe que la Unesco emitirá en marzo tras las reuniones con el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) y entidades vecinales supondrá "una advertencia" para el Estado. Rigol, que criticó la lentitud de la justicia, teme llegar tarde "por la vía de los hechos consumados".

El arquitecto Carles Boixader explicó a los técnicos el problema que supone la profundidad del túnel en relación con la altura del templo. Señaló que el túnel llegará hasta el nivel freático --algo que siempre evitaron los fundamentos de la Sagrada Familia-- y que multiplicará por cuatro la velocidad del agua subterránea. La pérdida de resistencia del terreno se verá agravada por la "extraordinaria" fragilidad del edificio, que podría romperse sin aviso.

El ingeniero industrial y experto en geotecnia Santiago Cardenal expresó su desconfianza y desacuerdo "radical" con los informes de Adif --el ente de Fomento responsable del proyecto-- y el análisis independiente del Instituto Técnico de Materiales y Construcciones (Intemac), que avaló el proyecto del túnel.

Remarcó que el terreno donde se ubica la Sagrada Família es "muy irregular" por ser de arena arcillosa, y coincidió con Boixaderas en que el túnel lo inestabilizará "terriblemente" afectando los fundamentos del edificio, que también se verán alterados por las vibraciones del tren.

Cardenal también criticó a Adif por creer en la infalibilidad de las tuneladoras, y se preguntó que pasará si, como ha ocurrido en otras obras, se atascan o sobreexcaban el túnel a su paso por el templo.

El proyecto de Fomento establece que los pilotes de la pantalla de protección del edificio, que tienen 1,5 metros de grosor, deben colocarse a 1,95 metros de la vertical de los cimientos del monumento, y que la tuneladora debe pasar a 0,75 metros de estos.

lunes, 8 de febrero de 2010

El Museu del Modernisme Català se inaugurará el 17 de marzo .

Barcelona. (Europa Press).- El Museu del Modernisme Català (MMCAT) se inaugurará el 17 de marzo en Barcelona, en un edificio modernista proyectado por Enric Sagnier hacia 1902 y ubicado en la calle Balmes número 48. El museo albergará 400 obras repartidas en dos plantas de 1.000 metros cuadrados, siendo el único museo monográfico del mundo de este estilo y una iniciativa de carácter privado, emulando el origen de este movimiento que fue financiado por la burguesía catalana.

La puesta en marcha se ha demorado cuatro meses debido a que las obras no se limitaron a adecuar el espacio a las normativas vigentes de seguridad sino que se recuperó incluso la volta catalana de la planta baja, que estaba oculta bajo yeso, indicó a Europa Press la coleccionista Maria Guirao, impulsora del proyecto junto a su marido Fernando Pinós. "Es una iniciativa sin subvenciones, porque es un pecado, entre comillas, pedirlas, tal y como está la situación. Así que hemos pasado apuros", confesó Guirao. Por este motivo, se cobrará entrada para cubrir gastos, no para lucrarse, aseguró. Pinós y Guirao son propietarios de la Galería Gothsland de Barcelona y adquirieron hace 30 años el local de Balmes 48 para ir almacenando las obras que adquirían por placer, sin pensar en crear un museo. La idea de que el museo sea de arte modernista catalán "no tiene en absoluto connotaciones políticas", sino que creen necesario que el turista vea el arte propio del territorio que visita. El museo se incluirá en la ruta del Modernismo de la capital catalana.

Entre las 400 obras que formarán el fondo del MMCAT destacan "casi 80" piezas del escultor Lambert Escalé, aunque no podrán estar todas expuestas por cuestión de espacio. Con dos plantas, el museo tendrá un total de 1.000 metros cuadrados hábiles en los que los directores buscarán un equilibro para que las salas no se vean abigarradas y sin embargo haya una buena representación.

En la planta superior habrá mobiliario modernista -destacará el de Antoni Gaudí, Gaspar Homar y Joan Busquets-, y en la inferior se recopilará la pintura y escultura. Piezas de Mestre Cabanes, Lluís Graner, Joaquim Mir y esculturas de Josep Llimona y Enric Clarasó se podrán contemplar en esa planta.

El MMCAT estará gestionado por familiares de Pinós y Guirao, e irá cambiando su colección "cada año o cada dos". Hacer exposiciones temporales de momento sólo lo tienen "en mente", y lo de intercambiar temporalmente obra con el Museu Nacional d'Art de Catalunya (Mnac) está "con interrogante", indicó Guirao.

martes, 2 de febrero de 2010

Usan los mosaicos de la Alhambra como modelos matemáticos de arquitectura

Ideal.es Granada
Dos proyectos de innovación docente de la Universidad de Granada utilizan como modelo de estudio, con la ayuda de las tecnologías, la geometría de los mosaicos de la Alhambra y las curvas de las construcciones de Gaudí en las clases de matemáticas de alumnos de Arquitectura.
Estos proyectos tienen como objetivo acercar a los futuros profesionales a la materia de las dos asignaturas de matemáticas de Arquitectura partiendo de la máxima de que «toda creación arquitectónica es geometría», explicó la Universidad de Granada en un comunicado de prensa.
El profesor de la Universidad de Granada Miguel Ángel Fortes, responsable de la idea, señaló que con estas aplicaciones pueden enseñarse desde las matemáticas «más simples hasta las más abstractas de forma práctica y dinámica» dando a la materia «un enfoque eminentemente geométrico».
Gracias al respaldo económico del Vicerrectorado para la Garantía de la Calidad de la Universidad de Granada, los alumnos pueden acceder a dos páginas web con contenido que permite profundizar en la conexión de la ciencia matemática y la arquitectura.
Así, se introduce a los alumnos a la geometría de los mosaicos de la Alhambra o se les muestra una extensa colección de curvas y superficies que aparecen en numerosas construcciones de arquitectos de prestigio como Gaudí.