miércoles, 31 de marzo de 2010

Los dueños de El Capricho se niegan a abrir la finca si el Gobierno no la vigila

31.03.10 El diario Montañes
MARGARITA FERRANDIS |

Los japoneses exigen a Cultura que, si les obligan a reabrirla, se haga responsable de los expolios
A las puertas de la Semana Santa, El Capricho de Gaudí y su recinto permanecen cerrados a cal y canto. A pesar de ser el principal foco turístico de Comillas, las conversaciones con los propietarios para que, al menos, permitan el paso a la finca, no están llegando a buen puerto. Tanto el Ayuntamiento comillano como la Consejería de Cultura, Turismo y Deporte tienen gran interés en que esta reapertura se produzca cuanto antes, para que no cunda la decepción entre los turistas que elijan Comillas para pasar sus vacaciones. Fuentes próximas a la Consejería aseguran que no está siendo nada fácil convencer al presidente y dueño del Capricho, el japonés Taketo Kurosawa, que desde que a finales de diciembre cerrase el restaurante no dispone de personal para que cuide el edificio. La preocupación de Kurosawa se debe precisamente a esa ausencia de vigilancia en un monumento de titularidad privada que en otras ocasiones ha sufrido actos vandálicos.
Las mismas fuentes aseguran que Kurosawa -con el que este periódico intentó contactar ayer, sin éxito- acaba de contratar los servicios de un abogado para que, en el caso de que el recinto que alberga El Capricho se reabra y, por ello, sufriese desperfectos por parte de los visitantes, sea la propia Consejería de Cultura la que se haga responsable.
Al parecer, en muchas ocasiones se han registrado pequeños expolios. Las originales baldosas cerámicas con girasoles de la fachada del edificio de Gaudí han sido un preciado botín para algunos, que las arrancan con cuchillos.
El acceso, por Sobrellano
El problema radica en que El Capricho de Gaudí, que siempre ha sido y sigue siendo propiedad privada, se encuentra junto al Palacio y la Capilla de Sobrellano, que sí son públicos y pertenecen a la Consejería de Cultura.
El conjunto arquitectónico tiene acceso por dos caminos, uno por el que no es necesario pasar por El Capricho, y otra vía de acceso que parte del centro del pueblo y que da acceso a Sobrellano, pasando por el recinto que alberga el monumento de Gaudí.
El asunto es que el camino que es propiedad de la Consejería da acceso a una finca privada, y ahí es donde colisionan los intereses de ambas partes. La Consejería de Cultura actualmente se encuentra negociando con su gabinete jurídico la posibilidad de abrir el recinto de cara a la Semana Santa y ver quién cubriría la responsabilidad ante posibles desperfectos. Se espera que a lo largo de estos días ambas partes lleguen a un acuerdo.

martes, 30 de marzo de 2010

UN COLECCIONISTA APASIONADO : PEDRO UHART


ENTREVISTA

Philippe Thiébaut Conservador Jefe del Museo de Orsay en París entrevista a Pedro Uhart, en su libro "GAUDI EL ARQUITECTO VISIONARIO" Ediciones B. Barcelona 2001


UN COLECCIONISTA APASIONADO : PEDRO UHART

Pedro Uhart, considerado uno de los mas importantes coleccionistas privados de obras de Gaudi, nació en 1938 en Concepción (Chile). Estudio derecho al mismo tiempo que practicaba la pintura. En 1962 abandono Chile para instalarse en Europa. En 1971 empezó a pintar sobre telas libres, a las que dio el nombre de "murales flotantes" y que exhibió en calles y jardines públicos. Uno de ellos, bautizado "Once de septiembre de 1973" y presentado en la 8 Bienal de París, denuncia el golpe de Estado en Chile y al asesinato de Salvador Allende. Otros han sido expuestos en Londres y Nueva York.
A partir de 1976 empezó a experimentar con fotocopias en color y con la Polaroid. Desde 1977 expone con regularidad en Europa y en Estados Unidos.



En qué circunstancias descubrió usted la obra de Gaudi ?



Con un amigo venezolano también pintor, habíamos decidido visitar España durante nuestras vacaciones de verano de 1965. Nuestra primera etapa importante fue Barcelona. De inmediato nos sentimos arrebatados frente a la arquitectura de Gaudi por una emoción tan violenta que decidí averiguar mas cosas sobre su obra y me prometí regresar en cuanto me fuera posible.

Los libros me fueron de gran utilidad en mi investigación. Había conseguido, entre otros, la obra de José Ràfols publicada en 1928, en la que por la primera vez vi muebles y objetos de Gaudi. Esas publicaciones antiguas me ayudaron mucho en el momento de reunir mi colección, como también ayudaron a Joan Ainaud de Lasarte (1919-1995), director general de los Museos de arte de Barcelona desde 1948 hasta 1985, que fue el primero en organizar exposiciones sobre el Modernismo catalán y dio entrada en el Museo de Arte Moderno a las primeras piezas de artistas modernistas tales como Gaspar Homar, Joan Busquets, Lluis Mastriera...

En el prefacio del catalogo de la Exposición de artes suntuarias del Modernismo barcelonés inaugurada en el otoño de 1964, declaraba : "Me sentía como un detective a la busca de objetos, basandome en el libro de Cirici Pellicer" (se refiere a El Arte Modernista Catalán, publicado en 1951), que estaba muy bien ilustrado. Con los conservadores nos dimos cuenta de la magnitud insospechada de las desapariciones y destrucciones. Pensemos por ejemplo en la cantidad de mobiliario que fue necesaria para llenar las habitaciones de la Pedrera; solo siguieron en su lugar, después de la transformación radical de la decoración, dos pequeños potes de terracota de Lambert Escaler."
Por otra parte, Gaudi estaba ausente de esa exposición, y hubo que esperar a 1969, con la exposición El Modernismo en España presentada en Madrid, para ver a Gaudi representado, en particular por muebles y piezas de hierro forjado procedentes de la casa Mila, así como por fotografías de sus realizaciones.



Que sentimientos despertaba, en la época en que usted le descubrió, la obra de Gaudi ?



Puede decirse que en aquella época reinaba cierta indiferencia heredada del movimiento del Noucentisme, que reacciono contra el Modernismo. Los partidarios del Noucentisme, como Eugeni d'Ors, no dejaron de censurar la obra de Gaudi, e incluso llegaron a reclamar su demolición. Los efectos de los artículos publicados entonces contaminaron a toda una generación, incluidos también los discípulos que rodeaban a Gaudi en los últimos años de su actividad.

En efecto, no existen declaraciones suyas que testimonien una toma de posición en favor de su maestro, Gaudi estuvo verdaderamente solo, Salvador Dalí fue el primer artista catalán que tomo partido con fuerza en favor de su arte. Dice Dalí que fue Federico García Lorca quien le hizo descubrir la belleza de la Sagrada Familia, y cuenta sus observaciones delante de la fachada del Nacimiento : " Escucho un tumulto de gritos que se hacen mas y mas estridentes al ascender hacia el cielo, hasta que se mezclan con las trompetas de los ángeles en un clamor que yo no podría soportar mas que unos instantes."

En 1956 se crea la Escuela Superior de Arquitectura de Barcelona y la Cátedra Gaudi que organizo los primeros cursos sobre Gaudi, financio publicaciones y monto exposiciones, como la exposición Gaudi de 1967.

Pero a finales de los anos 1970, cuando en el plano internacional se consolidaba el reconocimiento del arquitecto, éste seguía ignorado por los habitantes de la propia Barcelona, que le consideraban como alguien de la familia, por supuesto, pero mitad loco mitad genio. Era difícil entrar en sus casa, envueltas en un velo de misterio, y daban la impresión de estar abandonadas. La suciedad se acumulada en el banco de cerámica del Park Gëll. El único lugar vivo era la Sagrada Familia, donde proseguían las obras.


La mayor parte de los muebles y de los objetos que adquirí estaban descuidados desde hacia mucho tiempo, y tuve de hacerlos restaurar muchos de ellos para evitar su pérdida irreparable : ése fue el caso de las puertas de capilla privada de la casa Batllo, así como de la mayor parte de los objetos y los muebles procedentes de la casa Mila.



En el curso de su búsqueda, encontró a personas que hubiesen conocido a Gaudi ?



Tuve ocasión de conocer a descendientes de clientes de Gaudi, que me proporcionaron mucha información. Por ejemplo, un descendiente de Batllo me contó que en 1936, durante la Guerra Civil, toda la familia Batllo se marcho de Barcelona para refugiarse en Italia. A pesar de la solidez de los postigos que protegían las ventanas, hubo gente que entro en la casa y se llevo parte del mobiliario.

También me dijo que las balaustradas de los balcones, en forma de mascaras, estaban pintadas por la parte interior de color dorado, lo que añadía todavía mas irisaciones a la fachada.

Un miembro de la familia Güell me revelo que un americano había querido comprar el palacio Güell para desmontarlo y transportarlo pieza a pieza a Estados Unidos, pero que doña Mercedes, la hija del conde Güell, había preferido dejar el edificio a la Diputación de Barcelona, con la condición de que se conservara sin ningún cambio. Sin embargo, el mobiliario se repartió entre los herederos.
También me contó, al mostrarme el gran biombo hecho con paneles tapizados de cordobán que se encontraba en el comedor, y los dos grandes sillones de caoba maciza fileteada de oro procedentes del gran salón, que su padre había hecho retirar el cuero de los sillones porque los niños lo estropeaban al saltar encima.

En el momento en que compré ese conjunto, me dio una serie de grabados del palacio Güell que el conde había encargado para que fueran enviados con las demás piezas de Gaudi a la exposición de París en 1910, así como un articulo sobre la restauración del cordobán de los sillones.

Otro ejemplo de estos encuentros : una biznieta de Calvet me estaba enseñando en su casa unas pinturas del escultor Josep Llimona y unos muebles de madera dorada de Joan Busquets, cuando de improviso abrió una puerta y pude contemplar el mobiliario de comedor estilo Luis XV diseñado por Gaudi y Casanelles mencionaba en su libro publicado en 1965.




Desde hace algún tiempo; hay historiadores del arte asignan un papel relevante al joven Jujol en los anos en que colaboro con Gaudi. Que opina usted al respecto ?



Es cierto que varios investigadores han creado y continúan alimentando una polémica relativa a las relaciones entre Gaudi y Jujol.
Cada nueva publicación - articulo, libro, catalogo- relativa a Jujol le atribuye una participación en las obras de Gaudi que a mi me parece exagerada. Resulta evidente que la arquitectura de Jujol no tiene ni la trascendencia ni la envergadura de la de Gaudi. Así, por ejemplo, se atribuyen a Jujol la fachada de cerámica y los balcones de forja de la casa Batllo, reformada por Gaudi entre 1904 y 1906.

Me parece improbable, dado que Jujol recibió su diploma de arquitecto en 1906, y fue solo a finales de ese año cuando Gaudi lo eligió como colaborador. En esa época Gaudi tenia 54 anos, y Jujol 27; es impensable que el estudiante pudiera decidir por si solo la armonía de colores de esa fachada. No olvidemos que desde su primera gran realización, el palacio Güell, anterior e, veinte anos a la casa Batllo, Gaudi había mostrado une utilización arquitectónica del color jamas vista hasta entonces, al imaginar las vidrieras abstractas de la planta noble y el revestimiento de cerámica fragmentada de las chimeneas y bocas de ventilación.
Volvemos a encontrar esas aplicaciones en el Park Güell, en la casa Battlo, en la casa Mila, en la Sagrada Familia y en la cripta de la Colonia Güell.

Por lo demás disponemos del testimonio de un albañil, Ramón Dedeu, que afirma que el revestimiento de la fachada de la casa Battlo estuvo bajo la exclusiva dirección de Gaudi. Respecto de la casa Mila, se ha dicho que correspondía a Jujol la paternidad de los techos. Pero Dedeu también contó que Gaudi utilizaba una tela metálica para imprimir en los techos relieves que flotan como nubes en el cielo, y al recordar el moblaje de la vivienda de los propietarios, decía fascinado : "No sé como explicarlo, pero el maestro dejo su huella en todo el mobiliario y en toda la decoración."

En lo que concierne al mobiliario creado por Jujol, quisiera hacer una observación.
Cuando en 1911 le encargaron la decoración de la tienda Mañach, Jujol diseño un mostrador, algunos muebles para guardar el género y también sillas para los clientes.
Conozco bien el conjunto porque tuve ocasión de examinarlo hace algunos años. Las sillas son de madera y hierro forjado, y sus tres pies están unidos por una anilla soldada que les da cierta estabilidad.
En una foto antigua procedente de los archivos Jujol, aparecen las sillas, pero sin la anilla. Por consiguiente, la anilla en forma de ocho fue añadida por Jujol con posterioridad, cuando la pata delantera, fijada a la madera con un soporte y tornillos, cedió debido al uso. Es un ejemplo concreto de las limitaciones de Jujol en el terreno de la ebanistería. Por lo demás, la silla es bastante incomoda.

Estamos muy lejos de las preocupaciones de Gaudi, que habría pensado desde el principio, como lo muestran sus creaciones en el campo de la ebanistería, en la comodidad y en la solidez de la estructura. Conviene también recordar esta declaración de Enrique Casanelles, primer secretario de la asociación "Amigos de Gaudi", extraída de su libro Nueva visión de Gaudi (1965) : "El colorismo de Jujol bajo el control de Gaudi nunca conoció las debilidades que constatamos en las obras de personales de Jujol."




En su opinión, ha influido Gaudi en la creación artística del siglo XX ?



En diciembre de 1958, la revista Papeles de Son Armadans rindió homenaje a Gaudi; la portada del numero era una litografía de Miro, y numerosas personalidades (Enrique Casanelles, Azorin, Benjamin Palencia, Ramon Gomez de la Serna, Eduardo Westerdahl, Anthony Kerrigan, C.L. Popovici, Fernando Chueca Goitia) aportaron su colaboración.
Uno de los textos, "Poliformismo de Gaudi" escrito por el pintor-arquitecto turines Alberto Sartoris, concluía con esta declaración : "En el mundo entero se ha hablado demasiado de Picasso, y no lo suficiente de Gaudi." No olvidemos que, cuando vivía en Barcelona, el taller de Picasso estaba situado delante del palacio Güell; es mas que probable que viera las vidrieras cubistas y los revestimientos abstractos de cerámica que se encuentran allí.

Miro nunca dejo de admirar la obra de Gaudi. De joven pudo ver las obras de restauración emprendidas en la catedral de Palma de Mallorca; mas tarde estudio mucho la obra de Gaudi, y apreciaba muy en particular el Park Güell. Por lo demás, el famoso banco de trencadis del parque, no puede ser considerado un Miro avant la lettre ?

Los escultores Julio González, natural de Barcelona como Miro, Y Pablo Gargallo utilizaron el hierro forjado de manera parecida a como lo hacia Gaudi en sus arquitecturas.

En cuanto a Niki de Saint-Phalle, considera a Gaudi su maestro. En 1980, ella realizo en la Toscana el "Jardín de los Tarots", compuesto por 22 esculturas monumentales, que constituye un verdadero homenaje al Park Güell.

En 1975 expuse en Nueva York, en Washington Square, un "mural flotante" titulado The History of War", que denunciaba la guerra de Vietnam; entre los artistas que se encontraban allí, conocí a uno en particular con el que hablé largamente de Gaudi. Estaba especialmente interesado en el trencadis. Mas tarde, sus grandes telas realizadas con platos rotos han contribuido a su celebridad, Se llama... Julian Schnabel.

Conversación con Philippe Thiébaut, 2001

Traducción: Francisco Rodríguez de Lecea

http://www.gaudidesigner.com/

La Sagrada Família que verá el Papa

El templo de Gaudí recibirá a Benedicto XVI en noviembre con naves cubiertas, un órgano de dos mil tubos y pavimento definitivo

MARÍA-PAZ LÓPEZ | Barcelona | 28/03/2010 |
Cuando Benedicto XVI visite Barcelona el próximo 7 de noviembre para consagrar la Sagrada Família, encontrará un templo con las naves cubiertas, casi libre de andamiaje en los interiores y con el pavimento de la planta colocado y reluciente. Todos los vitrales de la girola y el transepto se acabarán de emplazar antes de esa fecha. Ese domingo de noviembre, el Pontífice sabrá de las obras cercanas del túnel del AVE, y estarán también ahí las grúas que denotan que el templo expiatorio concebido en 1883 por Antoni Gaudí sigue inacabado. "Lo razonable para la consagración es que el edificio sea ya un espacio cerrado", argumenta el arquitecto director de las obras, Jordi Bonet.

Visita previa del cardenal Bertone

Benedicto XVI estará en Barcelona el 7 de noviembre, y el día anterior celebrará en Santiago de Compostela el año santo jacobeo. Los preparativos para la etapa barcelonesa del viaje papal están en manos del cardenal Lluís Martínez Sistach; y más detalles aflorarán a finales de abril, cuando visite la ciudad el cardenal Tarcisio Bertone, secretario de Estado vaticano, para beatificar en la basílica de Santa Maria del Mar al sacerdote igualadino Josep Tous. Bertone se quedará tres días, durante los cuales visitará la Sagrada Família e irá a Montserrat y a Igualada.

Faltan algo más de siete meses para el viaje papal a Barcelona, pero en el templo gaudiniano ya empiezan a plantearse cómo albergar la ceremonia y cómo canalizar la afluencia de fieles y peregrinos. Los primeros cálculos, cifrados en la capacidad de la Sagrada Família, prevén la asistencia de al menos 30.000 fieles, cifra relativamente modesta para un acto religioso presidido por el Papa en un viaje al extranjero.

Esos 30.000 fieles pueden repartirse del siguiente modo, a juicio del arquitecto Bonet: casi diez mil dentro del templo (algunos de ellos, de pie y con mala visibilidad), y los veinte mil restantes en el exterior, repartidos entre las plazas adyacentes (las de Antoni Gaudí y Sagrada Família), en las que se instalarán grandes pantallas para seguir la ceremonia. De todos modos, las autoridades municipales están llamadas a buscar soluciones para dar cabida a más personas. Una posibilidad sería instalar una gran pantalla en la avenida Gaudí, a lo largo de la cual se podrían ubicar centenares de fieles, lo mismo que en la calle Provença.

Ese domingo de noviembre se procederá a consagrar la Sagrada Família, un término que merece ser explicado. "En realidad, se trata de la dedicación de la iglesia, que es un modo solemne de declarar que un espacio queda separado de lo profano para convertirse en espacio sagrado", explica Josep M. Urdeix, delegado de liturgia del arzobispado de Barcelona. Antes de 1962 se llamaba también consagración a este rito, y la palabra parece destinada a seguir en el uso cotidiano, pues evoca más la idea de lo sacro.

El caso de la dedicación/consagración de la Sagrada Família es particular, porque aunque las naves estén cubiertas y se trate de un recinto cerrado –y por tanto consagrable–, las obras van a proseguir en las alturas exteriores hasta al menos el año 2025. También es un caso peculiar porque "hace años que se usa la cripta como parroquia, o sea, hay culto –recuerda Urdeix–, pero también es cierto que el templo es otro espacio distinto".

De hecho, la primera ceremonia litúrgica en la Sagrada Família bajo la bóveda principal ya completada fue oficiada el 1 de enero del 2001 por el cardenal Ricard M. Carles, entonces arzobispo de Barcelona, para cerrar el jubileo del 2000. "Lo lógico –aventura el arquitecto Bonet– sería que el Papa entrase en el templo por el portal de la Gloria", es decir, el que da a la calle Mallorca, la fachada principal de la Sagrada Família, tal como la concibió Gaudí. Sin embargo, esa entrada se halla a considerable altura sobre el nivel de la calle.

"El templo está tan bien proporcionado que no te das cuenta de lo grande que es, el Papa se sorprenderá", dice el arquitecto Bonet, mientras recorre con agilidad pasmosa para sus 84 años andamios y pasarelas situados a 75 metros de altura, a los que se accede en ascensor. Bonet, arquitecto director de las obras desde 1984, recibirá por segunda vez en su vida a un Papa en la Sagrada Família: en 1982 le tocó dar la bienvenida a Juan Pablo II, que entró por la fachada del Nacimiento de la calle Marina.

Hoy, está ya colocado en el presbiterio el altar junto al que Joseph Ratzinger leerá su homilía en noviembre. El presbiterio tiene cabida para 350 clérigos, y ahí tienen que acomodarse los cardenales, obispos y monseñores que concelebren la misa, entre ellos el cardenal de Barcelona, Lluís Martínez Sistach, artífice de la visita papal a Barcelona.

Hay quien dice que habrá unos 800 clérigos, entre prelados y sacerdotes, en esa ceremonia, a repartir en varios sectores del templo. En la girola caben 350 voces blancas, y en el coro, 1.200 cantores. Para entonces, estará también instalado en el presbiterio un órgano de dos mil tubos (llamado "de acompañamiento", pues no será el definitivo), que tendrá su prueba de sonido el 25 de septiembre. Para mayo se habrán retirado los andamios y estará colocado el pavimento –de piedra de La Sènia y de Ulldecona– en los 4.500 metros cuadrados de la planta de la iglesia.

El altar es un bloque de pórfido traído de Irán. Por ser una piedra durísima, el pórfido es ideal para columnas que deben soportar gran peso; y en esa piedra se tallan las cuatro columnas que sustentarán la monumental torre de Jesús. Será la más alta del templo (170 metros) y en su cúspide habrá una cruz a la que se podrá subir en ascensor; cabrán en ella 40 personas.

"Gaudí era un hombre piadoso, y no quería que la obra del hombre superara la de la naturaleza –explica el arquitecto Bonet–. En su época se adjudicaba a la montaña de Montjuïc una altura de 200 metros, y el suelo de la Sagrada Família está a 30 metros sobre el nivel del mar. Si sumamos los 170 metros de la torre de Jesús más 30, da 200, y la altura total no supera la de Montjuïc".

Atención: entre las calles Mallorca (fachada principal) y Provença (donde está el ábside) hay un desnivel de cinco metros. La Sagrada Família que verá en noviembre Benedicto XVI distará aún mucho de rozar esas alturas, pero desplegará unos interiores espléndidos

Sinde: «Gaudí genera en un día más empleo que los que desprecian a los creadores»


La ministra de Cultura aboga en el Foro Europeo de las Industrias Culturales por la conciliación entre el derecho a acceder a la cultura y el pago por ésta



La ministra de Cultura de España, Ángeles González- Sinde , durante el acto de inauguración del Foro Europeo de Industrias Culturales que se ha celebrado hoy en Barcelona. / Efe
EUROPA PRESS

BARCELONA Lunes , 29-03-10
La ministra de Cultura, Angeles González Sinde, ha reiterado el protagonismo que tiene que tener la cultura en la economía europea, ya que creadores como por ejemplo el arquitecto Antoni Gaudí sigue aportando beneficios para la sociedad. "Genera en un día más empleo que el que generan los que desprecian a los creadores", ha declarado.
En el marco de la inauguración del Foro Europeo de las Industrias Culturales que se celebra en Barcelona hoy y mañana, la ministra ha pedido "respeto" para que todos los "trabajadores de la cultura" vean retribuido su esfuerzo, y ha abogado por la conciliación entre el derecho a acceder a la cultura y el pago por ésta. Ha puesto el foco además en lo "inagotable", como la creatividad y el emprendeduría, valores en los que están las oportunidades "más que nunca ahora, en un proceso de lo analógico a lo digital" que ya afecta a todas las etapas del proceso creativo, ha explicado.
El protagonismo que la cultura debe tener en la economía europea es lo que une a los participantes del foro que se ha inaugurado hoy, ha considerado Sinde, algo que en realidad ha asegurado que sólo conseguirán "cuando cada autor pierda el miedo al fracaso". Ha indicado la necesidad de "armonizar" las políticas culturales entre países europeos, incluso las más concretas.
Objetivo: salvagaurdar la diversidad cultura
En la inauguración de este encuentro empresarial también intervino la presidenta de la Comisión de Cultura y Educación del Parlamento Europeo, Doris Pack, quien ha pedido que no se pierda de vista la "extremada importancia" que tiene salvaguardar la diversidad cultural europea, y ha dicho no a la monocultura. "Hay que mantener las identidades propias y doblar los esfuerzos para garantizarlas", ha señalado.
La directora general de Educación y Cultura de la Comisión Europea, Odile Quentin, ha anunciado que el Libro verde sobre las industrias culturales y creativas de la Comisión Europea se presentará a finales de abril. Esta carta de navegación se presentará públicamente por primera vez en el Foro. Las industrias culturales, según Quentin, tienen que ser el motor de la sociedad "en este momento crítico del paso a lo inmaterial".
El alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, ha asegurado en inglés que es un gran reconocimiento para la ciudad que se la haya elegido para albergar este Foro, eje principal de las políticas culturales de la presidencia española de la UE. Hereu ha visto el encuentro como una gran oportunidad para que Europa formalice la cultura como el cuarto pilar para el desarrollo, junto al social, el económico y el ambiental. Ha pedido, además, que se articulen mecanismos fiscales para que invertir en cultura sea "atractivo" para las empresas privadas.

2.un españolito normatito| 29/Mar/2010 | 23:49:08h

interesante argumento...Gaudí fue un genio y por eso la SGAE cobra lo que no merece. ¿pero señora mía, que tiene que ver lo uno con lo otro?¿pagamos a la SGAE por fotografiar La Pedrera?¿os que que lo que quiere usted es que paguemos por pasar cerca de un monumento a sus amiguetes?. Cuanto huele usted, señora mía
.....................................................................................
Gran ejemplo, la obra de gaudi ya esta libre de derecho de autor desde 14 años (70 años despues de la muerte del creador) y aun asi crea ese empleo? entonces a quien benefician los derechos de autor en vigor?

jueves, 25 de marzo de 2010

La tuneladora que perforará el subsuelo de la Sagrada Família empezará a funcionar el viernes



1. La zona afecatada cubrirá el tramo que va entre la Sagrera y la estación de Sants

La tuneladora Barcino en la Sagrera, a finales de año. Foto: RICARD CUGAT

ACN
BARCELONA

La tuneladora Barcino, que perforará el túnel por donde circulará el Tren de Alta Velocidad (AVE) entre la Sagrera y la estación de Sants y por debajo de la Sagrada Familia, empezará a agujerear la zona este viernes por la tarde.

El ministro de Fomento, José Blanco, presidirá la puesta en marcha de la tuneladora, que perforará este tramo de la línea Madrid-Barcelona-frontera francesa, acompañado por el president de la Generalitat, José Montilla, el delegado del Govern en Catalunya, Joan Rangel, el alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, y el presidente de Adif, Antonio González Marín.

El Capricho de Gaudí cierra



25.03.10
MARGARITA FERRANDIS
El diario Montañes.es

El propietario, Taketo Kurosawa, negocia una salida a la crisis y desmiente que tenga intención de vender el emblemático edificio
La empresa rescinde los contratos a los nueve trabajadores del complejo

El Capricho de Gaudí se enfrenta a un futuro incierto. Uno de los monumentos más representativos de Cantabria, que hasta diciembre estuvo funcionando como restaurante, tampoco se ha librado de la crisis. A finales de año la empresa que lo gestiona presentó un expediente de extinción de empleo para sus nueve trabajadores, que actualmente está pendiente de resolución por parte de la Dirección General de Trabajo.

Los rumores sobre su posible venta y hasta la oferta del edificio en una conocida casa de subastas corrieron ayer por Comillas, extremos ambos que desmintió su propietario, el empresario japonés Taketo Kurosawa. Recién llegado de Japón, actualmente se encuentra «en negociaciones» con distintas entidades para ver de qué manera se puede rentabilizar el monumento, pero todavía no ha querido hacer oficial el resultado de sus reuniones ni qué opciones barajan para sobrevivir a los malos tiempos.

Lo cierto es que los números no cuadran. El año pasado, en el mes de abril, de la mano del arquitecto japonés Hiroya Tanaka, experto en la obra de Gaudí, El Capricho fue sometido a una profunda reforma con vistas a recuperar su aspecto original para, de esa manera, optar a ser Patrimonio de la Humanidad. Para poder hacer frente a estos gastos se solicitaron varias subvenciones al Gobierno de Cantabria, que les fueron denegadas, algo que Kurosawa entiende «que es imprescindible. Actualmente no nos podemos permitir todos los gastos que requiere el mantenimiento del edificio, por eso hemos acudido al Ayuntamiento de Comillas y a la Consejería de Cultura para solicitar ayudas, pero no hemos conseguido ningún tipo de apoyo», lamentó ayer. Ante esta encrucijada, se han visto obligados a cerrar El Capricho hace tres meses y a dejar a nueve trabajadores en la calle, un número importante para Comillas, teniendo en cuenta el reducido número de población activa que existe en el municipio. Además del restaurante, también está cerrado todo el recinto que lo rodea.

Y los sueldos sin pagar

Genaro Noriega es uno de los afectados por el expediente de extinción de empleo que, además de haberse quedado sin trabajo, de momento no tiene derecho a paro. «Hasta que no se resuelva el expediente estamos atados de pies y manos porque no podemos cobrar ni el finiquito, ni el paro y, lo peor de todo, es que desde el mes de diciembre no nos pagan y yo tengo una familia que mantener».

La propia alcaldesa, María Teresa Noceda (PRC), admitió ayer que «el negocio no da». Mantener El Capricho sólo con el restaurante ha dejado temblando las cuentas de los propietarios que, por otro lado, tampoco parecen estar dispuestos a venderlo. «Yo tengo mucho interés en que lo mantengan abierto de alguna forma. Podremos ayudar como Ayuntamiento en lo que esté en nuestra mano, pero los intereses privados son privados», dijo.

Piden que se reabra la finca

La cuestión del Capricho de Gaudí genera debate político en la 'Villa de los Arzobispos', ya que a lo largo de los últimos 25 años ha sido el reclamo turístico por excelencia. Ayer mismo, el PSOE de Comillas mostraba su inquietud al respecto, ya que en torno al Capricho se han vertebrado desde las actividades del Centro de Iniciativas Turísticas hasta el Plan de Excelencia Turística desarrollado en el período 2003-2006.

Como resultado, el edificio concentra hoy en día un altísimo porcentaje de las visitas a Comillas y, junto al Palacio de Sobrellano, supone, aseguraban ayer los socialistas, el principal referente sobre el que se basa la industria turística de la villa.

Por todo ello solicitan, tanto a la alcaldesa de Comillas, María Teresa Noceda, como a la Consejería de Cultura, Turismo y Deporte, que tomen cartas sobre el asunto para resolver esta cuestión y alcanzar un acuerdo para que, al menos, se pueda acceder a la finca que alberga El Capricho que, por otra parte, también sirve de acceso al Palacio de Sobrellano. De esta manera se podría visitar el monumento por fuera.
Una propuesta que también comparte el concejal de Convocatoria por Cantabria, José Lamadrid, quien insta a la alcaldesa a que intervenga «lo antes posible» para que, de cara a la Semana Santa, los turistas que visiten Comillas puedan contemplar la joya más representativa del modernismo catalán en la villa, y no abandonen el pueblo decepcionados.

jueves, 18 de marzo de 2010

Realizan nuevos sondeos junto a la Pedrera por las obras del AVE


Laura Guerrero
La tuneladora 'Barcino' arrancará en Mallorca-Biscaia el viernes de la semana que viene | Adif toma datos complementarios del subsuelo para ver si hacen falta medidas adicionales para proteger el edificio

ÓSCAR MUÑOZ | Barcelona | 18/03/2010 | La Vanguardia

A pocos días de que la tuneladora Barcino comence a abrir la galería del AVE que unirá la futura estación de la Sagrera con la de Sants –el pistoletazo de salida será el viernes de la semana que viene, según informó ayer Adif– los trabajos relacionados con el túnel a lo largo de su recorrido avanzan. Los últimos han comenzado frente a la Pedrera con el objeto de tomar nuevos datos del subsuelo. Esta información permitirá determinar si hacen falta medidas adicionales de protección del edificio antes del paso del gran taladro, que en este tramo lo hará bajo Provença. Para ello, se hacen sondeos.

Sin cambios en la Sagrada Família

La construcción de la pantalla de protección de la Sagrada Família continúa según los planes de Adif. La propuesta lanzada por uno de los ingenieros del templo y avalada por los responsables de la Junta Constructora de separar del templo los pilotes y el túnel no ha recibido hasta el momento respuesta positiva oficial del ente ferroviario. Visto el avance de las obras, la pantalla no parece que vaya a moverse. Y el tiempo juega en contra de que se pueda desplazar el trazado de la galería.

Algunas fuentes conocedoras del avance de las obras han explicado que, en caso de que los resultados de esta exploración lo aconseje, podría construirse delante de la Casa Milà una pequeña pantalla de pilotes similar a la que se está ejecutando frente a la Sagrada Família. Este extremo no ha sido confirmado ni desmentido por Adif, que se limita a explicar que se están haciendo catas complementarias, que aportarán nuevos datos sobre el terreno y que se sumarán a los que se tomaron en una primera campaña. "No podemos adelantar qué se hará más adelante, si es que se hace algo nuevo, por el momento sólo son sondeos", explicó un portavoz del ente ferroviario.

Estos sondeos sorprendieron ayer a muchos visitantes del popular edificio proyectado por Gaudí, uno de los más visitados de la ciudad y a la postre uno de los más valorados desde un punto de vista arquitectónico. Algunos conocían que justo por delante de la casa pasará el túnel del tren veloz y para otros era la primera noticia. Las opiniones al respecto también eran de todo tipo, desde quienes confiaban en la seguridad de la obra hasta quienes tenían serias dudas sobre los efectos que puede tener sobre el inmueble, similares a los que se temen para la también gaudiniana Sagrada Família. A pesar de la aparatosidad de la operación, los sondeos se hacen con poca afectación sobre el tráfico y la acera. Ayer se cortó un queño tramo del carril montaña de Provença y la zona de los peatones, que en ese punto suele estar muy concurrida, prácticamente no se tocó.

Mientras tanto, los trabajos previos a la puesta en marcha de la tuneladora no cesan. La máquina, que acumula un importante retraso sobre los calendarios inicialmente previsitos –debía arrancar el pasado otoño– está ya lista. Desde hace varios días puede verse desde el pozo de ataque de Mallorca/Biscaia. Este punto es uno de los observatorios habituales de curiosos que gustan seguir la evolución de las obras de cerca. Aquí también hay debates sobre la conveniencia de la obra. Ahora que está a punto de iniciar su fase decisiva, los distintos pareceres se expresan con especial vehemencia.

Los pozos de Mallorca a la altura de Trinxant y de Padilla también evolucionan a toda máquina. El primero, prácticamente finalizado, será vital para evaluar el comportamiento de Barcino en sus primeros metros de perforación. Este análisis ayudará a valorar la respuesta de las herramientas de corte y permitirá fijar una primera velocidad de avance. Los técnicos creen que podrá ser de al menos diez metros por día. El segundo pozo servirá para hacer una segunda revisión y, si se ve oportuno, un mantenimiento. También se trabaja en los pozos de Provença a la altura de Bruc, y, en el extremo que toca a Sants, en la zona de extracción, entre Entença y Josep Tarradellas.

martes, 16 de marzo de 2010

El modernismo privado

El galerista Fernando Pinós crea un museo para mostrar su colección

CATALINA SERRA - Barcelona - 16/03/2010
El gran museo del modernismo catalán es, sin duda, el Museo Nacional de Arte de Cataluña, que atesora importantes colecciones de pintura, escultura y también mobiliario de este periodo. Con todo, desde hace tiempo queda claro que el modernismo es el gran aliciente para el turismo que visita Barcelona y en el Eixample, en donde se sitúan buena parte de sus edificios más emblemáticos, no resulta fácil acceder a los interiores que tanta fama dieron al movimiento. A partir del próximo jueves este vacío lo cubrirá el Museo del Modernismo Catalán (mmcat.cat), un nombre un tanto pretencioso pero efectivo que define la interesante colección que desde hace 40 años han ido atesorando los galeristas Fernando Pinós y María Guirao.

Situado en la calle de Balmes, frente al seminario, este museo privado reúne unas 300 piezas entre mobiliario, esculturas y pinturas de autores señeros del estilo como Antoni Gaudí, Puig i Cadafalch, Gaspar Homar, Joan Busquets, Ramon Casas, Lambert Escaler, Santiago Rusiñol, Josep Llimona y Eusebi Arnau.

"El modernismo catalán hizo un arte exquisito que aquí durante mucho tiempo fue menospreciado; lo denominaban "la época del mal gusto", comenta Fernando Pinós. "Nosotros empezamos a coleccionar cuando no le interesaba a nadie, ni a los anticuarios", añade este galerista que tras abrir en los cincuenta una sala cerca de los Encants se trasladó en 1978 a Consell de Cent, en donde en 1978 abrió la galería Gotshland, casi vecina a la que abrió después su hijo Fernando Pinós. Comenzaron a coleccionar en los años setenta y aunque hay dos o tres piezas adquiridas en aquella época que nunca ha querido vender, como una enorme copa en piedra de Eusebi Arnau que destaca como la joya de la corona, la colección se ha ido haciendo con el tiempo, comprando y vendiendo en función de las oportunidades. "A veces no te puedes quedar con todo lo que te gusta", comenta Pinós.

Entre lo que se ha quedado, sin embargo, hay piezas de gran nivel que se han expuesto en algunas de las grandes exposiciones sobre modernismo, como el comedor que realizó Joan Busquets para la casa Antònia Puget (ahora sede del Espai Volart), una selección de mobiliario de Gaudí realizado para la Casa Batlló y, también, una selecta muestra del estilo de Gaspar Homar, posiblemente el ebanista más delicado de su época.

Esta parte dedicada al mobiliario, espectacular, está situada en la planta baja del museo, al que se accede precisamente por una tienda decorada con las librerías que, diseñadas por Busquets, tenía en su casa el doctor Trueta. Abajo, en un sótano del que se han recuperado las bóvedas catalanas originales de este edificio construido entre 1902 y 1904 por Enric Sagnier como almacén de la Fabra i Coats, se sitúan la pintura y la escultura.

De momento, señalan, lo único que les preocupa es llegar a la inauguración el próximo jueves, ya que las obras, que han durado casi dos años, han sufrido múltiples retrasos. "Una vez nos hayamos repuesto de esto, empezaremos a poner en marcha más iniciativas", señala Pinós hijo. "Pero la inversión es privada, sin ayudas, y antes tenemos que ver cómo funciona". Al público abrirá sus puertas el sábado con una entrada a 10 euros.

Un puente entre Gaudí y Picasso




El IVAM recorre el modernismo catalán con 125 obras y reivindica su peso en el autor del "Guernica"

Un confidente de Gaudí para la Casa Batlló, en la exposición del IVAM. fernando bustamante


ALFONS GARCIA VALENCIA ?
El modernismo catalán es el eje vertebrador de la exposición que el IVAM inauguró ayer y que lleva por título el atractivo nombre propio de dos grandes del arte del siglo XX. De Gaudí a Picasso se llama la muestra, aunque los dos citados no son más protagonistas que Santiago Rusiñol, Ramón Casas, Isidre Nonell, Julio González, Joaquim Mir o Anglada Camarasa. ¿Qué une al arquitecto catalán con el autor del Guernica? El modernismo, precisamente, en el que se inscribe el primero hasta desbordarlo con su sello personal (gaudinismo) y que es fuente en la que bebió el segundo. Esta es, quizás, la mayor aportación teórica del proyecto: el reconocimiento del "peso de la Barcelona modernista en el periodo azul de Picasso", algo que a los picassianos les cuesta admitir, comentó ayer Tomás Llorens, comisario de la exhibición junto con Boye Llorens.
El modernismo es tratado así como una estación o un cruce de vías -la metáfora es de la directora del IVAM, Consuelo Ciscar- en el que los artistas citados (y otros) coinciden y conversan para luego cada uno seguir con el camino que traía, aunque siempre con una "sólida" idea común: "trabajar por la modernidad".
La muestra, que reúne 125 obras y ha sido patrocinada por Bancaja, se articula como una narración cronológica, en las que se van insertando los diferentes autores y las diferentes visiones del modernismo. Hay diversas ópticas porque no se trata de un estilo -como sí lo fue el art nouveau-, dijo Llorens, sino de un periodo (de 1885 a 1910, aproximadamente) "marcado por la actitud de entusiasmo y reacción ante la idea de modernidad y por una apertura hacia Europa".
Así, el recorrido expositivo lo inician las optimistas pinturas de Rusiñol y Casas, que expresan la vida alegre de París, la independencia de algunas mujeres, las novedades del crecimiento industrial.
Aparece después la corriente espiritualista del modernismo -en la que se sitúa Gaudí-, que cambia el positivismo por el simbolismo que viene del norte de Europa. Planos, algunas maquetas de la Pedrera, elementos decorativos -a no perderse un confidente o los batientes de las ventanas de la Casa Batlló- y, sobre todo, un audiovisual proyectado a gran formato dan vida a la inconfundible marca Gaudí.
La tercera parte de la muestra la protagonizan los artistas (jóvenes en el momento del modernismo) que se apartan del entusiasmo inicial por los cambios y reflejan la crisis social que vino con la transformación industrial. Es el Nonell de los gitanos, el Picasso del grabado Comida frugal y de las prostitutas del periodo azul, el de los artistas bohemios en rebelión contra la sociedad.
Este es el contexto, trascendental en la historia europea, dijo Llorens, y no siempre bien entendido. Una prueba, aseguró, es la errónea recepción de Sorolla, mal explicado en los libros de historia del arte, lamentó. En este panorama "rico y complejo", las excepciones que se salen de su época serían, indicó el experto valenciano, las de Gaudí (rompió el marco del modernismo), Julio González y Picasso. Las aportaciones de estos dos últimos llegarán después de esta etapa de sustrato.
La muestra presentada ayer en Valencia estaba pensada que se presentara antes en Dallas, pero los recortes presupuestarios por la crisis la sacaron del programa del Meadows Museum. El proyecto , en el que ha asesorado Daniel Giralt-Miracle (director del centro La Pedrera), incluye obras procedentes del MNAC, Museo Picasso, el Prado, el Reina Sofía, la colección Thyssen, la Casa-Museo Gaudí o el museo de Montserrat, entre otros.


Llorens lamenta los recortes en el IVAM
Tomás Llorens es toda una institución en el mundo del arte contemporáneo. Fue una referencia académica en los tiempos del tardofranquismo, cuando lo expulsaron de las aulas universitarias, y los cargos que ha ocupado después denotan su influencia en estos ámbitos: de primer director del IVAM a conservador del Museo Thyssen y responsable también del Reina Sofía de Madrid.
Pese a que en los últimos tiempos se han reforzado las críticas al IVAM por su posible pérdida de presencia en el panorama español, Llorens defiende la línea del museo valenciano, afectado, dice, por los recortes presupuestarios de los dos últimos años "Ese tipo de quejas se ha dado en buena medida desde hace mucho tiempo -dijo ayer a Levante-EMV-. Se decía en la época de Juan Manuel Bonet y en la de Kosme de Barañano". En su opinión, la razón de estas críticas está en que "el arte contemporáneo es un mundo muy ansioso e inquieto", lo que genera comentarios de esta naturaleza.
"Como antiguo director y director honorario no es mi función actuar como juez o crítico, pero no me parece que la trayectoria del IVAM tenga problemas graves, excepto que en los dos últimos años ha sufrido un recorte presupuestario", señala Llorens. a. g.valencia

lunes, 15 de marzo de 2010

El IVAM revive la "emoción y la crisis" del Modernismo catalán con un viaje de Gaudí a Picasso en 125 obras

VALENCIA, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Institut Valencià d'Art Modern (IVAM) inaugura hoy la exposición 'De Gaudí a Picasso', que revive los sentimientos de "emoción y crisis" que alimentaron el período artístico del Modernismo catalán a través de 125 obras --58 pinturas, 33 dibujos, nueve esculturas, 22 elementos ornamentales, tres maquetas y un audiovisual-- de los creadores más representativos de la época.

Una larga lista de instituciones han prestado fondos para esta muestra, que pretende descubrir la "huella decisiva y permanente en la memoria" que dejó en el arte europeo esta etapa de transformación de la que, sin embargo, aún se tiene un conocimiento "superficial".

Así lo aseguró el comisario del proyecto, Tomàs Llorens, en una rueda de prensa en la que estuvo acompañado por la directora del IVAM, Consuelo Ciscar; el comisario específico de la parte dedicada a Gaudí, Daniel Giralt-Miracle; y el vicepresidente de la Fundación Bancaja, entidad que patrocina la selección, Vicente Montesinos.

'De Gaudí a Picasso', fruto de una labor de investigación de dos años y medio, centra su mirada sobre el arte catalán de entre-siglos en un recorrido enmarcado por estos dos gigantes del arte, así como por el escultor Julio González, que, al igual que Picasso, se formó en la Barcelona del momento.

La exhibición, que se podrá contemplar hasta el próximo 27 de junio, permite admirar piezas de suma importancia cedidas por el Museu Nacional d'Art de Catalunya (MNAC), Museo Picasso, Museo del Prado y la Colección Thyssen-Bornemisza, entre otros, y algunas halladas en las "trastiendas" y en fondos particulares, destacó, por su parte, Giralt-Miracle.

De la "inmensa" producción de Gaudí, por ejemplo, se pueden ver piezas en 'trencadís' del Parque Güell, rejas de La Pedrera o un confidente de la Casa Batlló, junto a un audiovisual que se adentra por medio de la imagen en la arquitectura del autor. Por lo que respecta a Picasso, está representado por cuadros y dibujos, con el fin de demostrar que el genio de Málaga asumió en su período azul la enseñanza de esta época aunque esto "no haya sido suficientemente reconocido aún" por algunos de sus estudiosos, consideró Tomàs Llorens, comisario del trabajo junto a Boye Llorens.

La exposición parte de la tesis de que el Modernismo "no fue un estilo" y por ello no dio lugar a una uniformidad artística sino un período marcado por dos características, "una primera actitud de entusiasmo y de reacción después ante la modernidad y una apertura hacia el exterior con el trasfondo de una intensa crisis económica y social".

Este contexto hizo que en apenas una década --el Modernismo fue "sorprendentemente breve" y se prologó durante unos 25 años, incidió Llorens-- los autores experimentaran un cambio personal que se reflejó en sus trabajos, al pasar de un "optimismo ligero" a una "rebelión contra la sociedad".

El público podrá ser testigo de este tránsito siguiendo las diferentes secciones en las que se ha dividido la exposición. En las primeras salas se da cuenta de la fascinación de los artistas ante el nuevo "espíritu metropolitano" nacido a raíz de la aparición de las "ciudades tentaculares" y que supieron plasmar pintores como Casas y Rusiñol en la década de los noventa. En este apartado se incluye también una serie de retratos firmados por Casas de los artistas que se reunían en el emblemático café Els Quatre Gats.

Con la segunda generación, la muestra aborda la influencia de la corriente espiritualista en la evolución del modernismo. Asociada en parte a la actividad del Cercle Artístic San Lluc, al que perteneció Gaudí, esta tendencia renegó del progresismo materialista y el positivismo que inspiró los inicios de la Belle Epoque y empleó los recursos del simbolismo. Mir y Anglada aportaron a este panorama obras en las que se aprecian coincidencias con el Modernismo de otros centros europeos, como Bruselas, Munich o Viena.

La tercera y última etapa del modernismo estuvo protagonizada, como recuerda la muestra, por artistas jóvenes, entre ellos González, Sunyer, Picasso y Nonell, considerado el último gran pintor modernista.

De hecho, el entusiasmo que animó el fenómeno se disipó rápidamente en Barcelona a lo largo de la primera década del siglo XX, lo que marcó las futuras aportaciones de los artistas de la segunda generación a las vanguardias. La gran figura emergente en aquellos años fue, sin duda, Picasso, alrededor del cual se congregaron otros creadores como Hugué, Canals, Sunyer o los hermanos Julio y Joan González, residentes ya todos en París y conocidos allí como 'la bande catalane'.

BIFURCACIÓN

Preguntado por si el Modernismo catalán podría ser asimilable al valenciano, Tomàs Llorens rechazó este punto, ya que en aquel momento histórico se produjo una "bifurcación: mientras Catalunya seguía el camino del industrialismo, Valencia escogió el de la transformación agraria".

Para Consuelo Ciscar, el modernismo "no nació de manera aislada, sino que fue reflejo de una corriente europea que llevaba consigo aires de cambio y progreso en todas las disciplinas sociales y culturales y provocó una enorme transgresión con el pasado y un punto de encuentro que conformaría las tendencias del siglo XX".

Con motivo de la muestra se ha editado un catálogo que además de reproducir las imágenes seleccionadas incluye textos de Tomàs Llorens, Daniel Giralt-Miracle, Boye Llorens, Mercé Doñate, Marilyn McCully y Francesc Fontbona.

Gaudí iluminador, el proyecto que no fue




Lunes , 15-03-10
POR JOAN BASSEGODA NONELL
BARCELONA. En el mes de diciembre de 1881 se inauguró la iluminación eléctrica de Barcelona mediante quince farolas en el paseo de Colón. La tarea la llevó adelante la Sociedad Española de Electricidad, creada en 1875 por el ingeniero Narciso Xifra Masmitjà (1848-1934), que contó con la colaboración del también ingeniero Tomás J. Dalmau.
Con todo el año anterior, o sea 1880, José Sarramalera Aleu, ingeniero y director de la compañía industrial que llevaba su nombre, había presentado al Ayuntamiento otro proyecto de iluminación eléctrica, más ambicioso y completo, que no se llegó a realizar. El estudio artístico del proyecto lo encargó Sarramalera a Antonio Gaudí, al que conoció en la Escuela de Arquitectura cuando inició la carrera que luego cambiaría por la ingeniería. Gaudí trabajó en la sociedad Padrós & Borràs donde Sarramalera también colaboró en los últimos tiempos de estudiante con un proyecto de tranvía eléctrico que debía unir la puerta de la Paz con los jardines de Villa Arcadia en la montaña de Montjuïc.
Ocho farolas
Gaudí, que ya había realizado en 1878 un proyecto de farolas de gas que se instalaron en la plaza Real y plaza de Palacio, imaginó unas enormes farolas de más de veinte metros de altura adornadas con los nombres de los almirantes catalanes más famosos como Llúria, Mallol, Rocafort, Marquet y Cortada. También se podían leer nombres de batallas importantes como las de Artaqui o Filadelfia, junto con escudos heráldicos que Gaudí tomó de la Armería Estruch de la Rambla de Cataluña.
De este proyecto, que por ser tan atrevido debió espantar a las autoridades municipales, se tiene noticia por tres dibujos de Gaudí. Dos de ellos, que mostraban distintas soluciones de las farolas en alzado, los publicó Ràfols en su biografía de Gaudí en 1929 y desaparecieron con la quema del archivo de Gaudí en la Sagrada Familia, en julio de 1936.
El tercero, también publicado en 1929, quedó en poder de Ràfols, que lo retuvo cuando hizo la ordenación de los dibujos que Gaudí tenía en su casa del parque Güell. La viuda de dicho historiador y arquitecto lo entregó al autor de este artículo el 19 de enero de 1968. Este dibujo merece un especial comentario pues se trata de una perspectiva a vista de pájaro del puerto y la parte baja de la ciudad de Barcelona. En el dibujo, Gaudí consideraba libre todo el frente marítimo de Barcelona, después de la caída de la muralla de Mar i del Baluart de les Puces junto a las Atarazanas. Con esta base situaba ocho de sus monumentales farolas en sitios estratégicos, pero con visión de futuro, ya que algunos se proyectaban al final de unas calles que solo existían en el proyecto de Ensanche de Cerdà de 1859 que, por lo que las vías del Casco Antiguo se refiere, no se empezó hasta el comienzo de la Gran Vía «A», hoy Vía Layetana, en 1907.
Gran Vía «C»
Las farolas de Gaudí se colocaban la primera en el comienzo de la carretera de Can Tunis para subir a Montjuïc, la segunda al final de la entonces inexistente Gran Vía «C» que se abrió mucho más tarde y que recibió el nombre de García Morato, hoy Drassanes. La tercera estaba al final de las Ramblas, justo donde en 1888 Cayetano Buigas Monravà construyó el monumento a Colón. La siguiente estaba frente a la plaza del duque de Medinaceli, donde ya había el monumento de hierro colado al almirante Galcerán Marquet, obra del arquitecto Francisco D. Molina Casamajó. Otra farola se situaba al final de la calle de Simón Oller, que es prolongación de la de Aviñón. La siguiente farola quedaba al final de la inexistente Vía Layetana, es decir, donde estaban entonces los arcos de Los Encantes, junto a la casa de la Lonja de Mar.
En el esquemático pero interesante dibujo de Gaudí se pueden ver la iglesia de Santa María de la Mar, los pórticos de Xifré y hasta el monumento llamado del genio catalán en la plaza de Palacio. La séptima farola aparece, donde más tarde estuvo la Casa de Máquinas del puerto y la octava, en el sitio que luego ocupó el Depósito Mercantil. El dibujo de Gaudí continúa con lo que fuera «la Machina», una grúa de gran potencia y acaba con la escollera antigua, con la Capitanía del Puerto y la llamada Linterna Vieja. También se puede ver en el dibujo un esbozo de la catedral de Barcelona y el trazado de las distintas calles de la ciudad. Es posible ver en el dibujo el embarcadero de la Puerta de la Paz y diversos veleros surtos en el puerto.
Cartulina
El dibujo lo hizo Gaudí sobre una cartulina que era su tarjeta personal, de las pocas que mandó imprimir a lo largo de toda su carrera. Fue cuando estableció su primer despacho profesional. La tarjeta contiene un texto dibujado de la mano de Gaudí que reza: «Antº. Gaudí, arquitecto. Bufe- te=Call-11-3», impreso en litografía. La tarjeta, en cuyo dorso dibujó Gaudí la perspectiva axonométrica de Barcelona mide 13,5 por 24 cm. Durante cierto tiempo tuvo Gaudí su despacho en el tercer piso del número 11 de la calle del Call, muy cerca de la plaza de San Jaime.
El edificio se ha conservado tal como lo habitó Gaudí. El nombre del arquitecto impreso en la tarjeta muestra unos trazos muy floridos con lo que, sin duda, el novel arquitecto, la tarjeta se imprimió en 1878, el mismo año en que Gaudí ganó su título profesional, intentaba atraer a los clientes, cosa difícil para un forastero en la ciudad sin apenas relación social alguna.
El proyecto de Gaudí para la iluminación del paseo, que se llamó de la Muralla de Mar y luego de Colón y de Isabel I, demuestra que el recién laureado alarife estaba al tanto del progreso de la ciudad de Barcelona en el campo de la electricidad y del urbanismo que soñó Ildefonso Cerdà hace 150 años.

miércoles, 10 de marzo de 2010

Una vía industrial para una ruta modernista

T.N.
BARCELONA

La compañía de ferrocarriles de la Generalitat recuperó en 2005 el antiguo tren que une la Pobla de l’Illet con la zona del Clot del Moro, en Castellar de N’Hug. Tres kilómetros y medio de trayecto que recorre distintos espacios de interés como la exposición de vehículos de transporte, los jardines Artigas diseñados por Gaudí, y el Museo del Cemento. Hasta 1963 trabajó para la Compañía General de Asfaltos y Portland Asland, quien creó la línea de 11 kilómetros hasta Guardiola de Berguedà para enlazar con la red de Ferrocarriles Catalanes.

martes, 9 de marzo de 2010

El Crist del Misteri de Glòria de Montserrat torna al lloc on el va col·locar Gaudí



Baixen el Crist del Misteri de Gaudí per restaurar-lo[27/05/2009]
L’escultura de bronze de Crist, obra de l’escultor Josep Llimona, ha estat restituïda al seu lloc original, on l’arquitecte Antoni Gaudí la va situar a principis del segle passat. L’escultura, de 3,22 metres d'alçada i 572 quilos de pes, ha estat restaurada i forma part del primer Misteri de Glòria del Rosari monumental de Montserrat, que arranja l’Institut Català del Sòl (Incasòl), ha informat aquest mateix organisme a través d'un comunicat. Amb la col·locació de la peça es respecta la decisió de Gaudí i l’escultura queda fixada just a sobre de la cova on hi ha el sepulcre i al costat de l’escut de Catalunya, també en procés de restauració. L’actuació s’efectua en el marc de l’acord entre el departament de Política Territorial i Obres Públiques i el departament de Cultura i Mitjans de Comunicació, amb la col·laboració de la Diputació de Tarragona, amb l'objectiu de frenar el deteriorament progressiu dels nuclis antics i els entorns monumentals de diferents poblacions de Catalunya.


Els treballs de restauració del conjunt arquitectònic i escultòric del Misteri de la Resurrecció de Jesucrist van començar l’abril passat i l’escultura de bronze es va baixar a finals de maig utilitzant vies d’escalada, ja que estava enclavada a uns 15 metres d’altura. Aquest divendres s'ha utilitzat el mateix sistema per pujar l’escultura i tornar-la a enclavar a la muntanya. Les obres que efectua l'Incasòl permetran recuperar el primer misteri de Glòria, la Resurrecció de Jesucrist, del conjunt de monuments del Rosari Monumental de Montserrat, situat dins del terme municipal de Collbató (Baix Llobregat). L’obra té un pressupost de 172.000 euros i el termini d’execució és de 7 mesos.

L’arquitecte encarregat de la restauració del Misteri de Glòria és Anton Baraut i el treball amb les escultures l’efectua l’escultor Ramon Oms, qui ha indicat que la figura de Crist ressuscitat s’ha sotmès a un procés de neteja per retirar les sals i, a més, se li han aplicat tècniques per garantir-ne la conservació. També s’ha netejat la corona de llautó i s’ha preparat un nou ancoratge per col·locar-lo a la paret de la muntanya. L’escultor destaca que el fet d'emplaçar l’escultura al lloc original on havia previst Antoni Gaudí ressalta el conjunt del primer Misteri de Glòria, ja que la forma de la figura i els plecs de la roba s’adapten al punt de la muntanya on havia estat inicialment, i també sosté que la figura adquireix més presència, a banda que dóna la sensació que s’eleva i dirigeix la mirada cap al banc des d’on els visitants observen el conjunt del misteri, explica la nota de l'Institut Català del Sòl.

El Crist va canviar de lloc per decisió d'un abat
La imatge de Jesucrist ressuscitat va ser col·locada en el seu lloc original l'agost del 1907, però segons l’abat Deàs l’escultura no estava situada en un bon punt. Això va comportar que retiressin la direcció de l’obra a Gaudí i es canviés d’emplaçament el Crist. Aquestes decisions van coincidir amb problemes de finançament i les obres van quedar paralitzades fins al juny del 1912, quan els treballs es van reprendre a partir d'una maqueta modificada per l’escultor Josep Llimona i amb la supervisió de l’arquitecte Jeroni Martorell.

El primer Misteri de Glòria, la Resurrecció de Jesucrist, el va projectar inicialment Antoni Gaudí amb un fort caràcter religiós i simbòlic, i la seva representació es va identificar ràpidament amb la resurrecció de Catalunya. Gaudí va excavar una gran cova a la roca on va ficar-hi el sepulcre i va fer només algunes de les imatges que formen el conjunt. Les escultures de l’àngel i de Jesús ressuscitat són obres de l’escultor Josep Llimona. Les tres Maries van ser esculpides per Dionís Renart i la reixa que el tanca va ser treballada per la casa Ballarín, segons un projecte de l’arquitecte Jeroni Martorell. El conjunt és coronat per l’escut de Catalunya, fet amb la tècnica gaudiniana de trencadís de rajola trossejada encastat a la roca, i va ser elaborat per Jaume Bayo.

Encara falta completar alguns treballs de restauració
A partir d'ara s'ha d'enllestir la reconstrucció del mur, que també té funció de banc i emmarca el conjunt escultòric, l'arranjament de les parts malmeses de l’escultura de l’àngel i de la Maria que estan dins de la cova, i la restauració l’escut de Catalunya i de la inscripció Ressurrexit, non est hic. El projecte també preveu fer actuacions en les plaques d’ofrena, en la reixa de tancament, i reordenar l’ajardinament que hi ha entre el camí de la cova i el primer Misteri de Glòria.

Publicat 12/06/2009 21:05h

viernes, 5 de marzo de 2010

Gaudí y el Papa

Antoni Coll - 05/03/2010 © Diari de Tarragona

Antoni Gaudí trasladó su estudio a las dependencias primitivas del templo que construía. A la luz de quinqués de aceite que le sostenían Francesc Berenguer y Joan Rubió, dos reusenses colaboradores, dibujaba planos y discutía proyectos. Era una época convulsa en Roma. Durante el traslado de los restos de Pio IX del Vaticano a San Lorenzo, una manifestación anticlerical intentó arrojarlos al Tiber. El nuevo Papa, León XIII, pensó en refugiarse en Trento o Salzburgo, pero temió que el gobierno no le permitiera regresar a Roma. Esto sucedía en 1881. Gaudí levantó un mástil en el que hizo ondear la bandera vaticana los días festivos y grabó en el primer pilar el escudo del Papa y la fecha de fundación del templo (1882).

La consagración de la Sagrada Familia por Benedicto XVI, el próximo 7 de noviembre, será la culminación del sueño de aquel visionario arquitecto que trabajó para hacerle una casa a Dios.

..........................................................................................................

Estimado Amigo Antoni Coll

La historia aunque no es lineal tiene carácter cronológico por lo que le suplicaría que aplique usted bien este orden, Gaudí en 1881 no podía haber trasladado su taller-obrador a la Sagrada Familia porque ese año todavía ni el Arquitecto Villar estaba trabajando allí ya que los terrenos fueron adquiridos por el Sr. Bocabella el día 8 de Noviembre de 1881.

Tampoco pudo levantar el escudo del Papa ese año ya que fue hacia 1883 fecha en que empezó a trabajar en el templo y fue en esa época que coloco el Báculo y la mitra en la columna de la entrada de la esquina de la calle Mallorca, así que por favor al pan pan y al vino vino no seamos por favor más papistas que el Papa

Un cordial saludo

Luis Gueilburt

El tornavoz de Gaudí, perfectamente prescindible



JOAN RIERA
RIERA.DIARIODEMALLORCA@EPI.ES
Antoni Gaudí dirigió la restauración de la catedral de Mallorca entre 1903 y 1914 a instancias del obispo Pere Joan Campins. El arquitecto catalán tuvo muchos aciertos, cometió algunos errores y nos legó trabajos que solo pueden entenderse si se sitúan en el contexto de los progresos de la época.
La retirada del coro del centro de la catedral revalorizó el carácter gótico del templo, acercó a los fieles al culto y recuperó el inmenso espacio catedralicio. La retirada del retablo barroco resaltó el presbiterio y restableció la visión de la capilla de la Trinitat. Los vitrales que diseñó son, con diferencia, los mejores. El baldaquino solucionó el problema de la iluminación y centra la atención sobre el núcleo de la celebración religiosa. En su momento también actuó como proyector de la voz del celebrante gracias al tapiz de la parte superior.
Hoy nadie aceptaría algunas de las decisiones de Gaudí referidas a la iluminación. Como ejemplo podemos citar las trobigueres, las lámparas de hierro forjado que abrazan las columnas de la nave central limitando su esbeltez. O las luces del presbiterio, que parecen más propias de una verbena que de la sobriedad catedralicia.
Gaudí proyectó sendos tornavoces encima de cada uno de los púlpitos que formaban parte del antiguo coro y que fueron trasladados a ambos lados del presbiterio. La catedral, con el esfuerzo técnico del inteligente arquitecto Elies Torres, ha recuperado el que el arquitecto catalán colocó sobre el púlpito mayor, el del costado del Evangelio. Fue ejecutado con materiales efímeros –madera y tela– y retirado en 1972, cuando las técnicas de amplificación de sonido hicieron prescindible su función. Los mallorquines lo bautizaron con ironía como s´esclata-sang.
Se trata de un experimento hecho con gaseosa. Es decir, si no funciona será retirado y trasladado a un museo como un elemento más de estudio para seguir la intervención gaudiniana. Si se me permite adelantar una opinión, se trata de un elemento perfectamente prescindible. El monumental púlpito octogonal del aragonés Juan de Salas –esculpido entre 1529 y 1531– reúne méritos más que suficientes sin el esclata-sang de Gaudí.

jueves, 4 de marzo de 2010

Un impulso a las obras de la Sagrada Família

Josep Playà Maset - 04/03/2010

Barcelona recibirá el domingo 7 de noviembre la visita de un Papa, 28 años después del viaje de Juan Pablo II, que lo hizo en 1982 bajo una fuerte tormenta que lo acompañó durante todo el día. Esta vez, Benedicto XVI, invitado por el cardenal arzobispo de Barcelona Lluís Martínez Sistach, presidirá la consagración del templo de la Sagrada Família. El cardenal Martínez Sistach lo anunció ayer en rueda de prensa sin dar más detalles de la visita, de la que dijo que debe concretarse con la Santa Sede. En todo caso, dejó claro que se tratará de una visita corta, "ceñida a la Sagrada Família", pero muy relevante para la ciudad, la diócesis y Catalunya, ya que tendrá un eco mundial. Para el 7 de noviembre se prevé que las obras del interior del templo estén completamente acabadas. De hecho, la cubierta quedará lista en el mes de mayo y ya se han completado otros detalles como el pavimento de mosaico. En las próximas semanas quedará ultimado el órgano. "Todo lo que quedará será ya exterior, y contamos que si las obras siguen el ritmo actual en 15 o 20 años podrá darse por acabada la Sagrada Família", dijo el cardenal. ...

miércoles, 3 de marzo de 2010

El portavoz del Vaticano destaca la significación cristiana de Antoni Gaudí




03-03-2010

Lombardi señalo que el arquitecto del templo modernista "fue una persona de una gran moral cristiana" y que la figura de Gaudí (1852-1926) es muy importante tanto en el campo del arte como en el de la fe, y Benedicto XVI la aprecia.

Federico Lombardi explicó que es seguro que el Papa participará en una ceremonia solemne (una misa) en el templo de la Sagrada Familia, actualmente en obras, pero cuya nave central estará acabada para la visita del Pontífice.

Esta será la segunda visita del Pontífice a España, tras la realizada a Valencia en julio de 2006 con motivo del V Encuentro Mundial de la Familia.

El año próximo el Papa Ratzinger tiene previsto viajar a Madrid en agosto para presidir la Jornada Mundial de la Juventud.

Fuentes vaticanas resaltaron a Efe que España se puede sentir "muy honrada" por el cariño que Benedicto XVI le está demostrando y que no es normal -precisaron- que un Papa viaje al mismo país en dos años consecutivos, teniendo en cuenta el deseo de tantas naciones católicas de tenerlo entre sus fieles.

En los últimos meses desde diferentes sectores españoles se realizaron "insistentes presiones políticas" para que el Papa viaje este año.

El viaje a España será el quinto fuera de Italia previsto para este año. En abril viajará a Malta, en mayo a Portugal, en junio a Chipre y en septiembre al Reino Unido. EFE

La Sagrada Família y la Catedral de Palma, emparentadas por su baldaquín


El pabellón, también de Gaudí, que se inaugurará en mayo en el templo catalán, comparte con el de la Seu la forma, el lampadario y los elementos decorativos






El baldaquín de la Seu pende de un techo de 43 metros. Foto: B. Ramon

M. ELENA VALLÉS. PALMA. Distintas por fuera, la Sagrada Família y la Catedral de Palma ´confraternizarán´ el próximo mes de mayo por su baldaquín, proyectado en ambos casos por Antoni Gaudí. El templo catalán inaugurará en dos meses un pabellón –que cubrirá el altar– de aspecto muy similar al que el arquitecto dispuso en la Seu palmesana el día de la Purísima de 1912.
¿A qué se debe el parecido? La Catedral de Palma le sirvió a Antoni Gaudí de "laboratorio" para experimentar con sus intervenciones, destaca Jordi Bonet, director de las obras de la Sagrada Família. "Porque todo trabajo que proyectaba el arquitecto, fuera donde fuera, siempre lo realizaba pensando en la Sagrada Família, de cara a su completitud", observó Bonet.
El arquitecto enumera para DIARIO de MALLORCA la base genética que ´hermana´ al futuro baldaquín del templo barcelonés, que Gaudí dejó esbozado en un dibujo de pequeñas dimensiones, con el palmesano. El primer punto en el que fijarse, el lampadario, "que tendrá cincuenta candiles", como en la idea primitiva de este elemento decorativo que Gaudí colocó en la Catedral en la misa pontifical de la Purísima de 1904. Aunque del actual pabellón, una maqueta dicho sea de paso, penden 35 candiles. "Lo de las 50 lámparas lo copió Gaudí de la Basílica romana San Juan de Letrán", apunta Bonet. Por otra parte, el baldaquín proyectado por Bonet en la iglesia catalana basándose en el dibujo y las indicaciones de Gaudí recopiladas en el Álbum del templo expiatorio de la Sagrada Família, es heptagonal como el de la Seu: los siete lados recuerdan los siete dones del Espíritu Santo y los siete sacramentos. Asimismo, coinciden los adornos de la corona: espigas de trigo, pámpanos y racimos de uva, en alusión al pan y al vino eucarísticos.
La primera diferencia que salta a la vista entre los baldaquines es su longitud, pues las dimensiones de anchura y fondo serán también similares. El pabellón de la Sagrada Família penderá de un techo mucho más alto, 75 metros, que el de la Catedral, 43, por lo que será más largo. Mientras que el Cristo Crucificado colgará del baldaquín del templo barcelonés, el de Palma sobrevuela el elemento decorativo junto a otras dos figuras que no aparecerán en la Sagrada Família: la Virgen María y San Juan Evangelista. El tapiz que hace de cubre cielo es distinto en ambos casos.
Cabe recordar que el baldaquín actual de la Catedral es de material efímero, excepto el costado posterior de la corona que es de hierro y vidrio. El resto es de madera, cartón, pasta de papel, telas, cadenas y cuerdas. El pabellón de la Sagrada Família está siendo fabricado desde el primer momento en materiales nobles: en hierro y pergamino pintado, que sustituiría el vidrio utilizado en la de Palma.