jueves, 27 de mayo de 2010

La Casa del Guarda en el Park Güell explora la relación entre Güell y Gaudí




Barcelona, 26 may (EFE).- Con el nombre de "Güell, Gaudí y Barcelona, la expresión de un ideal urbano", el Museo de Historia de la ciudad abre al público la Casa de la Guarda del Park Güell convertida en un museo que se propone explorar la relación entre Güell y Gaudí y explicar porqué el proyecto del parque fracasó.

La nueva instalación, que se inaugurará el próximo 29 de mayo, comprime "la historia dentro de una pieza arquitectónica", ha afirmado en rueda de prensa el director del Museo de Historia de Barcelona (MUHBA), Joan Roca, que ha precisado que "Güell, Gaudí y Barcelona" da un paso adelante en este sentido y "sitúa el modernismo dentro de la historia de Barcelona".

Restaurada y pintada con los colores originales -azul para la planta baja, amarillo, verde y rojo para la segunda y la tercera-, la Casa del Guarda, que Gaudí ideó para que viviera el portero del Park Güell con su familia, es un "ejemplo de arquitectura sencilla difícil de encontrar en Gaudí", según el teniente de alcalde Ramón García-Bragado.

Por esta razón, las comisarias de la exposición, Mireia Freixa y Mar Leniz, han optado por destinar la planta baja, que albergaba la cocina y un salón, a mostrar las casas de Gaudí a través de un panel audiovisual que ofrece un recorrido por viviendas como La Pedrera, la Casa Calvet o "El Capricho" de Comillas.

En la Casa del Guarda, Gaudí hace girar el edificio entorno a una torre central que era espacio de ventilación y salida de humos y "soluciona las dobles habitaciones con una cámara y una alcoba tradicionales".

Es en estas habitaciones donde el visitante encuentra varios paneles audiovisuales que analizan la "simbiosis entre Güell y Gaudí" porque, según Freixa, "detrás de un arquitecto hay un promotor y detrás del parque está la visión de empresario de Güell".

En una de las habitaciones se exhibe, por ejemplo, una copia facsímil del permiso de construcción del parque donde se valora la idoneidad del terreno, "muy a propósito para torres donde vivir cómoda e independientemente los habitantes de Barcelona".

La función pública que más tarde tuvo el parque, que albergó encuentros populares, bailes y fiestas, es el tema de varios de los paneles digitales que exhiben fotografías de la época.

Escondido bajo uno de los espectaculares techos de mosaico ("trencadís") tan característicos de Gaudí, el último piso alberga una buhardilla luminosa donde puede verse un vídeo documental que la Sociedad de Atracción de Forasteros, la agencia turística de Barcelona en 1908, encargó en 1912 y que muestra la Barcelona modernista desde el puerto hasta la Rabassada, pasando por el paseo de Gràcia.

El nuevo museo, en el que se han invertido 113.000 euros, recoge también porqué fracasó el proyecto de Güell de construir un barrio residencial para la burguesía barcelonesa: "Como todas las utopías, ésta fracasó porque Gaudí se olvidó de una cosa importantísima: la realidad", ha afirmado el delegado de Cultura del Ayuntamiento de Barcelona, Jordi Martí.

Así, lejos de la creencia extendida de que Güell se habría inspirado en una ciudad-jardín, las investigaciones de Freixa y Leniz demuestran que el promotor "había visto segregaciones para la burguesía en Francia e Inglaterra", según Freixa, y habría querido reproducir un modelo similar en Barcelona.

"Güell hizo un negocio que planteó mal desde el principio", ha afirmado Freixa, "no pensó que era una zona desubicada, que la ciudad burguesa se urbanizaba hacia las colinas", hacia la Bonanova y la avenida del Tibidabo, y que necesitaría urbanizar las calles y habilitar transporte "como hizo el doctor Andreu cuando urbanizó el Tibidabo", ha explicado Freixa.

La apertura al público de la Casa del Guarda se enmarca en la intención del MUHBA de "incorporar una lectura global de la ciudad de Barcelona a través de un conjunto de espacios", según ha afirmado Martí. EFE

Vigilando el parque Güell

La Casa del Guarda, de Antoni Gaudí, explicará la Barcelona modernista

J. Á. MONTAÑÉS - Barcelona - 27/05/2010


Cuando Eusebi Güell pensó crear en el antiguo municipio de Gràcia una urbanización exclusiva, proyectada como un parque rodeado de un muro y un servicio de portería, en la que vivirían 60 familias, pensó en su arquitecto de cabecera, Antoni Gaudí. En 1900 el de Reus comenzó a urbanizar los terrenos y construyó los elementos comunes, como los pabellones de entrada, la escalinata y la sala hipóstila destinada a lugar de encuentro. Las condiciones restrictivas para construir hicieron que la burguesía buscara otros lugares para levantar sus residencias y que la iniciativa fracasara.

En 1994 la Casa del Guarda, situada en la entrada del parque por la calle de Olot, fue sometida a una restauración que le devolvió su aspecto original. El sábado, este edificio de planta elíptica y paredes sinuosas y encaladas de vivos colores reabrirá sus puertas para explicar el parque y la Barcelona modernista que el tándem Güell-Gaudí ayudó a configurar a principios del siglo XX. Donde Gaudí creó una cocina, cuatro dormitorios y un desván, el Museo de Historia de Barcelona -que gestionará el edificio- ha instalado la exposición Güell, Gaudí y Barcelona, la expresión de un ideal urbano, cuyas comisarias son Mireia Freixa y Mar Leniz.El rumor de los cientos de personas que visitaban ayer el parque Güell, de Antoni Gaudí, impedía oír con nitidez las palabras de las personas que intervenían en la presentación de la nueva etapa de la Casa del Guarda como centro para interpretar la ciudad modernista. En un momento del acto, la profesora Mireia Freixa se levantó de la silla y cerró la ventana.

El año pasado visitaron este recinto, declarado Patrimonio de la Humanidad, cuatro millones de personas (el 86% turistas), un número que se ha disparado desde 2000. Para controlar el impacto de este aluvión de personas, sobre todo en la zona monumental, el Ayuntamiento ha manifestado su intención de controlar el acceso, una medida que cuando se anunció, a finales de 2009, desencadenó la polémica, que llevó a Imma Mayol, teniente de alcalde de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Barcelona, a anunciar en abril que la "medida quedaba congelada".

Responsables de Parques y Jardines creen que la masificación impide realizar la visita con calma y que el parque se está degradando. "Hay que ejercer algún tipo de medida que impida el acceso libre; el problema es decidir cuál", señalan, y ponen como ejemplo la Alhambra de Granada, que recibe la mitad de visitas al año, todas mediante cita previa. El Ayuntamiento ha prometido un plan director para 10 años que intentará dejar contentos a todos: vecinos, visitantes, operadores turísticos y grupos políticos. Su coste: 34 millones de euros.

Mientras, miles de personas suben a diario a visitar la obra de Gaudí. La visión utópica del arquitecto y su mecenas hizo que el proyecto de ciudad jardín fracasara. Hoy, el éxito de público hace peligrar la salud de este parque único.

lunes, 24 de mayo de 2010

25 años no son nada

25 años no son nada

La polémica sobre la actuación de John Malkovich en Tarragona pone de manifiesto, por enésima vez, la chapucera política de comunicación de nuestra ciudad. Fuera de todo dogmatismo, somos campeones en la pérdida de oportunidades
Natàlia Rodríguez - 24/05/2010 08:48

Vaya por delante que esta humilde articulista es una fan devota del actor que nos ha visitado esta semana. Es más, como el dogmatismo no entra dentro de mis prácticas dominicales, reconozco que si quieres a John Malkovich tienes que pagarlo. De la misma manera que aceptamos el precio de una botella de un buen vino. Me parece fenomenal que un artista de este nivel actúe en nuestra ciudad y que en nuestro presupuesto municipal de cultura se contemple el hecho de que podamos jugar en Primera y pagar precios de Primera. Pero una golondrina no hace primavera. Y ese es el problema. John Malkovich es un espejismo. Tan poco acostumbrados estamos a la presencia de figuras de este calibre que nos hemos hecho un lío. Por criticar le hemos criticado incluso que se haya hospedado fuera de nuestra ciudad, como si eso fuera una afrenta mayor... La oposición municipal ha hecho algarabías y por lo visto se han perdido el espectáculo. En fin, que hemos añadido un poco de zarzuela a la ópera del americano.

Malkovich pasará

Pero Malkovich pasará y aquí nos quedaremos los mismos. Malkovich no habrá servido para nada. Su presencia en el Teatre Metropol no tiene nada que ver con una planificación o con una estrategia cultural. No estamos hablando de reivindicar la figura del arquitecto Jujol. No estamos ni tan siquiera contemplando la idea de poner en marcha el Archivo con los documentos que expliquen su obra, ni una experiencia museística que permita conocer de cerca la figura, algo hermética, de este tarraconense ilustre. Nadie ha propuesto la creación de la ruta Jujol. Sencillamente nadie piensa. Por eso la aparición en escena de Malkovich se atraganta.

Pensar antes que actuar

Seamos claros: el problema no es el coste de su actuación. El problema es que ha sido baladí. Malkovich puede ser un embajador fenomenal, pero hay que tener una estrategia clara de por qué y cómo queremos obtener rédito de su presencia en Tarragona. Y en esto de pensar con antelación no estamos muy duchos. Como siempre, exponemos nuestras debilidades a plena luz del día. La política de comunicación no se improvisa. Pero en Tarragona, como en otros lugares, parece que todos son expertos en esto de la comunicación. Tan expertos son, que al final nadie comunica nada. Bien, sí, comunican el desaguisado y dan a entender, en un momento de crisis económica profunda, que acabamos de tirar por el Balcón del Mediterráneo 300.000 euros. Felicidades.

Sin respuestas

Las preguntas y las respuestas se han cruzado y al final la información ha sido parca. Aunque respuestas, nuestro Ayuntamiento, las tiene de todo tipo y color, menos para reconocer el coste final del ‘caso Malkovich’. Algunas de ellas son de lo más entrañable. Les pongo un ejemplo. Cuestionado el Ayuntamiento sobre el precio (algo más de 16.000 euros) que se había pagado desde las arcas municipales por la publicación de varios libros que recogen los discursos y conferencias con las que nos tiene a bien deleitarnos nuestro alcalde, la teniente de alcalde y portavoz municipal, Begoña Floria, respondió que la operación era correcta justificándolo con un razonamiento de lo más contundente «de paso aprovechamos para proporcionar trabajo a las imprentas de Tarragona». Lo dicho, son entrañables.

Sagrat Cor

25 años son muchos, o pocos según se mire. Miren la foto que acompaña estas crónicas y decidan si las mujeres que posan con la mirada fija en el objetivo de la cámara, hace mucho o poco que terminaron sus estudios. Son mis colegas de promoción, las chicas de «mi clase», las de «mi cole». Incluso reconocerán algún rostro. El de Maria Mercè Martorell seguro. Reconocerán el Sagrario que es obra del arquitecto Jujol. Otras caras les serán desconocidas, pero son igual de fundamentales. Todas ellas forman parte esencial de lo que hoy soy. Son los rostros de la infancia, los de la adolescencia. Los que te han visto aprender lo poco que sabes.

Junto a ellas y con el pelo blanco, verán el rostro de la mujer que nos enseñó a leer. La hermana Victoria, que parece tener una energía inagotable, una alegría que viene de dentro, alguien que está en paz consigo misma. Una enorme afortunada porque ha conseguido comprender el secreto de la sonrisa eterna.

Faltaba una figura en la cena del pasado sábado. Era la de un hombre enorme que nos amenazaba con el «llanto y el crujir de huesos» cada vez que agotábamos su infinita paciencia. El bueno del Sr.Antón que ahora ya no enseña nada sobre las mitocondrias y los aparatos de Golgi. Hace poco que su voz se apagó. Pero entre las palabras de sus viejas alumnas se escucha aún la risa franca del viejo profesor. Tempus fugit. Pero a veces el tiempo se para un solo instante y volvemos a ser lo que nunca hemos dejado de ser: unas niñas.

'Ballesteros tiene un plan para el archivo Jujol'



Josep M. Jujol, junior, delante de la casa Ximenis. - LLUÍS MILIÁN

MAR CIRERA diari de tarragona
Josep M. Jujol, junior, nació antes de la guerra en Tarragona. Es licenciado en Filosofía y Letras por la Universidad de Barcelona y ex profesor de Geografía y Historia. Josep M. Jujol, hijo, es también un gran divulgador de la obra de su padre


¿Qué cree que pensaría su padre de la celebración del centenario del Teatre Metropol?

Pensaría: «Esta generación es la que comprende mis obras». En la época, recibió críticas por el diseño del Teatre Metropol, pero esto les ocurre a los artistas que están avanzados a su tiempo.

¿Qué le ha parecido que el Ayuntamiento haya invitado a John Malkovich a participar en una mesa redonda sobre la figura de su padre y a representar la obra ‘The Infernal comedy’ como actos centrales para celebrar el centenario del Metropol?

Perfecto. (Lo puede escribir en mayúscula). John Malkovich es el hombre de teatro indicado para promocionar a Jujol. Si le han contratado a él es porque precisamente sabe valorar e interpretar la obra de Jujol. Y evidentemente es un gran actor, no cabe duda.

¿Malkovich es un embajador internacional de la figura de Jujol?

Sí, sí... Pienso que su presencia aquí estos días ayudará a sensibilizar a los tarraconenses. Tenemos un artista, Jujol, de fama internacional que es más conocido fuera que aquí.

En la conferencia que usted impartió hace ya unos días sobre su padre en el Metropol propuso restaurar el tedero. ¿Ha obtenido respuesta?

Cuando el Ayuntamiento compró el teatro, el tedero no se encontraba en el lugar que realmente le corresponde, el tejado. La concejal de Cultura, Carme Crespo se mostró sensible y dijo que estudiarían su restauración. Antiguamente los tederos servían para iluminar las calles, pero en la simbología jujoliana tiene una misión diferente. El fuego es purificador y para ir al cielo se debe purificar el alma.

Hablemos de un tema pendiente, el archivo Jujol. ¿Cuál ha sido el principal inconveniente con el que se han encontrado?

La ineficacia del concejal de Cultura del Ayuntamiento anterior. Hace años que se habla de ubicar en el edificio del Metropol un archivo dedicado a la obra y figura de Jujol. La familia sólo pedimos al Ayuntamiento que se difunda la obra de Jujol.

Y actualmente, ¿En qué punto se encuentra el proyecto del archivo?

En una conversación que tuve con el alcalde de la ciudad, Josep Fèlix Ballesteros, me dio su palabra que antes de terminar este año habrá un plan definitivo, y parece ser que está dispuesto a ponerlo en marcha todo seguido. Ballesteros tiene un plan para el archivo Jujol.

¿Satisfecho?

Por parte del alcalde y de las concejales, Carme Crespo y Rosa Maria Rossell, noté que tienen ganas de llevar seriamente el proyecto hacia adelante.

¿En qué consiste este plan?

El primer piso será un sala de exposiciones; el segundo, una ambientación a Jujol, con su despacho, el dormitorio en el que falleció, ect; en el tercero, el archivo propiamente dicho, con su obra y en el cuarto, un plató fotográfico e informático. La obra de Jujol es extensa, tenemos dibujos, pinturas, pirograbados, diseños, objetos personales, planos, etc. Todo ello debe salir a la luz.

¿En qué consiste el centro Jujol ubicado en Els Pallaresos?

Es un proyecto que también difundirá la figura de Jujol. Se organizarán rutas guiadas en las que se explicarán distintas obras de Jujol; también se realizarán conferencias y se destinará un espacio en el que se instalarán unos plafones con fotografías y sus pertinentes explicaciones.

¿Cuándo lo podremos ver?

La alcaldesa de Els Pallaresos, Ana Maria Ramos Castro, ya le gustaría que estuviera en funcionamiento, y a mi también.

¿Y en Tarragona no está prevista alguna ‘ruta jujolinana’?

Está en marcha realizar unas jornadas sobre el ‘Modernismo y Jujol’ en la Escola d’Estiu de la URV y alguna ruta por Tarragona. Sería bueno que también se organizasen explicaciones guiadas por el Teatre Metropol, hay detalles que muchos no saben y sería maravilloso difundirlos.

lunes, 17 de mayo de 2010

La Sagrada Familia concluirá en 20 años

17.05.10
CRISTIAN REINO | BARCELONA.
El Papa Benedicto XVI consagrará el templo barcelonés el próximo 7 de noviembre, con una misa en la nave central
La iglesia sigue fielmente el plan de Gaudí y tiene asegurada su financiación
El Papa viajará a Barcelona el próximo 7 de noviembre para consagrar la Sagrada Familia. Durante la visita, Benedicto XVI oficiará la misa inaugural de la nave central del templo, que por primera vez podrá verse de forma muy semejante a como lo concibió Antoni Gaudí hace más de un siglo.
Aunque las obras se han demorado más de lo previsto y parece que sean eternas, Joan Rigol, presidente delegado de la junta constructora, cree que la gran iglesia de Gaudí podría estar totalmente acabada en 15 ó 20 años, es decir, 150 años después de la colocación de la primera piedra. «El Papa que inaugurará la Sagrada Familia terminada ya debe de ser obispo», asegura.
Cuando esa fecha llegue, la Sagrada Familia cambiará el 'skyline' de Barcelona, según sus responsables, ya que tendrá 18 torres: 12 dedicadas a los apóstoles, 4 a los evangelistas, una a Jesús y otra a María, mientras que en la actualidad sólo hay 8 torres construidas, 4 en cada fachada. «Ahora, todo está patas arriba. Pero para junio estará todo acabado. Faltará el órgano, que lo pondremos en la segunda quincena de agosto», señala Joan Rigol.
Además de la nave central, que podrá acoger a los 10.000 fieles previstos durante la visita del Papa, el Papa estrenará una zona destinada a los fieles, que imita un bosque frondoso a base de columnas de piedra; el nuevo pavimento (de pórfido y piedra, que formará un gran mosaico con las iniciales de la Sagrada Familia: Jesús, María y José); el baldaquino, así como los trabajos en la sillería del presbiterio, con capacidad para trescientos clérigos, y la puerta de bronce del portal mayor de la fachada de la Gloria, de Josep Maria Subirachs.
«Se sigue escrupulosamente el plan de Gaudí», dice el ex presidente del Parlament de Cataluña. «Hizo una maqueta que se destruyó en 1936, pero quedaron trozos y quedó el desarrollo geométrico que él ideó, además de escritos y fotos de la maqueta», añade.
Una obra viva
Rigol asegura que la «Sagrada Familia es el único templo que puede verse en construcción». «Está vivo, afirma, no tiene parangón. Hay visitantes, que nos dicen que cuando vienen se trasladan al siglo XIV, la época en la que se construyeron las grandes catedrales».
Gaudí lo concibió como un templo expiatorio, en el sentido que se construye sólo con los donativos y los ingresos procedentes de las taquillas. «La financiación está asegurada. Vivimos de las entradas y de las aportaciones privadas. Tenemos suficiente para ir a buen ritmo de construcción con los tres millones de visitantes anuales», remata.
La Sagrada Familia es de planta basilical y tiene cinco naves; la central con una altura de 45 metros y las laterales, de 29. Todas ellas están sustentadas por un sistema de columnas completamente nuevo en la historia de la arquitectura. El interior se presenta como un bosque de columnas, donde la luz se filtrará a través de los ventanales proporcionándole un aspecto bucólico.

viernes, 14 de mayo de 2010

El Cabildo restaurará la cerámica con que Gaudí y Jujol decoraron la capilla Real de la Catedral



El revestimiento que ornamenta las paredes está sucio y en algún caso con desperfectos. La reforma se extenderá a la cátedra episcopal

M. ELENA VALLÉS. PALMA. Los colores de la cerámica con que Antoni Gaudí y Josep M. Jujol decoraron entre 1908 y 1909 el ábside de la capilla Real de la Catedral se pierden debajo de una capa de suciedad. Con el paso del tiempo, algunas de sus piezas presentan también fisuras y desperfectos. El cabildo prevé subsanar y limpiar esta zona de la Catedral que se integró en el plan general de restauración litúrgica desarrollada por Gaudí y promovida por el obispo Campins en 1904.
Así las cosas, el futuro proyecto de rehabilitación, elaborado por Xicaranda, será tratado en la próxima ponencia técnica del Consell.
Los trabajos de recuperación se centrarán en esta ocasión en la sede episcopal, el muro policromado del ábside de la capilla Real, en la inscripción de metal, en el panel cerámico y en las incisiones en la piedra.
La cátedra del obispo es un asiento de mármol que se apoya sobre dos leones, pintados en color dorado. Se limpiará toda el objeto y se eliminarán las manchas. También se tratarán los grafitos de los dos artistas que se encuentran en el respaldo de la sede.
La decoración cerámica que rodea la sede episcopal y que pasa por encima de la sillería del coro es vegetal, con estrellas, con la cruz de Santa Eulalia y otras figuras que aparecen a menudo en la decoración gaudiana. Abundan en el conjunto los reflejos dorados y los rojos y los verdes sobre blanco. Unas palmas o ramas de olivo enmarcan los escudos de los obispos de Mallorca, desde Ramón de Torrelles hasta Campins. Es una ornamentación de gran impacto que seguramente los dos artistas habían proyectado extender por las paredes de la capilla Real, tal y como puede intuirse de las letras y dibujos inacabados que salen de la parte central y de los costados de la pared lateral derecha.
Amén de eliminar la suciedad que empaña la belleza del conjunto, se intervendrá en la masa que ha sido empleada para sujetar el material a la pared porque en algunos tramos está en mal estado. Esta decoración ha sufrido intervenciones de diferentes épocas y con distinto tipo de material que seguramente tuvieron que llevarse a cabo para evitar desprendimientos. En algunas zonas se recuperará el pigmento dorado desprendido por el paso del tiempo y se rehabilitarán las fisuras que sufren algunas piezas cerámicas.
Esta intervención, que respetará las pátinas naturales, las artificiales históricas y los grafitos históricos, pretende frenar el deterioro progresivo del conjunto.

miércoles, 12 de mayo de 2010

Adif estudia si debe proteger la Pedrera de la excavación del AVE


Un reducido grupo de vecinos visita el túnel ya abierto bajo la calle de Mallorca


RAMON COMORERA
BARCELONA

El insólito edificio de la Sagrada Família es el punto más comprometido del recorrido de la tuneladora que abre la galería del AVE por el centro de Barcelona. Pero no el único. Otra joya modernista, en este caso además hecha toda ella por Antoni Gaudí, espera en pleno paseo de Gràcia al topo mecánico. La máquina ha excavado ya 252 metros bajo la calle de Mallorca, entre Biscaïa y Trinxant, y tras una parada técnica de 15 días cruzará la Meridiana en su ruta hacia Sants. El proyecto del AVE no incluye actuaciones especiales en la Pedrera, pero acaba de concluir una serie de nuevos sondeos geológicos a su alrededor. El gestor de infraestructuras Adif afirma que las catas han dado «resultados como los que ya se tenían». No obstante, se ha creado un grupo de trabajo con la Universitat Politècnica de Catalunya y la empresa de ingeniería Intemac para «evaluar si son necesarias obras adicionales o redundantes».
Los ingenieros de Adif insisten en que este proceder es habitual ya que a medida que avanzan las tuneladoras, «siempre se realizan nuevas acciones para comprobar constantemente el terreno y todo lo que se apoya en él». La singularidad constructiva de la Pedrera, su peso, sus materiales o las novedosas y atrevidas soluciones arquitectónicas que usó Gaudí, refuerzan la necesidad de esta evaluación continua.
No hay nada decidido, pero con la información y la experiencia acumuladas en los últimos meses en las obras en marcha, los técnicos estudian de nuevo este segundo punto caliente del túnel por si fuera necesario actuar bajo tierra. El grupo de trabajo de Adif, UPC e Intemac, según explican especialistas en obras subterráneas que trabajan en la ampliación del metro, tendrá sobre la mesa la posibilidad de consolidar el subsuelo con técnicas diversas de inyección de hormigón o creando algún tipo de estructura de pilotes.

LA SAGRADA FAMÍLIA / Junto a la Sagrada Família, la construcción de la gran pantalla subterránea de protección de 240 metros de largo y 41 de fondo está llegando a su fin. Se han hecho ya, en el lado montaña de Mallorca desde antes de Sardenya y hasta Marina, 85 de las 104 columnas de dos metros de diámetro que separarán el túnel de los cimientos de la fachada de la Glòria.
En los 43 días que la tuneladora ha estado funcionando desde el pasado 26 de marzo cuando inició su marcha, el suelo de Mallorca ni se ha movido, según los responsables de Adif. La previsión en el centro de la calle (a 10 metros de los edificios) era que el firme cediera 19 milímetros en la zona de Trinxant y 45 en la de Biscaïa. En realidad, las cifras han sido 0,3 y 0,2 milímetros, respectivamente, y sin ningún movimiento al nivel de las fachadas.
Esto fue parte de lo que explicó ayer en la Sagrera el director de la línea Rafael Rodríguez a unos pocos, apenas media docena, representantes de asociaciones de vecinos de la zona convocados por Adif y el ayuntamiento a una visita al túnel. El alcalde Jordi Hereu, acompañado por tres concejales de distrito y un teniente de alcalde, y el presidente de Adif, Antonio González, insistieron ante un auditorio de autoridades y periodistas, en «el compromiso de transparencia y seguridad». En la visita no estuvieron ni la oposición municipal, contraria al trazado, ni la plataforma AVE pel Litoral.

martes, 11 de mayo de 2010

La Lonja acoge una muestra sobre Modernismo con 90 obras cedidas por el Museo Nacional de Arte de Cataluña

EUROPA PRESS. 11.05.2010 - 14.12 h
El Ayuntamiento de Zaragoza y Caixa Catalunya han organizado una exposición sobre el Modernismo que se inaugura hoy en La Lonja de la capital aragonesa y que reúne más de 90 obras procedentes del Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC).

La muestra titulada 'La aventura modernista en las colecciones del Museu Nacional d'Art de Catalunya' fue presentada hoy en el Palacio de La Lonja por la consejera municipal de Cultura y Educación del Ayuntamiento de Zaragoza, Pilar Alcober, el director cultural de la Obra Social de Caixa Catalunya, Àlex Susanna, el director de zona de la entidad en el Eje del Ebro, Fermín Unanua, y la comisaria de la exposición, Mercé Doñate.

La exposición podrá visitarse hasta el 27 de junio, según indicó Alcober, quien comentó que "el Modernismo fue un movimiento que fue mucho más allá de la arquitectura" y en el que convivieron "una gran variedad de estilos". La muestra de obras seleccionadas "son un reflejo del espíritu modernista" y entre ellas figuran tres piezas el escultor aragonés Pablo Gargallo (1881.1934): 'La Pareja', 'La Bestia del hombre' y 'El Ángel'.

Aunque el escultor de Maella no está considerado como modernista, "se formó en estos ambientes" y parte de su obra sí que se enmarca dentro de este movimiento, según recordó la consejera municipal. Durante la exposición se realizarán actividades paralelas como visitas guiadas dirigidas a escolares, explicó Pilar Alcober.

El director cultural de la Obra Social de Caixa Catalunya, Àlex Susanna, alabó el edificio de La Lonja como sede de una exposición "sintética que refleja muy bien el empuje que el movimiento modernista tuvo en la ciudad de Barcelona" desde que ésta albergó la Exposición Universal de 1888.

Definió el Modernismo con "un movimiento aglutinador" de los efectos que tuvo la Revolución Industrial en Cataluña y de como la cultura catalana "se reencontró a sí misma y conectó con la cultura europea de aquel momento". El Modernismo volvió a situar a la ciudad condal "en el mapa", consideró Susanna, y probablemente "la capacidad visionaria de aquellos artistas" le dio el carácter turístico que posee hoy en día Barcelona.

Todas las artes

Por su parte, la comisaria de la exposición, Mercé Doñate, resaltó que la colaboración de tres instituciones como el Ayuntamiento zaragozano, Caixa Catalunya y el MNAC para reunir "esta pequeña muestra de los ricos fondos del museo".

Las muestras de la arquitectura modernista, cuyo mayor representante es Antoni Gaudí (1852-1926), se pueden contemplar en la exposición a través de maquetas de varios edificios y de elementos que decoraban o formaban parte de estos inmuebles como sillas, mesas, armarios, esculturas decorativas, baldosas o forjados.

Además, se se recogen carteles publicitarios, esculturas y pinturas de la época pertenecientes a Gaudí, Puig i Cadafalch, Domènech i Montaner, Casas, Rusiñol, Nonell, Mir, Graner, Nonell, Busquets, Blay, Arnau y los hermanos Llimona, entre otros.

La exposición permitirá "acercarse a los visitantes a este movimiento total" en el que "todas las artes se encajaron entre sí", apuntó Doñate. Se pueden contemplar distintas "técnicas y personalidades", agregó.

Las obras seleccionadas del Museo Pablo Gargallo "son de sus inicios" y representativas de "cómo el escultor aragonés estuvo implicado en el movimiento".

Doñate aseguró que el Modernismo "no es un movimiento privativo de Cataluña", sino que alcanzó otros países europeos y explicó que "se dio una renovación imparable de los lenguajes artísticos" que provocó que "fuera un movimiento efímero que pasó de moda" en los años veinte del siglo pasado y que no se recuperó hasta los años cincuenta y sesenta.

El movimiento modernista vino marcado por el llamado Art Nouveau que se extendió desde París a distintas partes de Europa y que inspiró a los más destacados artistas y artífices catalanes que consiguieron una perfecta integración de las artes.

En la exhibición se puede contemplar una selección amplia y rica de la colección del MNAC, una muestra panorámica del trabajo de unos artistas que llevaron al arte catalán a uno de sus momentos de mayor esplendor y cuya cronología puede situarse entre 1891, el año en que Casas y Rusiñol expusieron en la Sala Parés de Barcelona, y 1911, cuando la generación posterior pasó a liderar el arte catalán siguiendo las proclamas de Eugeni d'Ors de retorno al clasicismo.

La exposición podrá visitarse los días laborables de 10.00 a 14.00 horas y de 17.00 a 21.00 horas y los Domingos y festivos de 10.00 a 14.00 horas. Los lunes la Lonja permanecerá cerrada.
20minutos.es El primer periódico que no se vende