viernes, 18 de junio de 2010

Una virgen para la Pedrera


La asociación Amics de Gaudí quiere coronar la Casa Milà con una escultura de bronce de cuatro metros, pero la propietaria del edificio se opone

J. Á. MONTAÑÉS - Barcelona - 18/06/2010


"Ni queremos ni podemos". Con esa rotundidad responde Alex Susanna, director de Cultura de la Obra Social de Caixa Catalunya, propietaria del edificio de la Pedrera que construyó Antonio Gaudí, a las pretensiones de coronar la construcción con una escultura de bronce dorado de cuatro metros y medio con la imagen de una virgen rodeada de arcángeles. El proyecto que defiende la Asociación Amics de Gaudí, considera que el edificio no está terminado y que este grupo escultórico "sería la última piedra de la gran obra civil de Gaudí y la que le daría sentido". Ayer se presentó el boceto, una escultura en yeso a escala 1:10 que la asociación ha encargado al japonés Etsuro Sotoo. El escultor, que trabaja en el taller de la Sagrada Familia Sagrada Familia desde hace 30 años, explicó que ha realizado "una interpretación a partir del único dibujo que se conserva de la escultura, pero con modificaciones".

Según la asociación, Gaudí planeó la construcción de esta escultura para rematar el edificio y encargó al escultor Carles Maní que hiciera la maqueta en yeso. La obra representaba a la virgen del Rosario (la mujer de Pere Milà se llamaba Roser) rodeada por los arcángeles Miguel y Rafael y se colocaría en la parte superior del edificio, en el punto medio del chaflán, sobre la puerta de acceso. Sin embargo, a los dueños no les gustó el trabajo y no se llevó a cabo, pese a que Gaudí ya había tallado la inscripción "Ave Gratia Plena Dominus Tecum" (Dios te salve, llena de gracia, el señor está contigo) que recorre la cornisa superior y había colocado una rosa y una "M" justo donde iría colocada la virgen. Joan Bassegoda, presidente de la asociación, aseguró que Gaudí manifestó su decepción al saber que no se colocaría la escultura de Maní y llegó a decir que "de saber que la escultura no se haría no habría aceptado el encargo de los Milà".

Según Susanna, "Fundación Caixa Catalunya editó en 1980 el libro La Pedrera de Gaudí, firmado por Bassegoda, en el que se explicaba esta historia y las consideramos válida, pero esa escultura no podrá llevarse a cabo, porque, entre otras cosas, la ley de patrimonio lo impide, ya que obliga a mantener y conservar la tipología volumétrica del bien protegido", explica el gestor. "Es un error crear malentendidos, y tal y como se está explicando el tema de la escultura se está haciendo creer que se pondrá en el edificio, y no se hará", se lamenta. "Nos parecen frívolos y ligeros los argumentos que defienden. No hay nada escrito sobre por qué no se hizo finalmente, pudo ser por diferencias entre Gaudí y Milà; pero Gaudí tuvo mucho tiempo para realizarla y no lo hizo, quizá cambió de opinión, quizá no acabó viéndole sentido", defiende Susanna. "Como curiosidad está bien, nos parece interesante, pero nosotros tenemos una responsabilidad patrimonial", concluye.

Bassegoda, defendió el proyecto afirmando que "si se está acabando la Sagrada Familia, también se ha de poder acabar la Pedrera" y anunció que comenzarán una campaña popular para conseguir sus propósitos. "Los barceloneses han conseguido cosas impensables, como realizar unos juegos olímpicos esplendidos; también podrán conseguir esto", aseguró.

miércoles, 16 de junio de 2010

Montblanc rinde homenaje a Gaudí




Lanza una pluma de edición limitada inspirada en la arquitectura del genio modernista. La Casa Vicens acoge la presentación internacional
Montblanc rinde homenaje a Gaudí

La firma realiza una serie de 128 ejemplares, ya que la primera piedra de la Sagrada Familia fue colocada hace 128 años.

BARCELONA- Primero fue Dalí, después Miró y ahora Gaudí. Montblanc sigue apostando por rendir homenaje a los grandes artistas plásticos de nuestro país y qué mejor manera que dedicarles una pluma de ensueño, de edición limitadísima –128 ejemplares– y sólo apta para unos pocos –cuesta 19.500 euros–. La casa Montblanc abrió ayer las puertas de una de las primeras construcciones de Gaudí en Barcelona –la Casa Vicens– a periodistas, primero, y clientes de distintos rincones del mundo, después, para presentar esta joya.
El consejero delegado de Montblanc, Hubert Wiese, comenzó a gestar el proyecto hace tres años y confió el diseño a Jan Zander, que ya realizó las plumas dedicadas a Dalí (2007) y Miró (2008). Igual que en las anteriores ocasiones, Zander se ha sumergido en el mundo creativo del artista para proyectar una pluma que resume todo su universo, en esta caso la fusión de naturaleza, modernidad y colorido gaudinianos que tan interncional han hecho a este artista catalán. «No me he limitado a lo que todo el mundo conoce de Gaudí, sino que he querido ir más allá. He querido “construir” una cosa que escriba», comentó ayer el creador, que ha contado con la colaboración de los responsables de la Sagrada Familia para plasmar el mundo modernista sin engaños.
La Casa Batlló
La estilográfica está inspirada principalmente en los balcones de la Casa Batlló. Sobre un cuerpo de filigranas de oro cuya forma recuerda a la piedra con la que Gaudí quiso ejemplificar la fragilidad de los huesos de las manos, se puede ver el interior gracias a que se ha utilizado una resina azul transparente. Además, sobre el capuchón se recrean las formas geométricas multicolor de las ventanas de la citada casa del paseo de Gràcia, que día tras día visitan miles de turistas.
Pero la pluma también rinde homenaje a la Sagrada Familia, ya que el plumín representa una de las torres del templo que el Papa Benedicto XVI consagrará el 7 de noviembre tras acudir primero a Santiago de Compostela. La estrella emblema de Montblanc que corona el capuchón, por su parte, ha sido rediseñada para la ocasión, rememorando el célebre trencadís gaudiniano de, por ejemplo, el Parque Güell.
Una de las dificultades que el creador ha sabido resolver es que, pese al lujo de los materiales, la estilográfica no es ostentosa. No en vano, Gaudí fue un hombre muy sencillo, que vivió en el taller de la Sagrada Familia hasta que un tranvía truncó su vida.

lunes, 14 de junio de 2010

Rompen dos vidrieras de Gaudí de la iglesia de la Colonia Güell

Por Agencia EFE –

Barcelona, 14 jun (EFE).- Unos desconocidos destrozaron ayer con piedras y limones dos vidrieras diseñadas por Antonio Gaudí de la iglesia de la Colonia Güell, en Santa Coloma de Cervelló (Barcelona), después de que la semana pasada se intentara incendiar la puerta de la casa del cura.

Fuentes de la Comisión Internacional de la Colonia Güell, que depende del obispado de Sant Feliu de Llobregat (Barcelona), han explicado hoy a Efe que cinco desconocidos, según pudo ver el cura de la iglesia de la Colonia desde su casa, tiraron piedras y limones desde el huerto de la iglesia a dos vidrieras de la misma.

Una de estas vidrieras es un diseño de los colores imaginados por Gaudí y está situada en la zona noroeste de la iglesia mientras la otra pertenece a la Capilla de Santo Cristo, que resultaron parcialmente afectadas.

Proyectada por Antonio Gaudí, la iglesia de la Colonia Güell, también conocida como cripta, fue construida entre los años 1908 y 1914, si bien el conocido arquitecto no la llegó a finalizar por la falta de financiación de la familia Güell, que le había encargado la obra.

Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO el 15 de julio de 2005, la iglesia se halla en la Colonia Güell, una colonia textil que se encuentra en Santa Coloma de Cervelló (Barcelona).

Las mismas fuentes han indicado que los desconocidos iban ataviados con sudaderas con capuchas y llevaban también tapabocas, han indicado las mismas fuentes, que aseguran que este incidente no es el único que se ha producido en los últimos días y que la semana pasada también unas personas sin identificar intentaron quemar la puerta de la casa del cura de la Colonia Güell, sin éxito.

Por su parte, los Mossos d'Esquadra han indicado que efectivamente se produjo un incidente a última hora de la tarde de ayer, domingo, en la Colonia Güell pero en el restaurante que se encuentra en el interior del recinto, que unos desconocidos intentaron asaltar a través de una ventana, sin conseguirlo, ya que saltó la alarma y huyeron.

Fuentes del Ayuntamiento de Santa Coloma de Cervelló han indicado a Efe que los desperfectos producidos en esta iglesia Patrimonio de la Humanidad no eran dignos de mencionar.

© EFE 2010.

jueves, 3 de junio de 2010

Sistach ve providencial que un Papa llamado José consagre la Sagrada Familia

Barcelona, 22 may (EFE).- El Papa Benedicto XVI ha conversado en Roma con el cardenal de Barcelona, Lluís Martínez Sistach, sobre su futura visita a la capital catalana para consagrar del templo de la Sagrada Familia.

Martínez Sistach, que ha asistido a la asamblea plenaria del Pontificio Consejo de los Laicos, que finaliza hoy, ha explicado al Santo Padre que Barcelona ya se está preparando para recibirlo el próximo 7 de noviembre.

También le ha comentado que el arquitecto de la obra, Antoni Gaudí, solía decir que en este templo "todo es providencia", según ha informado el Arzobispado de Barcelona en un comunicado.

Le ha dicho, en este sentido, que considera "providencial" que el monumento, patrimonio de la Humanidad, sea consagrado por un Sumo Pontífice que se llama José (Joseph Ratzinger).

Martínez Sistach ha recordado, además, que la idea de construir el templo surgió del laico Josep Bocabella, vinculado a una asociación de devotos de San José, y que uno de los primeros colaboradores del proyecto fue un santo catalán, San José Manyanet.

Benedicto XVI, por su parte, ha agradecido al cardenal que le acompañase en su viaje apostólico a Portugal, desplazamiento que tuvo que realizar en automóvil, debido al caos aéreos que se vivió días atrás por la nube de ceniza de un islandés.

"El Santo Padre ha tenido la delicadeza de preguntarle al cardenal si había tenido un buen viaje de regreso por carretera a Barcelona", señala el Arzobispado en la nota.

Martínez Sistach ha participado en la asamblea del Pontificio Consejo para los Laicos, que se ha celebrado del 20 al 22 de mayo en la capital italiana, como miembro de este organismo de la curia romana. EFE