jueves, 28 de octubre de 2010

Instalado el ascensor panorámico que utilizará el papa en la Sagrada Familia

ABC Barcelona, 28 oct (EFE).- Acresa Cardellach, empresa del grupo Zardoya Otis, ha instalado el ascensor panorámico especial que utilizará el papa Benedicto XVI con motivo de su visita a Barcelona para dedicar el Templo Expiatorio de la Sagrada Familia.

Este ascensor es una pieza única especialmente diseñada para un edificio tan singular, inspirado en las directrices que dejó escritas el propio arquitecto, que proyectó un sistema de ascensores para facilitar el acceso de los visitantes a la cruz y las cuatro torres, ha informado la empresa por medio de una nota de prensa.

Se trata de un ascensor panorámico circular, de paneles acristalados en su totalidad, que permite al pasajero tener una vista espectacular del interior del templo durante el ascenso.

Tiene una capacidad para doce personas y se desplaza a una velocidad de 1,75 metros por segundo.

En el techo de la cabina se ha instalado un entramado de fibra óptica y leds que dibuja mediante luz el perfil de cómo será la Sagrada Familia una vez finalizada.

También lleva instalada una pantalla MPD de emisión de contenidos en varios idiomas, especialmente pensados para los miles de turistas de todo el mundo que visitan cada año este singular templo.

En esta fase inicial, el ascensor ascenderá hasta 35 metros de altura por el interior del templo.

Posteriormente, cuando finalice la construcción de la Fachada de la Gloria, se prolongara su recorrido hasta los 55 metros de altura.

Benedicto XVI entrará en el templo por el Portal de la Gloria, la fachada principal de la Sagrada Familia, tal como la concibió Gaudí.

Al estar elevada la entrada varios metros sobre el nivel de la calle, el Papa utilizará el nuevo ascensor para acceder a la misma y poder abrir las puertas de bronce, como corresponde a quien oficia la consagración de un templo, según ha informado la empresa instaladora. EFE

martes, 26 de octubre de 2010

Pastel de la Sagrada Família

Josep Maria Espinàs Periodista y escritor

El Periodico

No sé quién tuvo la idea de ofrecer al Papa, cuando esté en Barcelona, una tarta del tipo de la mona de Pascua. En cualquier caso, dicen que es una iniciativa nacida en el arzobispado, que la ha traspasado al gremio de pasteleros. La mona tiene que estar inspirada, naturalmente, en la Sagrada Família. Mira por dónde, y que se me permita la broma, algunos detractores de la construcción del templo no iban muy equivocados cuando decían, despectivamente, que la Sagrada Família sería una mona de Pascua. Yo no sé, naturalmente, qué modelo de mona se elegirá, si será por adjudicación directa a un pastelero o un encargo colectivo con la responsabilidad de todo el gremio. Pero, en mi opinión, modestísima y desinteresada, se tendría que impedir que la mona fuera una Sagrada Família en miniatura.

No puedo imaginarme una reproducción de la Sagrada Família de un palmo. El resultado sería patéticamente feo. Una de las características identitarias de este famoso templo es la grandiosidad de las dimensiones globales y la altura de las torres. Ya tenemos la experiencia de la torre Eiffel -me refiero al souvenir-, reproducida en diversas medidas y diversos precios, que ha perdido la finura aérea del original. O el caso del impresionante Coliseo de Roma, convertido en un lamentable cenicero.

Ningún monumento es comprimible sin que produzca angustia. Por ejemplo, sería absurda una torre de Pisa corta como un dedo. O imaginemos el monumento de Colón convertido en una vela. La Sagrada Família de las tiendas de recuerdos puede parecer un cactus, por lo que reducir la escala de un monumento es una traición.

Además, en arquitectura, el material de la construcción es decisivo, sobre todo en la fachada. En el caso de la Sagrada Família, sería bastante grotesco que la piedra fuese sustituida por la consistencia de la pasta de brioche. Porque el templo convertido en pastel debe ser comestible, claro. Por otro lado, no sé si es serio que un Papa tenga que morder, aunque sea simbólicamente, uno trocito de una iglesia.

Pero, seguramente, mis escrúpulos sean ridículos. Espero que se apruebe un sencillo pastel que represente un pequeño fragmento de cerámica del templo. Y será oportuno que la materia del pastel tenga alguna referencia religiosa: cabello de ángel, crema de san José... La forma puede ser cualquiera. Menos la de un brazo de gitano: se asemeja demasiado a un túnel.

lunes, 25 de octubre de 2010

El proyecto de la fachada de la Glòria se gestará en Australia

Melbourne investiga los únicos vestigios para crear una mole de 22.000 toneladas

Se hará un estudio sobre los 11 trozos de la maqueta original de Gaudí y cuatro fotos

Lunes, 25 de octubre del 2010
R. C.
BARCELONA

La fachada de la Glòria, donde Gaudí situó la entrada principal de la Sagrada Família con una escalinata por encima de la calle de Mallorca, será la última etapa en la construcción del templo. Un paso de gran impacto ciudadano pues implicará derribar edificios de dos manzanas situadas delante (hasta Aragó) para abrir el gran paseo ideado por el arquitecto modernista. El presidente del patronato, Joan Rigol, habla de entre 15 y 20 años para su finalización, una tarea que deja para «la siguiente generación» ya que «si está todo hecho lo tendrán demasiado fácil», dice con ironía. Sin embargo, el trabajo para definir inicialmente la construcción a partir de los pocos vestigios existentes ya ha empezado en las antípodas, en la universidad australiana de Melbourne.

Fragmentos de la maqueta original de la fachada de la Glòria. Francesc casals

Zona donde empiezan las cuatro torres de los evangelistas, el viernes. FRANCESC CASALS

El templo ha suscrito un convenio con el Instituto Real de Tecnología de Melbourne (RMTI en las siglas inglesas) para desarrollar modelos en tres dimensiones que serán el germen de los posteriores proyectos básico y ejecutivo de la fachada.

El trabajo lo dirigirá el profesor neozelandés Mark Cameron Burry, un arquitecto experto en la obra de Gaudí que colabora desde hace 30 años con el patronato, según explica Jordi Faulí, arquitecto director adjunto de las obras. Es sabido que Gaudí trabajaba con maquetas y en el mismo tajo, sin apenas planos. La reproducción a escala de las formas básicas que quería dar a la fachada de la Glòria fue destruida en 1936 al inicio de la guerra civil. Solo se han conservado 11 fragmentos, además de cuatro fotografías originales.

CREAR UN MODELO / Es en base a este material que se realizará un difícil y también aventurado trabajo de proyección hasta disponer de un modelo que permita redactar un proyecto básico. Las formas de este documento se compararán con el material original del genio modernista para conducir finalmente a la redacción del proyecto constructivo con el que se podrá iniciar la obra.

Este es el inusual proceso exclusivamente interno, sin visados de colegios profesionales ni validaciones de la Administración, que sigue la dirección facultativa de las obras del templo, un equipo que, como insiste Faulí, es en cambio plenamente profesional y está regulado.

Disponer de tan solo unos fragmentos de yeso para dar una forma precisa y con solvencia técnica a una mole de 80 metros de alto, 50 de ancho y 20 de profundidad (las dimensiones de las 16 trompetas o tubos de órgano hechos con hiperboloides que forman el frontal de la fachada) y con un peso total de 22.000 toneladas (5.500 por torre) puede parecer realmente poco. Sin embargo, el arquitecto director adjunto lo considera válido y recuerda que de la fachada de la Passió, allí donde se realizó la polémica intervención del escultor Josep Maria Subirachs, solo había un dibujo.

miércoles, 20 de octubre de 2010

Condenados a entenderse

Ahora que Barcino ya ha hecho su trabajo y los hostiles al templo pierden fuelle, se impone la colaboración entre la Sagrada Familia y el Ayuntamiento

Día 20/10/2010

En el verano de 2009, el Centre d'Arts Santa Mònica abría la exposición «Arquitectures sense lloc», un repaso a los últimos 40 años de lo «no construido» en Barcelona y Cataluña. La muestra venía a ser un entretenido paseo por la ciudad que no fue, desde los proyectos descartados para el Anillo Olímpico que firmaron Bofill o Isozaki —luego a cada uno se le encargarían piezas separadas del mismo— o el descarte de una fachada para el Corte Inglés de plaza Cataluña (finalmente se escogió el búnquer de Bohigas), hasta la delirante propuesta, aquí ya en el campo de la provocación intelectual, que firmaba Beth Galí, pareja precisamente del citado Bohigas.
La arquitecta, como se recoge en la imagen, entraba de lleno en el debate sobre la conveniencia de no continuar las obras de la Sagrada Familia, convirtiendo el templo de Gaudí en la estación central del AVE de Barcelona: la «Sagrera Familia» lo bautizaba la arquitecta, una «boutade» sobre la que el pasado lunes insistía en «El Periódico», y que supone la enésima andanada de cierto sector de la intelectualidad catalana en contra del templo. Dicho grupo, cada vez menos activo, hay que decirlo, saca pecho estos días tras el «exitoso» paso de la tuneladora del AVE al lado del templo, produciéndose el milagro de no haber derribado la obra de Gaudí.
Históricamente, la oposición a la continuación de la obra de Gaudí tiene como sagradas escrituras el manifiesto pidiendo parar las obras que firmaron en su momento personalidades como Le Corbusier, Gropius o Sert, si bien este último acabó modificando su actitud, tal y como recordaba en declaraciones a ABC el actual arquitecto del templo, Jordi Bonet.
A lomos de Barcino
Hoy mismo, el alcalde Jordi Hereu y el ministro de Fomento, José Blanco, visitan las obras, algo así como un desfile de la victoria a lomos de la tuneladora Barcino. Con el gran taladro alejándose del tramo crítico—los críticos advierten de que el peligro no desaparecerá nunca—, empieza a cuajar la idea de que se impone una necesaria colaboración entre la Junta Constructora y el Ayuntamiento de Barcelona dada la magnitud de lo que se tiene entre manos.
Tras años de ignorancia mutua —cuando no directamente hostilidad en los últimos años por el AVE— parece lógico que se imponga un entendimiento imprescindible, más ahora que Barcino ya ha hecho su trabajo y el sector hostil a la Sagrada Familia pierde predicamento.Ni la administración podrá nunca parar las obras, ni la junta podrá nunca completar en solitario el sueño de Gaudí. Condenados pues a entenderse.

martes, 19 de octubre de 2010

La opinión de los expertos: Un monumento sin control

La alta velocidad en BCN

Barceloneses de diferentes ámbitos opinan sobre la continuación del templo de Gaudí y las obras que se llevan a cabo bajo la única supervisión de la Fundación de la Junta Constructora del Templo Expiatorio de la Sagrada Família, al margen de cualquier administración.

La opinión de los expertos: Un monumento sin control

Martes, 19 de octubre del 2010
ROSA MARI SANZ

Miquel Espinet
Presidente del FAD
"Toda obra ha de estar sujeta a unas reglas y limitaciones"

Oriol Bohigas Arquitecto Un monumento sin control Jordi Borja  Urbanista Daniel Giralt-Miracle Crítico de arte Juli Capella Arquitecto  Jordi Giró Vicepresidente de la FAVB Miquel Espinet Presidente del  FAD_MEDIA_2
Oriol Bohigas Arquitecto Un monumento sin control Jordi Borja  Urbanista Daniel Giralt-Miracle Crítico de arte Juli Capella Arquitecto  Jordi Giró Vicepresidente de la FAVB Miquel Espinet Presidente del  FAD_MEDIA_3
Oriol Bohigas Arquitecto Un monumento sin control Jordi Borja  Urbanista Daniel Giralt-Miracle Crítico de arte Juli Capella Arquitecto  Jordi Giró Vicepresidente de la FAVB Miquel Espinet Presidente del  FAD_MEDIA_4
Oriol Bohigas Arquitecto Un monumento sin control Jordi Borja  Urbanista Daniel Giralt-Miracle Crítico de arte Juli Capella Arquitecto  Jordi Giró Vicepresidente de la FAVB Miquel Espinet Presidente del  FAD_MEDIA_5
Oriol Bohigas Arquitecto Un monumento sin control Jordi Borja  Urbanista Daniel Giralt-Miracle Crítico de arte Juli Capella Arquitecto  Jordi Giró Vicepresidente de la FAVB Miquel Espinet Presidente del  FAD_MEDIA_6
Oriol Bohigas Arquitecto Un monumento sin control Jordi Borja  Urbanista Daniel Giralt-Miracle Crítico de arte Juli Capella Arquitecto  Jordi Giró Vicepresidente de la FAVB Miquel Espinet Presidente del  FAD_MEDIA_1
«Las obras urbanas, todas sin excepción, han de estar sujetas a reglamentaciones y limitaciones pautadas, sean del ayuntamiento, de la Generalitat, de los consejos profesionales o, sencillamente, de las reglas de la calle. Dejar los aspectos técnicos en manos de la Iglesia, además de ser arriesgado, es un agravio escandaloso». Así opina el presidente del Foment de les Arts i el Disseny, quien reconoce que siempre había sido contrario a continuar las obras del templo: «Me gustaba pensar que era una pieza inacabada, pero ahora que el templo está casi definitivamente construido he hecho cautelarmente un cambio de chip. Igual dentro de 50 años el mundo se maravillará de una iglesia especial y diferente a los estilos conocidos».

Jordi Giró
Vicepresidente de la FAVB
"El templo cada vez tiene más peso y gana en volumetría"

El vicepresidente de la Federació d'Associacions de Veïns de Barcelona (FAVB) opina que después de tanta polémica con el túnel «no estaría de más que los ciudadanos, y especialmente las administraciones, estuvieran al corriente de lo que se está haciendo, porque es una obra que cada vez tiene más peso y está ganando en volumetría, lo que podría ser un problema». «Se les tendría que dar un toque de atención», concreta. También un agravio que no se lleve a cabo ningún control, «de la misma manera que se hacen con cualquier obra». Asimismo, pide más información sobre el proyecto: «No sabemos si van por la mitad del traje o están a punto de acabarlo. Creo que los barceloneses en general tenemos ganas de que se acabe de una vez».

Juli Capella
Arquitecto
"La culpa no es de la Iglesia. Ha fallado el ayuntamiento"

El que fuera acérrimo crítico con la finalización de la obra de Gaudí reconoce que con los años ha cambiado de opinión y que «toda obra tiene derecho a tocarse». Las críticas, no obstante, llegan cuando habla de una falta de actuación de la administración: «Se puede entender que no interviniera hace tres décadas porque el poder de la Iglesia coincidía con el político. Pero lo raro es que no haya habido más tarde la valentía de poner las cosas claras, no para entorpecer, sino para facilitar las obras de manera transparente. La culpa no es de la Iglesia. Ha fallado el ayuntamiento, que no ha tenido la suficiente autoridad para que esta obra de alto rango esté legalizada. No puede ser que no tenga licencia ni los controles propios de cualquier construcción».

Daniel Giralt-Miracle
Crítico de arte
"Las obras cumplen todas las normas de legalidad"

«Las obras que se están ejecutando cumplen todas las normas de legalidad actuales. Siempre ha sido territorio de la diócesis, desde el siglo XIX, y no ha de cambiar la titularidad. Han llegado solos y han resistido» sin el apoyo del municipio, la Generalitat o un ministerio, considera Giralt-Miracle. El crítico, a su vez, pide a todos los detractores que no vuelvan a opinar sobre la prolongación del proyecto de Gaudí hasta que puedan descubrir los últimos avances que se han realizado en el templo. «Lo que se inaugurará ahora es de lo más impresionante y logrado que se ha hecho desde 1926. Evidentemente todo es interpretable, pero lo que se ha construido sigue de una manera extraordinariamente fiel las directrices» del arquitecto.

Jordi Borja
Urbanista
"Es absurdo que la ciudad no pueda intervenir"

«Desde que vi aquella cosa nunca me ha gustado. Lo de Gaudí tenía un cierto aire mágico, ahora es un error. Lo único que hay peor en esa línea es el templo del Sagrat Cor del Tibidabo. He encontrado muy pocas personas serias que defiendan lo que se está haciendo en la Sagrada Família. Es lo peor de la arquitectura y una vergüenza que se haya continuado». Así arremete el urbanista contra los trabajos del templo, unas obras en las que considera «absurdo que la ciudad no haya podido intervenir». De la misma manera, critica «la demagogia que ha habido sobre el peligro» por la perforación, «algo que solo puede ser producto de la ignorancia o de la mala fe». «El Eixample es un terreno muy estable y conocido» para dudar, justifica.

Oriol Bohigas
Arquitecto
"Los trabajos deberían estar controlados por el consistorio"

El presidente del Ateneu Barcelonès, uno de los arquitectos de la ciudad más beligerantes con la continuación de la obra de Gaudí, que no ha dudado en calificarla de «marranada arquitectónica» y «uno de los desastres culturales de Barcelona», insiste una vez más en la necesidad de que los trabajos que se llevan a cabo en el monumento «deberían tener un control director por parte del ayuntamiento». «Desconozco qué tipo de permisos municipales tiene la obra ni si existe algún control de calidad constructiva por parte del ayuntamiento. A cualquier nueva edificación, por modesta que sea, se le requieren. La excusa de ser un monumento de un gran éxito turístico no justifica de ninguna manera esa situación anómala», afirma.

viernes, 15 de octubre de 2010

La Pedrera toma el relevo

El Pais 15/10/2010

Adif inicia hoy las obras para proteger otra joya del arquitecto modernista

Se trata de un muro formado por 33 pilotes excavados bajo tierra de 1,2 metros de diámetro, y por 34 micropilotes de 0,25 metros de diámetro. La ejecución de esta pantalla protectora obligará a suspender temporalmente la circulación de vehículos en la calle de Provença, entre el paseo de Gràcia y Pau Claris. El Ayuntamiento ha establecido un itinerario alternativo para el tráfico viario a través de las calles de Pau Claris, Mallorca y Aribau.

Las obras también ocasionarán molestias, como ha sucedido con la Sagrada Familia, a los centenares de turistas que visitan diariamente ambos edificios. Ruidos, polvo y una acera ocupada por las vallas no serán precisamente del agrado de los visitantes.

La compañía asegura que se trata de "una medida de seguridad adicional", que ha sido propuesta por el comité de expertos que siguen el progreso de las obras del túnel del AVE en Barcelona. En su último informe, los expertos aseguran que "extrapolando la normal y exitosa operación de la tuneladora hasta el día de hoy, los asentamientos producidos no causarán ningún daño a la estructura de la casa Milà". Sin embargo, aconsejan la construcción del muro de pilotes, una propuesta aceptada por Adif.

La compañía declinó ayer concretar las fechas en las que la tuneladora llegará a la Pedrera para trabajar cerca de sus cimientos, como ha sucedido con la Sagrada Familia. Sin descanso y a un ritmo medio de 13 metros diarios, la tuneladora se abre paso por la calle de Mallorca en dirección a la Diagonal. En el pozo situado en el cruce entre Provença y Bruc, la máquina realizará una parada técnica de varios días, en los que será sometida a una revisión y a trabajos de mantenimiento. Luego seguirá su camino subterráneo por Provença con destino a la estación de Sants.

domingo, 10 de octubre de 2010

La Pedrera se protegerá de la tuneladora del AVE con 32 pilotes

La pantalla, similar a la de la Sagrada Família pero más pequeña, se prevé que esté lista en marzo | La próxima semana arrancan los trabajos en Provença | Las grietas ya existentes en la casa Milà serán objeto de un seguimiento específico on line

ÓSCAR MUÑOZ | Barcelona | 10/10/2010

Mientras la tuneladora del AVE, Barcino, ya perfora junto a la Sagrada Família, avanzan otros trabajos en el tramo que le queda por abrir. A los pozos de mantenimiento de las confluencias de Provença con Bruc y con Enric Granados y al de la misma calle entre Entença y Josep Tarradellas, por donde se extraerá la máquina, se sumará una pantalla de 32 pilotes para proteger los cimientos de la otra joya de Gaudí que hay junto al trazado, La Pedrera. Los trabajos iniciales empezarán la próxima semana, según la planificación acordada por Adif con el Ayuntamiento. La previsión es que las obras de esta barrera acaben en marzo, poco antes de la llegada del taladro gigante.

Esta protección es similar, aunque mucho más pequeña, a la que se construyó en la calle Mallorca para evitar que los asentamientos en el terreno producidos por la perforadora se transmitan a los cimientos de la Sagrada Família. Estará formada por 32 pilotes que se hincarán a una profundidad de 40 metros entre el edificio y la traza del túnel. Su longitud rondará los 70 metros –la del templo tiene 104 piezas y 230 m– a lo largo de buena parte de la acera montaña de Provença entre Pau Claris y el paseo de Gràcia.


La ejecución de este elemento de protección de la casa Milà fue recomendada por el grupo de 21 expertos que, por encargo de Fomento, supervisa las obras del AVE, a pesar de que, a su entender, el proyecto original ofrecía suficientes garantías; y más aún, añadieron, si se tienen en cuenta que los asentamientos registrados en los tramos ya tunelados, que son mínimos. Con todo, estos sabios acordaron proponer a Adif esta barrera como "sistema redundante de seguridad" y el ente ferroviario aceptó incorporarla. Los pilotes tendrán 1,2 metros diámetro. También se instalarán micropilotes de 0,225 m. Se conectarán entre sí mediante una viga de atado de hormigón.

La primera fase de las obras, programada a partir de este viernes, consistirá en el desvío de servicios. Las fuentes consultadas indican que inicialmente se ocupará la calzada de Provença, probablemente su totalidad, aunque este extremo no está confirmado. Más adelante, cuando se lleve a cabo el pilotaje, habrá que cerrar el paso en la mayor parte de la acera que toca al monumento. Así, deberán reorganizarse las filas de visitantes, una tarea que planificarán de manera conjunta el Ayuntamiento y la obra social de Caixa Catalunya, propietaria de la casa Milà.

La posibilidad de ejecutar una pantalla para proteger La Pedrera, adelantada por La Vanguardia el pasado marzo, comenzó a estudiarse a principios de año. Para evaluar su viabilidad se llevó a cabo una campaña especial de catas en la zona y se encargó un estudio al Instituto Técnico de Materiales y Construcciones (Intemac). Que la Unesco recomendara una protección de este tipo, a pesar de que, también para este organismo internacional. el proyecto fuese seguro, llevó a la comisión de sabios, en su segunda reunión de trabajo. celebrada el 26 de agosto, a avalar la medida y plantearla a Adif, que finalmente la ha hecho suya.

En paralelo a la construcción de estos pilotes, también atendiendo las propuestas de la Unesco, se pondrá en marcha un plan especial de auscultación del edificio on line –los aparatos ya han comenzado a instalarse– que incluyen mediciones específicas de las fisuras ya existentes. Se observarán las que hay en muros perpendiculares a la dirección de la tuneladora.

La Sagrada Familia se prepara para ser consagrada










Las obras definitivas del templo no terminarán hasta el 2026, mientras se trabaja a un ritmo frenético con los medios más sofisticados.

Cientos de operarios trabajan a destajo y cinco grúas se alzan sobre las torres de la Sagrada Familia de Gaudí, todo debe estar a punto para la visita del Papa.

El templo ya está techado y por eso podrá ser consagrado por su santidad, para ese día el 40% de las vidrieras estarán colocadas, a pie de obra el director del proyecto Jordi Bunet revisa todo el proceso "Yo no pensaba ver lo que estamos haciendo para está venida del Papa".

El arquitecto Jordi Fauli y su equipo, gracias a programas informáticos de última generación , elaboran en 3D como quería Gaudí que fuese exactamente el templo expiatorio. Se calcula que la Sagrada familia no estará completamente acabada hasta el 2026, mientras se trabaja a un ritmo frenético con los medios más sofisticados.


Gaudí, una gran catequesis en piedra

Cardenal Lluís Martínez Sistach

BARCELONA, sábado 9 de octubre de 2010 (ZENIT.org).- Publicamos el mensaje que ha escrito el cardenal Lluís Martínez Sistach, arzobispo de Barcelona, en preparación de la consagración del templo de la Sagrada Familia en Barcelona, el 7 de noviembre, por Benedicto XVI.

Los que conocen la vida de Gaudí nos dicen que uno de sus libros de cabecera era el titulado El Año Litúrgico, del abad Dom Prosper Guéranger, libro que tuvo gran divulgación entre los estudiosos y los fieles a inicios del siglo XX en Cataluña.

Gaudí era un admirador de la liturgia cristiana y de su estética. Esto explica que proyectara el templo de la Sagrada Familia como una gran catequesis de la Iglesia, tal como ésta se expresa a lo largo del año litúrgico.

Si contemplamos el templo por fuera, con sus dieciocho campanarios y sus fachadas y muros, nos hallamos ante la realidad de la Iglesia: la torre más alta o campanario dedicado a Jesucristo; la rodean los cuatro evangelistas; en el ábside, como seno materno, la Virgen María; y los doce apóstoles, distribuidos en grupos de cuatro en cada una de las tres fachadas principales: Nacimiento, Pasión y Gloria.

Se ha dicho que una de las innovaciones geniales de Gaudí consistió en sacar el contenido de los retablos interiores, pasándolo al exterior, a las fachadas. Por eso cada una de ellas es como un gran retablo que ofrece al visitante o al fiel la contemplación de los misterios de la infancia, pasión y resurrección del Señor, su mensaje de vida en las bienaventuranzas y los sacramentos, la profesión de fe y la creación y la glorificación de la humanidad (fachada de la Gloria). La contemplación continúa en los muros y los ventanales, donde vemos las figuras de los santos y santas, decorados como frutos del Espíritu Santo. Y en los ventanales mayores se pueden contemplar los símbolos eucarísticos.

Si observamos el templo por dentro, que es el espacio de la celebración, también hallamos el misterio de la Iglesia. La construcción de la nave está inspirada en la visión del profeta Ezequiel -en el capítulo 47- y en la visión de la Jerusalén celestial, que se encuentra en el capítulo 22 del libro del Apocalipsis.

Cuando el visitante entre en la nave se hallará como ante un bosque de palmeras. Pero cada uno de estos árboles -las columnas- está dedicado a una Iglesia particular. Están así representadas todas las diócesis, tanto las de aquí como las del mundo entero. Gaudí pensó un templo de verdad católico y universal, por ello simbolizó en él los cinco continentes del mundo y tiene tanto sentido que sea el Papa quien presida su dedicación.

Por lo que se refiere a las columnas, podemos añadir que son un conjunto de cincuenta y dos. Son todos los domingos del año. Las que rodean el presbiterio están dedicadas al Adviento y a la Cuaresma; las cuatro del crucero, a la Navidad, Ramos, Pascua de Resurrección y Pentecostés; las del transepto, al tiempo pascual; y el espacio de las cinco naves a los domingos de todo el año.

Todo lo cual, aunque sea dicho en forma de sumario, justifica que podamos afirmar que la Sagrada Familia es un templo único en el mundo a causa de su simbología bíblica y litúrgica, y también por las innovaciones propiamente técnicas utilizadas en su construcción. Su simbología religiosa explica que un nuncio del Papa en España, monseñor Rangonesi, al visitar en el año 1915 el templo y escuchar las explicaciones de boca de Gaudí en persona, cuando acabaron la visita, le dijera entusiasmado: "¡Usted es el Dante de la arquitectura!"

lunes, 4 de octubre de 2010

La Unesco vigila la Sagrada Família con la tuneladora a solo 70 metros

El topo que va por Mallorca supera Lepant y llega al inicio de la pantalla que protege el monumento

Siete técnicos extranjeros se instalan en el templo para seguir con medios propios las obras del AVE

Lunes, 4 de octubre del 2010
RAMON COMORERA
BARCELONA

La ciudad ni se entera porque no hay efectos perceptibles en su piel y continúa la opacidad informativa oficial. Pero la tuneladora que excava el túnel más cuestionado y temido y, a la vez, más defendido y controlado, el del AVE por el Eixample, está ya en el inicio del tramo caliente de la Sagrada Família. En su ruta por Mallorca, el topo ha cruzado Lepant y llega al punto donde comienza la pantalla de pilotes hecha para proteger el templo, poco antes de Marina, según fuentes de la obra. Le faltan 70 metros para entrar en la manzana del monumento. En unos días perforará junto a sus cimientos. Siete expertos extranjeros de la Unesco se han instalado desde hace una semana en el templo para seguir, día y noche, los trabajos con una red propia de 20 sensores de alta precisión colocados por el patronato. Su plan es paralelo al de los 173 dispositivos ubicados ya por Adif, responsable del túnel, dentro y fuera del edificio.

Edición Impresa

Estos técnicos forman los equipos de los doctores alemanes en ingeniería Rolf Katzembach y Wolfram Jäger que trabajan para la Unesco y su ente asesor en conservación de monumentos patrimonio de la humanidad Icomos. Ambos son miembros también del grupo de 21 expertos del Ministerio de Fomento que tutela la ejecución segura del túnel.

Esta supervisión en Barcelona de las obras la decidió el patronato del templo en septiembre por tres razones: el informe de la Unesco de este verano, el retraso del fallo de la Audiencia Nacional sobre el pleito contra el trazado del AVE y el inminente e irreversible paso de la tuneladora.

Los dos ingenieros se han convertido en el único contacto entre el templo y Adif, según aseguraron el pasado viernes tanto el arquitecto director adjunto de la Sagrada Família Jordi Faulí como un portavoz de Adif. Este último se limitó a señalar que «la tuneladora avanza con plena normalidad» y que se informa «en todo momento a la Unesco y a la Audiencia Nacional».

MARGEN DE MOVIMIENTO / Con los dos sistemas de auscultación, que suman 340 elementos incluyendo los 146 pequeños prismas de reflexión de rayos láser de las fachadas y paredes, la obra modernista que inició Antoni Gaudí se ha convertido en un edificio supervigilado. Ante los días decisivos que se avecinan, los expertos de la Unesco, de acuerdo con los técnicos del templo, han propuesto tres márgenes de movimiento del terreno y esperan consensuar con Adif la forma de actuar en cada uno de ellos.

Faulí y el también arquitecto de la Sagrada Família y catedrático de Estructuras de la UPC, Josep Gómez, aluden a tres bandas de hundimiento del suelo: verde hasta tres milímetros (aceptable), amarilla de tres a seis (precaución) y roja de seis a nueve (el topo podría parar). Adif reconoce desde el inicio en la Sagrera de uno a tres milímetros en el centro de Mallorca.