lunes, 26 de septiembre de 2011

Joan Palmarola: «Gaudí sería hoy un radical independentista»

Olga Merino

Trato de distinguir al entrevistado, que aguarda puntual a las puertas del parque Güell, entre una marabunta de turistas demasiado ruidosos. Joan Palmarola (Seva, Barcelona, 1942) se conoce hasta el último recodo de este jardín imposible que diseñó Gaudí en su plenitud artística.

Información publicada en la página 88 de la sección de Contraportada de la edición impresa del día 26 de septiembre de 2011 EL PERIODICO


-¿Es usted masón?

-Digamos que sí. He sido presidente de algunas logias simbólicas y filosóficas. Si quiere, puede poner que soy autor del libro Masonería de perfección (grados 4º al 14º). Guía práctica para masones en activo. Por internet lo encuentra.

-¿Qué implica hoy ser masón?

-Una búsqueda espiritual y la defensa de la fraternidad. Es el tiempo el que te da la pátina del conocimiento. Si el demonio tuviera solo un año, no sería demonio; lo engañaría todo el mundo. Existen muchos ritos masónicos: los hay esotéricos, sociales, laicistas, revolucionarios…

-¿Los masones creen en Dios?

-En general, creen en el Gran Arquitecto del Universo.

-¿Cuántas veces habrá pisado usted el parque Güell?

Buf!, incontables. En ocasiones vengo con pequeños grupos para descubrirles símbolos iniciáticos. ¡El parque está plagado! Mi pasión por Gaudí nació hace unos 12 años… El escritor Josep Maria Carandell es quien defendió con más firmeza la tesis de un Gaudí iniciado en la masonería.

-¿Y usted la rubrica?

-Sí, y también iniciado en otros asuntos. El espiritismo no debía de resultarle ajeno. El mundo de Rudolf Steiner y la antroposofía tampoco le eran desconocidos, seguro.

-Pero eso se contradice con su profunda religiosidad.

-Bueno, lo de la extrema religiosidad habría que matizarlo. En su juventud, el arquitecto fue republicano y anticlerical.

-El nombre de Gaudí no aparece en ninguna logia de la época.

-Un documento que así lo atestigüe, firmado por siete notarios, no existe, desde luego. Pero su obra está llena de símbolos. No habría desarrollado esos símbolos de no haberlos conocido.

-¿Por ejemplo?

-El atanor, sobre la escalinata de la entrada al parque.

-¿El qué?

-El atanor u hornillo de fusión. Es un instrumento, con forma de trípode, que se usaba en los laboratorios alquímicos. En su interior contiene una piedra sin desbastar, en bruto, que representa al iniciado masón. Cuando le da el sol a una hora determinada, produce una sombra, una figura que hace un signo masónico.

-¿Qué signo?

-Si ve la sombra, lo entenderá.

(La entrevistadora pide permiso para encender un pitillo).

SEnDEn 1904, Gaudí todavía fumaba puros habanos. Hay una foto suya, en Montserrat, fumando en el aire puro...

-¿Por qué ustedes, los masones, son tan secretistas?

-Porque no hace falta comentar lo de la sombra... ¿Ve aquel sombrerete que corona el pabellón en la entrada del parque? Representa una amanita muscaria, una seta alucinógena.

-¿?

-El escritor anarquista Joan Llarch sostiene que Gaudí podría haber ingerido ese hongo para alcanzar un estado alterado de la conciencia. El día en que fue atropellado por un tranvía, la gente que lo rodeaba comentó que estaba borracho. Y en la primera casa de socorro, anotaron en la ficha «e. em.»; es decir, estado de embriaguez.

-¿Es cierto que le encontraron en los bolsillos un puñado de frutos secos y un papel con fragmentos del Apocalipsis?

-Gaudí era vegetariano y comía muy poco. Se alimentaba a base de pasas, higos secos, nueces, avellanas… Todas las cosas de su vida las llevaba a la máxima radicalidad. Si hoy estuviera vivo, sería radicalmente independentista.

-¿A quién votaría?

-No entraría en el juego de nadie. Se habría de diseñar un partido especial para él. Era muy radical, y no permitía que nadie le llevara la contraria. O lo matabas -en el sentido figurado, ya me entiende- o le dabas la razón.

-¿Y qué pensaría de la continuación de la Sagrada Família?

-Le saltarían las lágrimas de la risa porque se ha seguido al pie de la letra lo que él quería. Con la fachada de la pasión, me temo que no estaría tan de acuerdo.

...........................................................................................
Poca documentación aporta el Sr Palmarola para sus afirmaciones, aun Josep Maria Carandel nos había aportado alguna cosa .
Los Masones que trabajan con seriedad indican que en época de Gaudí la masoneria estaba reglada y tenían registos de sus adeptos y Antoni Gaudí no figura en ninguno de los registros, buscar formas en la obra de Gaudí que te hagan acordar a algo no lleva a ningun lugar serio acaso el escritor Juan Goytisolo no llevo a Gaudí a vivir en la Capadocia Turca, en la fantasía de un libro suena divertido pero no en una biografía.
Luis Gueilburt

sábado, 10 de septiembre de 2011

Cuatro alumnos de la Politécnica van a viajar a Melilla para realizar su proyecto de fin de carrera

10.09.11 SUR.ES

Guallart quiere recuperar las Ramblas para los barceloneses

EFE, ABC

Guallart, elegido por el alcalde Xavier Trias para dirigir el urbanismo de Barcelona en los próximos años, reconoce, no obstante, en una entrevista a Efe, la dificultad de este reto, ya que las Ramblas son un "icono mundial", a la altura casi de Times Square en Nueva York, Piccadilly Circus en Londres o la plaza del centro Pompidou (Beaubourg) en París.

"Son lugares tan importantes en el imaginario colectivo, que es muy complicado restringir las actividades; lo importante es que las que se hagan sean de más calidad. Que venga mucha gente es bueno, pero hay que ordenarlo sin transformarlo en una escenografía", indica este arquitecto, para quien el hábitat urbano no puede estar dirigido a satisfacer principalmente las necesidades del turista.

En este sentido, señala que hay ciudades a las que Barcelona "no se debería parecer", y pone el ejemplo de Roma, ya que según Guallart, en la capital italiana hay zonas tan sobreexplotadas por el turismo que "ya no parecen una ciudad sino un parque temático", algo que también ocurre, dice, en Venecia.

"Debemos alejarnos de la tentación de comercializar cualquier rincón de Ciutat Vella y del Eixample. No me gusta la clara sobrexplotación del centro. Como residente me sorprenden estas situaciones. La ciudad ha cedido este espacio público en exceso para el turismo, pero que claramente va mal, porque un tipo de turismo aleja a otro", insiste.

Uno de los retos para descongestionar las Ramblas de turistas y hacer que los residentes vuelvan a pasear por ellas es generar nuevos polos de atracción. "Hay barrios que a veces parece que no sean Barcelona, porque han sido desfavorecidos; se debe actuar e invertir en ellos y pensar en estas zonas periféricas con la misma intensidad", explica, Guallart afirma que "la mejor manera de conservar el patrimonio es aumentarlo", es decir, definir nuevos destinos, también en estos barrios, y señala alternativas: "El Turó de la Rovira ofrece quizás la mejor vista de Barcelona, hemos de fomentar que el turista pueda llegar allí, porque el turismo no es sólo el lugar, son también las infraestructuras que permiten que puedan ser disfrutadas por las personas", afirma el urbanista.

En estos momentos, subraya, la mayoría de los puntos más visitados de Barcelona están situados en el eje Montjuic, Ciutat Vella, Paseo de Gracia y Tibidabo -con excepción del Camp Nou y la Sagrada Familia-, una estructura de movilidad "vertical" cuando la capital catalana tiene un forma claramente elíptica, que queda desaprovechada.

Además, remarca, hay que dirigir al visitante también hacia el área metropolitana barcelonesa, con un bus turístico metropolitano, que podría tener paradas, por ejemplo, en la Colonia Güell (Santa Coloma de Cervelló) o en el Monasterio de Sant Cugat.

En cuanto a posibles intervenciones urbanísticas en el entorno de la Sagrada Familia, Guallart asegura que no está en su agenda inmediata, aunque reconoce que esto no es óbice para que el Ayuntamiento actúe para mejorar la movilidad ante los problemas que generan las decenas de autobuses que descargan miles de turistas deseosos de conocer el templo de Gaudí, el lugar más visitado de Barcelona.

"Es una obra que está en construcción, que tiene una serie de retos urbanísticos que habrá que afrontar en su momento", indica Guallart sobre el futuro de la fachada este del templo que cae sobre la calle Mallorca, y que se ve encajonada por los edificios de viviendas situados enfrente.

Sin querer entrar a hablar de posibles expropiaciones -los inmuebles afectados se construyeron en terrenos calificados de zona verde-, el gerente de Hábitat Urbano recuerda que la situación económica está marcada por la crisis y "unas expectativas de tiempos difíciles", por lo que cualquier inversión municipal que se haga en la ciudad tendrán que ayudar a la economía y mejorar la calidad de vida. EFE saf/mb

Turisme de Barcelona se plantea cobrar para entrar al Park Güell

Turisme de Barcelona se plantea cobrar para entrar al Park Güell

El Ayuntamiento avanza su disposición a estudiar la propuesta en una mesa de diálogo con sector y vecinos

Vida | 10/09/2011

Antònia Justícia la Vanguardia
Aparcada la polémica tasa turística y a la espera que el equipo del nuevo alcalde, Xavier Trias, mueva ficha para intentar un nuevo sistema de financiación local, Turisme de Barcelona sigue buscando de dónde sacar los 15 millones de euros que considera imprescindibles para destinarlos a la política de promoción de Barcelona en el mundo. Para ello este consorcio ha vuelto a poner sobre la mesa una vieja aspiración del ente turístico: el cobro de un ticket a los turistas que quieran visitar el Park Güell. Un patrimonio que se estima que visitan anualmente unos cuatro millones de personas –es con toda probabilidad el lugar más visitado de la ciudad– pero que no deja prácticamente ni un euro a las arcas municipales. Por ello, Turisme de Barcelona reclama para sí la gestión turística del espacio aunque sabe de antemano que cuenta con la oposición frontal de los vecinos.

El presidente de Turisme de Barcelona, Joan Gaspart, ha abierto nuevas vías de captación de recursos tras fracasar la opción de conseguir adeptos para su idea de tasa turística. Una medida que este año, ante la crisis, han implementado ciudades turísticamente tan importantes como Venecia o Roma con resultados todavía por determinar. Ante el callejón sin salida, Gaspart ha planteado el viejo debate de regular la entrada al Park Güell, una posibilidad que de llevarse a cabo pasaría irremediablemente por el cierre de buena parte del parque, al menos la zona monumental. "Habría que estudiar la manera de no perjudicar ni a los vecinos que viven allí ni a los que asiduamente van al parque a pasear; crear una especie de pase gratuito para los residentes en Barcelona. No se trataría sólo de cobrar una entrada al turista. sino también dar servicios: información, visitas guiadas, audioguías... Ahora es un sálvese quien pueda", explica Gaspart.

El Ayuntamiento de Barcelona ni asume ni descarta la propuesta y remite el debate del tema a la mesa de trabajo que tiene que poner en marcha para discutir el futuro del Park Güell en su globalidad. Un tema, el de los problemas derivados de la afluencia del parque a su entorno y al propio patrimonio, que la teniente de alcalde de Qualitat de Vida, Igualtat i Esports, a la vez que concejal de Gràcia, Maite Fandos, considera que no se puede solucionar por una sola vía y que espera abordar en breve con vecinos, partidos políticos y el propio sector turístico. El Ayuntamiento reconoce que es un asunto peliagudo porque las directivas europeas no permiten la discriminación entre turistas y vecinos para acceder a zonas públicas, pero precisamente Turisme de Barcelona reclama imaginación para salvar el escollo. Fandos reconoce que actualmente se está cuadruplicando la afluencia recomendada para salvaguardar el patrimonio artístico de la zona y que el mantenimiento ordinario anual del parque, 882.440 euros, es también un importante gasto sobre el que se tiene que debatir, "pero siempre con el consenso de los vecinos", con los que Fandos se reunirá a finales de mes.

El progresivo deterioro del Park Güell ya fue objeto el año pasado de un plan director con el que el instituto municipal de Parcs i Jardins planteaba la inversión de 34 millones de euros extras para acondicionar aspectos de la zona, como la valla perimetral o el alumbrado. Un plan que pasaba por la colocación de tornos en los accesos al parque: los vecinos entonces lo vieron como el primer paso para cobrar entrada, lo que causó un gran revuelo y el compromiso explícito de la entonces concejal de Medio Ambiente, Imma Mayol, de que sólo servirían para conocer la afluencia de visitantes. Sin embargo, se desestimó todo el asunto por falta de consenso político.

Otro espacio en el que Turisme también ha puesto los ojos es el zoológico. No reclama los beneficios de las entradas pero sí crear un espacio turístico para sacarle mayor provecho a las visitas de los turistas. "Hay que buscar nuevas fórmulas de negocio. Crear un espacio donde los turistas tengan información en su idioma y crear alguna cosa especial", explica Gaspart. En este mismo sentido ha iniciado conversaciones para abrir nuevos negocios turísticos que combinen información con la venta de souvenirs en los principales puntos de entrada a la ciudad como el aeropuerto de El Prat, el puerto de Barcelona, las estaciones de Renfe o los puntos de mayor peso turístico de las autopistas. El acuerdo más avanzado es el que Turisme de Barcelona cerrará con el aeropuerto para abrir una oficina de turismo en la T-1 con el objetivo de captar a alguno de los más de 17 millones de pasajeros extranjeros que pasan por la infraestructura aeroportuaria.

Paralelamente, el presidente de Turisme de Barcelona ha hecho una lista de posibles vías para obtener mayores recursos. Una de ellas ha sido solicitar al Ayuntamiento un mayor porcentaje de los beneficios que deja el Bus Turístic. Actualmente Turisme de Barcelona obtiene un 20% de los beneficios –el resto se queda en TMB– y aspira a obtener un 10% más, lo que supondría aumentar en dos millones de euros su presupuesto.

LOS BENEFICIOS PÚBLICOS

La tasa turística...
Barcelona ha barajado en diversas ocasiones la imposición de una tasa turística. Se trata de una propuesta, que se aplica en numerosas ciudades de todo el mundo, a la que se ha resistido tenazmente el sector. Políticamente nunca ha contado con la mayoría en la ciudad. Durante los 32 años de mandato del PSC la idea se discutió en diversas ocasiones a instancias de ICV y de ERC. CiU siempre se opuso y ahora, ya en el gobierno, mantiene su criterio. El primer teniente de alcalde Joaquim Forn dejó claro esta semana que la tasa no está en sus planes para compensar los gastos que genera el turismo en el espacio público de la ciudad pesar a las estrecheces económicas y al buen momento que, en cambio, vive el sector.

... o recaudarel IVA
Por el contrario el nuevo gobierno municipal es partidario de obtener nuevos ingresos del turismo mediante un cambio en el sistema de financiación de la ciudad que, aseguran, estaría amparado por la propia Carta Municipal. Se trataría de percibir una parte del IVA que ahora genera la ciudad y que gestiona y distribuye íntegramente el Estado a los ayuntamientos de más de 75.000 habitantes mediante una estimación estadística. Las comunidades autónomas tienen cedido el 50% del IVA en la cesta de impuestos que gestionan. El Ayuntamiento de Barcelona querría obtener un trato similar. / Jaume V. Aroca

martes, 6 de septiembre de 2011

Reus perderá el banco de Gaudí si no se cierra un acuerdo por su compra

El archivo personal sobre el arquitecto también podría quedarse por el camino

MÒNICA JUST | 05/09/2011 19:25 Diari de Tarragona
El banco de Gaudí abandonará Reus si la voluntad municipal no cambia en los próximos días. Esta es la conclusión a la que ha llegado su propietario, Francesc Riera, tras la primera reunión mantenida con el alcalde, Carles Pellicer, y durante la cual asegura que éste no mostró suficiente interés en mantener la pieza en la ciudad, principalmente como consecuencia de la situación que atraviesan las arcas municipales. Y es que, tras realizar varios estudios, Riera pide unos 3,5 millones de euros, para vender una pieza que asegura que es «única» y que representaría una inversión de futuro.
A día de hoy, el propietario dice sentirse «decepcionado» y que, aunque su primera opción era que el banco se quedara, si las cosas no cambian rápidamente de rumbo los turistas que visiten el Gaudí Centre ya no podrán contemplar la pieza a partir del próximo mes. Él asegura que su primera opción era que se quedara en Reus, pero que, tras un año expuesto de forma gratuita, si no consiguen llegar a un acuerdo para venderlo iniciarán conversaciones con otros interesados de Catalunya, del Estado o hasta de otros países.
Por su parte, Antoni Sentís, representante y coordinador de la propiedad del banco, lamenta que las cosas «no se han hecho debidamente». Asimismo, cree que el Ayuntamiento tendría que haber constituido una comisión para estudiar la entrada de dinero que podría aportar esta pieza en Res, y recuerda la inyección de beneficios que ha supuesto para el Gaudí Centre. De hecho, él cree firmemente en la creación de una ruta gaudiniana, donde se implicaran tanto Reus como Riudoms, y que el gasto inicial que supondría su compra para el consistorio se recuperaría con creces.
Adiós al archivo personal
Por otra parte, el archivo personal del arquitecto e historiador Joan Bassegoda sobre Antoni Gaudí también tiene un futuro incierto, según explicó al Diari Antoni Sentís, una de las personas clave en la negociación para que el fondo particular más importante sobre el arquitecto reusense se instalara en la capital del Baix Camp. Sin embargo, Sentís asegura que el banco y el fondo representan un paquete y que, si no se llega a un acuerdo «ni el banco ni la cátedra vendrán a Reus», pese a añadir que quemarán todos los cartuchos posibles antes de descartar esta opción.
El representante de la propiedad del banco se mostró también algo molesto con el anterior alcalde, Lluís Miquel Pérez, alegando que «él nos propuso el edificio del Castell del Cambrer para la cátedra, y luego nos enteramos que se lo había prometido a Carrutxa».
De momento, la propiedad del banco de Antoni Gaudí confía en que todo se encarrile y que en las próximas semanas se pueda cerrar a un acuerdo para que la pieza se quede finalmente en la ciudad del ilustre arquitecto.
........................................................................................
Aun esperamos los estudiosos de la obra de Antoni Gaudí que alguien nos diga de que se componía el "famoso legado" de la Cátedra Gaudí, así como la paternidad de este banco es mas que dudosa, y nadie quiere hacerle la prueba, con el famoso archivo pasa mas o menos lo mismo aun no sabemos su contenido, una pena jugar de esta manera con la obra de Antoni Gaudí.
Luis Gueilburt