miércoles, 19 de septiembre de 2012

El misterioso banco de Gaudí

Los dueños de la obra la tasan en dos millones y los expertos discrepan de su autenticidad Sotheby’s lo subastará en París en otoño

/ Tarragona / Barcelona 

El banco de Gaudí tal y como se expone en el centro de Reus. / JOSEP LLUIS SELLART

Un banco de jardín atribuido al arquitecto Antoni Gaudí será subastado en la casa Sotheby’s de París con un precio de salida de dos millones de euros. El banco, construido con piedra artificial, lleva desde 2010 expuesto en el Gaudí Centre de Reus, pero su propietario, Francesc Riera, se lo llevará de esta ciudad el mes que viene porque no ha llegado a un acuerdo con el Ayuntamiento. El principal problema, aseguran ambas partes, es que el banco, tras un precio inicial de 3,5 millones, fue tasado en dos millones de euros y el Consistorio no puede hacer frente a esta cantidad económica. “Hemos ofrecido todas las soluciones posibles pero las arcas municipales están vacías y el propietario acabará llevándoselo. Nos pusimos en contacto con Sotheby’s en París y la directora incluso visitó Reus para ver la obra hace cinco meses y quedó maravillada; tienen a dos compradores interesados”, asegura Antoni Sentís, portavoz del propietario del banco. Sentís y su representado ya han enviado una carta notarial al Ayuntamiento especificando que la obra será retirada del Gaudí Centre alrededor del 15 de octubre.
Para vender el banco fuera del país la ley de patrimonio establece la necesidad de que los dueños pidan un permiso a las Administraciones autonómica y estatal para exportarlo, algo que Sentís asegura que ya se ha hecho, entre otras cosas porque la pieza no tiene ningún tipo de protección como bien cultural. “Si tras la venta la Administración quiere la pieza, podrá ejercer el derecho a retracto y tendrá que pagar el precio de remate”, asegura Sentís.

Primer plano del banco de Gaudí. / JOSEP LLUIS SELLART

Los propietarios aseguran que tienen un informe de 2010, publicado en 2011, firmado por Joan Bassegoda, la máxima autoridad de Gaudí hasta su fallecimiento el verano pasado, además, de otro sobre los análisis del cemento, que apuntan que es una “obra gaudiniana realizado por un taller establecido en el parque Güell, y que el arquitecto tuvo parte en la supervisión del proyecto”, por lo que es obra de un estrecho colaborador de Gaudí, además del análisis de las formas, que no niegan la paternidad de Gaudí.

Sin embargo, no todo el mundo comparte esta misma idea. Joan Yeguas, responsable de Renacimiento y Barroco del Museo Nacional de Arte de Cataluña, MNAC, escribió un artículo en una revista en 2009 en el que dio a conocer el banco por primera vez. Como entonces, Yeguas asegura que esta pieza de mobiliario “es un diseño gaudiano en el que también se ve las manos de Jujol”.

En el lado opuesto, Luis Gueilburt asegura que la pieza no es del genial arquitecto. “Que estuviera en el parque Güell no significa que fuera de Gaudí”, defiende. “Tengo documentados 180 muebles suyos y puedo decir que este no lo es. Gaudí no trabajó nunca la piedra artificial. El diseño es modernista, pero nada más. Si alguien quiere pagar ese dinero es su problema”, remacha.

El banco es de grandes dimensiones y presenta formas sinuosas, que remiten a motivos naturales, que recuerdan al arquitecto. Fue construido entre 1904 y 1910 y formó parte del mobiliario de la casa Larrard, en las inmediaciones del parque Güell, hasta 1921. Sin embargo, a partir de esa fecha esta pieza de mobiliario exterior tuvo varias vidas: la familia Güell vendió las propiedades y el banco se instaló en el jardín de una casa de Horta. “Los vecinos la llamaban el chalet del banco de Gaudí”, dice Sentís. Después, a mediados de los setenta fue adquirido por la hermana del actual propietario y transportado hasta L’Espluga de Francolí.

En 1988 se trasladó a Montblanc, hasta que Riera decidió conseguir réditos con su propiedad. “El banco tenía que ir a Emiratos Árabes, pero al final nos dio pena y nos pusimos en contacto con el Ayuntamiento de Reus”, explica Sentís, que asegura que además de Reus, también se ofreció la pieza a la Generalitat, “pero no hay dinero y los gobernantes no se atreven a realizar una acción que los pueda comprometer frente a los ciudadanos”, sentencia Sentís.

domingo, 2 de septiembre de 2012

El banco de Gaudí se quedará en Reus si la ciudad paga 2 millones por la obra


Francesc Riera y Antoní Sentís esperarán hasta setiembre para saber el destino de la pieza

S.FORNÓS | 08/08/2012 18:28
«Es el último intento». Con estas palabras resume Antoni Sentís, representante y coordinador de la propiedad del banco de Gaudí junto con, Francesc Riera, la reunión que ambos mantuvieron el martes con el alcalde de Reus, Carles Pellicer, para llegar a un acuerdo sobre la venta de la obra a la ciudad. «Llevo muchos años luchando para que la pieza se quede en Reus y quería saber qué posibilidades reales existen de que sea así», afirma Sentís quien desvela que «hace un año ya mantuve una reunión con Pellicer pero en aquella ocasión no se llegó a ningún acuerdo definitivo».
También hace un año que ambos propietarios pedían al Ayuntamiento 3,5 millones de euros por el paquete formado por el banco de Gaudí y el Fons Bassegoda. Ahora la situación ha cambiado y tanto Antoni Sentís como Francesc Riera se conforman con 2 millones de euros únicamente por la pieza gaudiniana.
«Este precio es consecuente con la valoración de la obra que hizo una entidad especializada en arte y que además coincide con el seguro que el consistorio nos solicitó en su día para tener el banco depositado en el Gaudí Centre», explica Sentís,. Durante el encuentro con Pellicer también le entregaron diversa documentación sobre la obra, como el certificado de valoración, los papeles de los compromisos que acordaron con el anterior alcalde, etc.
Un momento difícil
Sentís explica que del encuentro con el alcalde salió satisfecho porque «Pellicer mostró interés y dejó las puerta abierta a la transacción diciéndonos que a principio del mes de setiembre trataría el asunto con el equipo de gobierno». Por todo ello, y si finalmente el banco de Gaudí no se queda en Reus, Sentís confiesa que «me llevaré una gran decepción».
Desde el Ayuntamiento se afirma que «se está analizando la propuesta, pero hay que ser conscientes de que el momento económico actual es muy complicado, y que esto dificulta la posibilidad de comprar cualquier elemento. Todavía es más difícil si se tiene en cuenta el elevado precio del elemento en concreto que se plantea».
Ambos propietarios de la obra gaudiniana coinciden en señalar que a la ciudad le interesa aguardar el banco». Para disuadir a quienes opinan que la compra de la pieza es una la elevada inversión para las arcas municipales, Sentís argumenta que el primer motivo a tener en cuenta es que Reus sería la propietaria de una obra de Gaudí y de un importante reclamo turístico.
«Si la operación de compra sigue adelante queremos establecer un acuerdo con la Sagrada familia para repartir folletos informativos explicando que en Reus está el banco y que lo pueden visitar en el Gaudí Centre», explica Sentís, quien ya ha calcula que «si un 10% de los 3 millones de visitantes que tiene el templo acude a Reus nos podremos dar por satisfechos del flujo económico que supondría para la ciudad».
Otra de las iniciativas pensadas por Sentís y Riera para amortizar el posible dinero invertido en la compra del banco de Gaudí es salvaguardar la pieza en una especie de escaparate y colocar dos sillas de época al lado para que los turistas puedan fotografiarse con la obra. «Esta es una práctica muy extendida y a cualquier visitante le resultaría atractivo poder tener un recuerdo de su paso por el Gaudí Centre», afirma Sentís.
Si finalmente la pieza no se queda en la ciudad, y según Sentís, «una galería de arte de París está interesada en organizar una subasta mundial para que pujen por la obra, y entonces será inevitable que Reus pierda una pieza de tanto valor aunque yo haya luchado desde un principio por lo contrario».





  • 0.0  |  0  |  Enviado por mudjab mudjab  |  09-08-2012 19:55:47
    Ah y enhorabuena por el periodo de rebajas. Habeis pasado de pedir 6 millones a "solo" 2 :) Es curioso. No?. Porque en el mercado de arte de lujo no existe la crisis NI las REBAJAS. Por cierto, ya que es tan tan "bueno". Porqué no se prohibe subastar fuera del territorio de Espana. :) Ahhhhh Se necesitaria un buen experto que confirmara que es una obra de Gaudi....etcetc. Ademàs, si no hay problema... Si "tan hechaos palante sois" Ponedlo en subasta... Luego la Generalitat puede hacer actor de derecho y comprarlo por el precio de la subasta... Ahhhh Que eso no os conviene por.... :) ya ya Decir que este periodico deberia contrastar mucho mejor este tipo de noticias y no dar publicidades a presuntas ESTAFAS.
  • 0.0  |  0  |  Enviado por mudjab mudjab  |  09-08-2012 19:47:18
    Rl ùltimo intento de que cosa? Sera de "colar" un banco que puede dirse que està inspirado en la obra gaudiniana. Yo también puedo manchar una pared y decir que es de inspiracion mironiana. Y? Eso vale 2 millones?: ESO ES PRESUNTAMENTE UN INTENTO DE ESTAFAR O DE CORRUPCION. Aunque Gaudi si diseno mobiliario, unicamente era de tipo ebanista: MADERAAAA. Jamas utilizo en su obra el material del que està hecho el banco. Seguramente hecho después por el yesero de la casa, que hizo algo acorde con el resto. Pero de ahi a decir que es de GAUDI... NI expertos ni leches..Es lo que ahi