lunes, 22 de octubre de 2012

BCN recuperará los pabellones de Gaudí como nuevo parque público

La UB quiere que los turistas paguen entrada para financiar la rehabilitación del jardín y las estancias


CARLOS MÁRQUEZ / Barcelona Lo que se esconde detrás de la puerta es un misterio para la mayoría. El ansia de conocer, sin embargo, se diluye entre cinco metros de hierro forjado, entre las curvas de ese dragón alado con la cabeza orientada hacia el norte. Es una de las tres entradas de la finca Güell, que a finales del siglo XIX ocupaba una parte considerable de los dominios del pueblo de Les Corts, incluido el palacio de Pedralbes ¿residencia de la familia¿ y algunos terrenos por debajo de una Diagonal que todavía no existía. Ahí, tras esa figura mitológica que al abrirse parecía cobrar vida, se esconden dos pabellones y un jardín que, como el dragón, brotaron del lápiz de Antoni Gaudí entre 1884 y 1887. En 1956, con la hacienda ya partida en pedazos, el lugar quedó en manos de la Universitat de Barcelona (UB), que lo recibió como un regalo algo envenenado. Ahora, tras años de pequeños retoques quirúrgicos, empieza una cuenta atrás para recuperar esta obra de la etapa más novel del genial arquitecto de Reus.

El jardín exhibe una de las grúas usadas en los tiempos de Gaudí. JOAN CORTADELLAS
En tiempos tan aciagos, sorprende que una universidad se tome la molestia de buscar una solución a un problema que ha permanecido invisible a ojos de la sociedad durante décadas. El jardín de la entrada que hoy queda junto a la avenida de Pedralbes fue empequeñeciendo con la construcción (1958) y posteriores ampliaciones de la facultad de Derecho, una de las primeras del campus de la Diagonal, junto con la de Farmacia, levantada unos meses antes. El espacio solo se ha usado para actos protocolarios de la UB. La casa del guarda se cedió a un conserje aunque lleva años abandonada, y en el otro pabellón se instaló la Cátedra Gaudí, creada en el año 1956 e impulsada por el excéntrico Joan Bassegoda ¿al que muchos recuerdan por el busto de Franco que adornaba su despacho¿, que la dirigió desde 1968 hasta el 2000. Desde el 2008, esta estancia permanece vacía.
La UB, con la colaboración del Instituto Municipal de Paisaje Urbano (IMPU), se acoge al tirón turístico de la ciudad y al de Gaudí en particular para, al margen de la crisis, emprender esta empresa que podría acabarse en tres años si el dinero no falta. El objetivo final es que el recinto se abra al público con un acceso similar al que CiU quiere instaurar en el parque Güell, esto es, turistas pagando una cantidad (unos tres euros, en este caso) y residentes accediendo de manera gratuita. Será así siempre y cuando el consistorio logre esquivar los problemas jurídicos que conllevan imponer este tipo de distinciones entre ciudadanos de la Unión Europea. Si hay veto, está por ver si la norma también se aplica para espacios privados, como es el caso. Para no tocar la puerta del dragón, la idea es abrir un nuevo acceso en la avenida de Pedralbes en el que se colocaría la caseta de venta de entradas.

Picadero de lujo

Para alcanzar la meta, primero habrá que emplearse para finiquitar tres frentes. Los detalla Josep Vilalta, delegado del rector de la UB para las relaciones institucionales, que tuvo a bien abrir las puertas de la finca a EL PERIÓDICO. Lo primero, que ya se está haciendo gracias a una subvención de 140.000 euros del Ministerio de Educación, es restaurar las caballerizas. La sala principal es un espacio rectangular dividido por arcos parabólicos que delimitaban las estancias de los animales. Al fondo, una puerta de madera da paso al picadero, lugar de doma de los caballos que conserva toda la magia original, desde la enorme G que recuerda a la dinastía Güell en el centro de la sala hasta las estructuras de madera sobre las que se podía contemplar la actividad hípica.
Lluís Bosch es el jefe de rutas y publicaciones del IMPU. Sus reflexiones demuestran buena sintonía con la universidad, con quien llevan colaborando desde el 2005 con pequeñas visitas guiadas los fines de semana. Sobre la sala de doma, insta a empezar por la parte más alta. Al parecer, la Cátedra Gaudí cubrió la cúpula con fibra de vidrio para tapar humedades, convirtiendo la sala en "una auténtica olla a presión".
El segundo ámbito de actuación es el jardín. Aunque está mejor de lo que cabría esperar, requiere una buena mano de chapa y pintura para recuperar, en la medida de lo posible, su aspecto original, inspirado en el jardín de las Hespérides que Jacint Verdaguer, poeta vinculado a Gaudí y a la familia Güell, creó para su obra L'Atlàntida. Solo la parte trasera de la casa del guarda, donde el anterior inquilino tenía un huerto, exhibe un aspecto ciertamente descuidado. El resto del parque mantiene los caminos iniciales e incluso en el centro hay expuesta una grua usada en tiempos de Gaudí. Lo que sí se eliminará es una fuente ornamental construida por el conserje, que, quién sabe si empujado por el espíritu del arquitecto, quiso dejar su huella en este entorno que cuenta con el mayor nivel de protección dentro del catálogo del patrimonio local.
La casa del guarda, admite Vilalta, está en un estado «lamentable». Si se quiere adecentar, requeriría de una inversión mínima de medio millón de euros. Si el deseo es dejarla «en perfectas condiciones, que en invierno no haga frío y en verano no te mueras de calor», la cifra casi se dobla. Cómo conseguir ese dinero es aún una incógnita. Descartada la participación de alguna administración, quizás la solución, admite el delegado del rector, sea "encontrar alguna empresa que quiera unir su nombre al de Gaudí". "Haríamos bingo si además se trata de una compañía con la que la universidad tenga relaciones", sostiene Vilalta. No sería de extrañar que, una vez lanzada la campaña de captación, alguna multinacional, quién sabe si japonesa, quiera ejercer de mecenas.

Prudencia municipal

El concejal de Les Corts y teniente de alcalde de Hábitat Urbano, Antoni Vives, visitó los pabellones en julio. Pudo constatar la necesidad de invertir. «Estamos elaborando un plan director en el que ayuntamiento y universidad colaboren para explorar las posibilidades de este espacio, con el objetivo de ponerlo en valor y lograr abrirlo a los vecinos, a la ciudad y al mundo entero», explica el edil a este diario.
El romance de Gaudí con Barcelona suma un nuevo puntal. Acogerá actos académicos, bodas, eventos públicos y privados... Una cuenta pendiente menos con el artista

domingo, 21 de octubre de 2012

Dos millones por un supuesto ‘gaudí’

el pais 21 de octubre 2012
/ Tarragona / Barcelona

Desde 2010 está expuesto en el Gaudí Centre de Reus como una de las obras más significativas vinculadas al genial arquitecto nacido en la ciudad. Pero en unos días este banco de piedra artificial con formas sinuosas que remiten a motivos naturales comenzará un viaje de destino incierto. Sus propietarios aseguran que fue creado por Antoni Gaudí, y tras ofrecerlo a la Generalitat y al Ayuntamiento de Reus, planean subastarlo en Sotheby's de París por un precio de salida de dos millones de euros tras rebajar los 3,5 millones que pedían en un principio.

Quizá acabe en manos de un magnate árabe del petróleo, de los pocos que pueden pagar estas cantidades. En todo caso, para la Generalitat no hay duda de que no es una obra del arquitecto modernista. Así lo determinó un informe que realizó la Dirección General del Patrimonio, tras ofrecerle sus dueños la posibilidad de comprarlo. Fuentes del Departamento de Cultura mantienen que, pese a pertenecer a la misma época, no hay elementos que aseguren que la obra la realizó Gaudí. “Por eso, no se ha catalogado, ni se han puesto trabas para que se venda fuera de España”. Lo que sí tienen claro es que el banco no vale los dos millones de euros que piden. “Pero si hay alguien está dispuesto a pagarlo, allá él”, aseguran.




JOSEP LLUÍS SELLART


El dueño, Francesc Riera, junto con su representante, Antoni Sentís, enviaron una carta notarial al Ayuntamiento especificando que retirarían el banco del Gaudí Centre el 15 de octubre, algo que todavía no han hecho efectivo. Desde el Consistorio explican que la pieza está a disposición del propietario y que puede llevárselo cuando quiera. Sin embargo, este se ha puesto en contacto con el Ayuntamiento para informar de que el banco se quedará unos días más en Reus, mientras duren las gestiones para su posible venta. “Cuando sepamos algo lo diremos”, zanja Sentís, sin querer dar más explicaciones. Los responsables del Gaudí Centre ya están trabajando en cómo ocupar el espacio que dejará la obra.

Desde el primer momento, los propietarios han esgrimido un informe favorable publicado en 2011 que lleva la firma de Joan Bassegoda, la máxima autoridad de Gaudí hasta su fallecimiento el verano pasado. También otro, que tras analizar el cemento, asegura que es una “obra gaudiniana realizada por un taller establecido en el parque Güell, y que el arquitecto tuvo parte en la supervisión del proyecto”. Ninguno de los dos ha convencido a la Generalitat, que ha hecho prevalecer la opinión de sus técnicos y, por eso, no han prohibido la salida del país y venta del banco en Francia.

El banco formó parte del mobiliario de la casa Larrard

Los dueños también han utilizado para asegurar que el banco era de Gaudí, un artículo publicado en 2009 en la revista local El pregoner d’Urgell, firmado por Joan Yeguas en el que se daba a conocer la existencia por primera vez de esta obra. Yeguas, que es el responsable de Renacimiento y Barroco del Museo Nacional de Arte de Cataluña, MNAC, asegura, como entonces: “El banco es un diseño gaudiano en el que también se ven las manos de Josep Maria Jujol”.

La Generalitat coincide en su informe con la opinión categórica de Luis Gueilburt, experto en el mobiliario de Gaudí que tiene documentados más de 180 muebles suyos. “Este no lo es. Que estuviera en el parque Güell no significa que fuera de Gaudí”, defiende. “El arquitecto no trabajó nunca la piedra artificial. El diseño es modernista, pero nada más. Si alguien quiere pagar ese dinero es su problema”, remacha.

El banco fue construido entre 1904 y 1910 y formó parte del mobiliario de la casa Larrard, junto al parque Güell, hasta 1921. Luego pasó al jardín de una casa de Horta. A mitad de los años sesenta fue adquirido por la hermana del actual propietario y transportado hasta L’Espluga de Francolí, hasta que en 1988 viajó a Montblanc. En septiembre su dueño aseguró: “Al comienzo el banco tenía que ir a los Emiratos Árabes, pero al final nos dio pena y nos pusimos en contacto con el Ayuntamiento de Reus”. Cuando se venda en París, quizá será su próximo destino.

:::::.................................................................................
He tenido la suerte de poder conocer personalmente al Sr Francesc Riera y he visto toda la documentación pertinente y aunque en un primer momento he sido categorico en mis afirmaciones ahora despues de analizar profundamente toda la documentación aportada  he cambiado de opinion en algunos aspectos 
 
Se trata de un banco de jardín de magnífica factura, realizado en piedra artificial, y ubicado originalmente en el Park Güell, concretamente en la Casa Larrard, donde Gaudí hizo una gran reforma para que Don Eusebio Güell i Bacigalupi pasase su vejez. Allí habitó el Conde Güell hasta su fallecimiento en 1918 y durante todos esos años el banco lució en ese idílico espacio. La casa, construida en 1822, había sido adquirida por Güell en 1899 y un año más tarde Gaudí ya estaba encargándose de su restauración y de la urbanización de lo que sería para siempre el famoso Park Güell.

Esta ciudad jardín habría sido un complejo urbanístico de concepción muy avanzada, en el que Gaudí se anticipó a su tiempo, por lo cual no se llegó a finalizar la construcción de las 86 viviendas proyectadas.

La reforma y modernización de la Casa Larrard  fue muy completa y abarcó la ampliación de varias zonas, la construcción de una capilla y un invernadero además de la decoración interior y el mobiliario. Como en todas sus obras, Gaudí concibió una rehabilitación de los elementos estructurales y decorativos de manera integral. 

En el informe-estudio que realizó y presentó ante notario el eminente Dr. Joan Bassegoda i Nonell, se apunta que esta pieza  perteneció a la vivienda,  junto con otras obras de Gaudí, convirtiendo la morada de Güell en un lugar mucho más que confortable, integrándose al espacio y dando toques de modernidad, tanto por el material recientemente descubierto como por sus líneas semejantes al golpe de látigo y formas naturalistas en las que no se copian elementos naturales de manera figurativa.
Pensemos que hacia los años 1906 al 1912, fecha de realización del banco, el Art Nouveau se encontraba en su etapa inicial. En la cronología que realizó el escritor Ramón Gassio Mònico queda muy clara la historia  de esta pieza, desde su origen hasta nuestros días.

Unos pocos años antes, Gaudí había terminado la única obra por la cual recibió un premio en vida, la casa construida para la familia del industrial textil Pedro Mártir Calvet. En ella, Gaudí mandó realizar unas columnas salomónicas y maceteros de piedra artificial, utilizando para estas piezas cemento y gravas de diferentes colores, muy similar al material de este banco que imita al granito.

En su exhaustivo estudio, Bassegoda añade un dato muy interesante sobre la piedra arificial de estas columnas mencionando por primera vez como colaborador de Gaudí a la empresa Salvador Boada, marmolista que trabajaba con piedra artificial y que tenía su taller en Mataró.

El Dr Joan Yeguas Gassó afirma en su artículo "L’allargada ombra de Gaudí: un banc de jardí a les Garrigues"[1] que para la realización del banco el ebanista y carpintero Munne muy probablemente realizó el encofrado o molde. A mi parecer, este molde fue realizado en yeso, con la ayuda inestimable de un yesero o algún otro fabricante de piedra artificial entre los seis talleres que había en ese momento en Barcelona o en Mataró [2] . Aun no tenemos datos más precisos sobre este particular pero sí existe un análisis meticuloso del material y la técnica de construcción, realizado de manera científica en la Universidad de Barcelona por un equipo a cargo del profesor Màrius Vendrell de Patrimoni-UB .

Debo añadir que la Direcció General del Patrimoni Cultural de la Generalitat de Catalunya, a través de su Departament de Cultura, han puesto en valor esta pieza incluyéndola en el catálogo del Patrimoni Cultural Català. 
Y no solo eso sino que el Ministerio de Cultura dio un permiso de exportación en ambos documentos especifican claramente que el banco es obra de Gaudí.

Nos encontramos sin duda ante una obra espectacular de arte decorativo, que por su calidad de diseño y de construcción pasará a la historia y al patrimonio universal de la mano de Eusebi Güell y Antoni Gaudí.
 
Luis Gueilburt 


[1] Fonoll. La revista de Juneda, 166, 2009 (setembre-octubre), pàgs. 29-32.
[2] Ver Anuarios de la Asociación de Arquitectos de Cataluña

 

martes, 16 de octubre de 2012

Cataluña Barcelona aplaza a 2013 el cobro de entrada en el parque Güell

El Ayuntamiento quiere presentar la propuesta a los vecinos entre este octubre y noviembre, y después trasladará un informe en comisión municipal para su debate


El Ayuntamiento de Barcelona prevé ahora para principios de 2013 la puesta en marcha del cobro de entrada en la zona monumental del parque Güell para todos los visitantes menos los barceloneses, excepción con dos posibilidades sobre la mesa para hacerla viable jurídicamente, ha explicado este martes la concejal del distrito de Gràcia, Maite Fandos.
La edil afirmó en su balance del primer año de mandato que hizo el 10 de julio que el consistorio preveía hacer de pago el parque Güell en otoño, que se establecería un sistema de venta de entradas de antemano por Internet y que el coste por entrada estaría por encima de los cinco euros, bonificaciones aparte, si bien la cifra debía concretarse, y aún no se ha precisado.
En la Comisión municipal de Cultura de este martes, Fandos ha afirmado que quiere presentar la propuesta a los vecinos entre este octubre y noviembre, y después trasladará un informe en comisión municipal para su debate, y prevé poner en marcha el cobro de entrada a principios de 2013 una vez el plan esté cerrado y sea una época de menor presión turística.
En cuanto a la entrada gratis de los barceloneses, lo que debe avalarse jurídicamente -una normativa europea impide discriminar entre ciudadanos europeos-, el Ayuntamiento baraja dos vías que Fandos no ha concretado, pero con los vecinos del parque no hay problema por su derecho de paso y a parque público, y el consistorio prevé enviarles un pase a casa para que accedan sin pagar.
La oposición -PSC, PP, ICV-EUiA y UpB- ha coincidido en urgir a Fandos a presentar un proyecto global definitivo tras años de debate sobre cómo debe ser el acceso al parque, en el que acuden 25.000 visitantes diarios de media --23.500 entre semana y 30.000 los fines de semana--, el 97,6% de los cuales son turistas, según un informe municipal de julio. Fandos (CiU) ha defendido que el gobierno no se ha quedado de brazos cruzados sino que ya ha ido "solucionando temas", como la definición del plan de autocares, se han aumentado los agentes de la Guardia Urbana destinados al plan contra la venta ambulante, a lo que se añade un cabo que patrulla por el parque, y prevé mover la parada del Bus Turístic antes de acabar el año.
.................................................................................................
Y que sucede con el resto de los Barceloneses que aun no viviendo en Gracia o en el Carmelo queremos visitar aciduamente nuestro Park Güell
, la idea de privatizar lo publico siempre es apetecible para los políticos pero sepamos que todos perdemos un derecho que hemos conseguido en 1926 cuando murió Gaudí y el Ajuntament compro este territorio para uso y disfrute de todos los ciudadanos
Luis Gueilburt

 

martes, 9 de octubre de 2012

El patronato de la Sagrada Familia nombra a Jordi Faulí arquitecto director


El patronato de la Sagrada Familia nombra a Jordi Faulí arquitecto director


Barcelona. (Redacción / Agencias).- El arquitecto Jordi Faulí i Oller ha sido nombrado Arquitecto Coordinador y Director de las obras de la Sagrada Familia por el Patronato de la Junta Constructora. El hasta ahora Arquitecto Coordinador y Director, el arquitecto Jordi Bonet Armengol continuará trabajando para el Templo como Arquitecto Emérito y Asesor del Patronato. Faulí era hasta ahora arquitecto director adjunto.
La Dirección Facultativa del templo queda formada por Jordi Faulí y los arquitectos Carles Buxadé, Joan Margarit y Josep Gómez Serrano.
Faulí, que toma el relevo de la dirección de las obras del Templo, pertenece a la cuarta generación de arquitectos que han seguido construyendo el proyecto de Gaudí tras su muerte.

martes, 2 de octubre de 2012

Ibercaja Patio de la Infanta muestra en 200 piezas a un Gaudí "único"

Ibercaja Patio de la Infanta inaugura esta tarde la exposición 'Gaudí único', una muestra diseñada exclusivamente para Zaragoza y que da a conocer al artista, al científico y arquitecto y a la persona a través de 200 piezas, entre fotografías, maquetas, planos y dibujos, mobiliario y otros materiales técnicos.
Ibercaja Patio de la Infanta inaugura esta tarde la exposición 'Gaudí único', una muestra diseñada exclusivamente para Zaragoza y que da a conocer al artista, al científico y arquitecto y a la persona a través de 200 piezas, entre fotografías, maquetas, planos y dibujos, mobiliario y otros materiales técnicos.
La directora de la Obra Social de Ibercaja, Teresa Fernández, la responsable del programa de Educación y Cultura de la entidad, Magdalena Lasala, y los comisarios de la muestra Pere Jordi Figuerola y Charo Sanjuán, han presentado en rueda de prensa esta exposición organizada por la caja aragonesa en colaboración con el Museo Diocesano de Barcelona, la Cátedra Gaudí y Àurea Cultura i Art.
'Gaudí único' podrá visitarse hasta el 29 de enero y su objetivo es, de forma didáctica, acercar al público zaragozano la figura, la obra y el legado de Antoni Gaudí (Reus, 1852-Barcelona, 1926), la influencia en el modernismo del artista, único con ocho obras Patrimonio de la Humanidad, y entender así al genio más allá de la visión turística que se tiene de sus creaciones.
Para ello, además, Ibercaja ha organizado un completo programa de actividades que incluye conciertos, conferencias, cursos y talleres que se desarrollarán en Patio de la Infanta, Museo Camón Aznar e Ibercaja Zentrum, ha detallado Teresa Fernández, al subrayar que es "uno de los mejores" y al conocer al artista el público "disfrutará más" de sus obras.
Magdalena Lasala ha resaltado que desde Ibercaja "llevamos trabajando en esta exposición más de diez meses", casi un año "desde que empezamos a idearla y los últimos siete meses han sido frenéticos", ha comentado.
La entidad propone "un acercamiento a la figura de este creador excepcional", un recorrido por sus distintas facetas, con obras inéditas y 200 piezas que explican su vida y su obra. La planta calle del Patio de la Infanta alberga las piezas cedidas por el Museo Diocesano de Barcelona, mientras que en la planta sótano se encuentran obras de la Cátedra Gaudí divididas en cinco ámbitos.
Para la responsable del programa de Educación y Cultura de Ibercaja, Gaudí fue "un arquitecto genial, instintivo, buscador de la belleza" y comparable al genio Leonardo Da Vinci, que creaba sus piezas con una mirada "global", pero atendiendo a los detalles.
La exposición "pretende ser didáctica", ha dicho Lasala, al apreciar que "es una oportunidad única" para conocer al creador, al científico, al filósofo, a la persona "espiritual y amante de la naturaleza", ya que se ha diseñado "exclusivamente para Zaragoza y para este entorno".

Poco reconocido
Uno de los comisarios de la muestra, Pere Jordi Figuerola, en representación del Museo Diocesano de Barcelona, ha comentado que tan sólo "hace 30 años tirábamos las cosas de Gaudí a la basura de casas que se vaciaban" porque esas piezas "no se apreciaban" y, así, "durante muchos años sólo le hicieron caso sus discípulos y algún loco visionario como el fundador de la Cátedra Gaudí".
"Tuvieron que pasar muchos años y por el reconocimiento exterior", que sí consiguió el artista, para que se comenzara a reconocer su obra, ha referido, al subrayar que es único porque ocho de sus obras (Parque Güell, Palacio Güell, Casa Milá, Casa Vicens, la fachada de la Natividad y la cripta de la Sagrada Familia, Casa Batlló y la Cripta de la Colonia Güell) han sido declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.
La exposición que acoge el Patio de la Infanta en la capital aragonesa logra, en su opinión, presentar a Gaudí "desde el punto de vista artístico, científico y humano", cuando otras muestras sólo contemplan el aspecto artístico, pero ésta "lo tiene todo" y, en este punto, Figuerola ha agradecido a Ibercaja "su brillante idea" de unir todas sus facetas para entender al genio.
Figuerola ha detallado que en la primera parte de la muestra, situada en la planta calle, se encuentra una reconstrucción de la maqueta funicular de la iglesia de la Colonia Güell, cuyo original se realizó en 1900-1902, su "primera maqueta" y en la que se observa de qué modo calculaba las cargas y los arcos.
Antoni Gaudí, ha continuado, "se adelantó diez años al modernismo oficial, al cubismo, al uso de planchas de metal o a la escultura abstracta de Gargallo", aspectos que aún deben estudiarse, y en su faceta humana tiene una obra "desconocida" pero en la que se implicó mucho con los obreros de la cooperativa de Mataró.
La Colonia Güell "sintetiza las tres partes", al Gaudí científico, humano y artista, ya que aplicó "los nuevos avances sociales de la época a las obras" ayudando a los obreros que, a su vez, escondieron y conservaron las obras del creador en los periodos de guerra.

Desde su juventud
Charo Sanjuán ha presentado la sala diseñada con la colaboración de la Cátedra Gaudí, en la que "hemos querido afrontar al personaje desde el punto de vista documental" porque es un artista "que todo el mundo conoce", pero quizás por ello mismo "más desconocido". En este apartado hay 42 fotografías "el 99 por ciento de ellas imágenes de la época" y que son "pequeñas joyas".
El recorrido en la sala comienza con una introducción biográfica de Gaudí, sus años de juventud cuando era un joven "apuesto y elegante, a quien le importaban las relaciones sociales porque le permitían conocer a gente para hacer sus proyectos".
A continuación, el visitante observará cuatro apartados temáticos que se inician con una introducción a la figura del arquitecto, con dibujos, esculturas y fotografías sobre su vida familiar y profesional.
La siguiente sección está dedicada a Gaudí y Eusebi Güell, industrial catalán que se convirtió en su principal cliente y mecenas; otro apartado se centra en la construcción de la Sagrada Familia, y su evolución desde el proyecto original hasta que lo asumió el arquitecto de Reus, y la exposición se cierra con el espacio dedicado a las residencias urbanas: las casas Calvet, Batlló y Milá, que reúne dibujos originales, maquetas, imágenes, muebles, puertas y piezas de cerámica vidriada.
La comisaria Charo Sanjuán ha estimado que ésta es una muestra "para ver detenidamente, con tranquilidad", y en este recorrido se ayuda al visitante con textos introductorios sobre cada época y obra, así como se ha editado un "cuidado catálogo". La exposición, ha concluido, consigue ofrecer una visión "alejada del Gaudí turístico y de postal".

Actividades complementarias
En torno a 'Gaudí único', la Obra Social de Ibercaja ha organizado una serie de actividades complementarias que tienen por objeto acercar al artista y el modernismo al público desde diferentes disciplinas.
De esta forma, se celebrará un 'Ciclo de música española en torno al modernismo'; conferencias en el ciclo 'Gaudí, arquitecto de un sueño' y 'Zaragoza 1900-2012. De la arquitectura modernista a la ciudad del futuro'.
Para el público más joven se han preparado dos programas didácticas: 'Gaudí el artista de la naturaleza' y 'Los secretos de Gaudí', que incluyen una visita guiada a la exposición. También se desarrollarán visitas guiadas para familias los sábados, domingos y festivos, a las 12.00 horas, bajo el título 'El mundo de Gaudí' y las reservas pueden realizarse en el teléfono 976 971 926 o en el correo electrónico 'patiodelainfanta@ibercaja.es'.
En noviembre comenzará un curso sobre 'Modernismo en la arquitectura y las artes'; así como se ha organizado un ciclo de arquitectura y cine con el título 'Ciudades imaginadas'.
Por último, otras dos exposiciones completan la programación de actividades. Del 4 de octubre al 13 de enero de 2013, la sala Propuesta Arte Joven, en Patio de la Infanta, albergará la muestra 'La clave de sol', de María Belacortu y Gabriel Bueno Lorenz, inspirada en Gaudí; mientras que del 7 de noviembre al 28 de diciembre Ibercaja Zentrum ofrecerá las fotografías de 'Formas modernistas en Zaragoza'.